Aventuras de inversión en mercados emergentes

Viva Reforma en México

Este artículo también está disponible en: Inglés, Alemán

Las elecciones van y vienen, pero la verdadera prueba de un candidato sería si las promesas realizadas durante la campaña se ponen efectivamente en práctica. Enrique Peña Nieto y su Partido Revolucionario Institucional (PRI) salieron victoriosos en la elección presidencial de México, celebrada el 1° de julio, con la promesa de la reforma y el fin de las antiguas prácticas “antidemocráticas”. El mercado de valores de México reaccionó de forma positiva a los resultados iniciales de las elecciones; el IPC (Índice de Precios y Cotizaciones) de México se elevó a un nuevo máximo histórico en junio y extendió esas ganancias en julio.1 Si bien los resultados finales todavía están en disputa, me siento alentado por el progreso económico en México, y optimista sobre su potencial, suponiendo que México no retroceda hacia políticas contraproducentes.

El tiempo dirá si el “nuevo” PRI realmente ha cambiado sus métodos, pero la elección (y las consecuencias posteriores) ha demostrado que los mexicanos parecen ansiosos por un cambio. Asumiendo que Nieto mantenga sus promesas en medio de los desafíos posteriores a las elecciones, cuando asuma el poder en Diciembre necesitará el respaldo de sus aliados en ambas cámaras del Congreso para llevar a cabo su ambiciosa agenda. Nieto se comprometió a impulsar una cantidad de reformas laborales, tributarias, comerciales y de seguridad social destinadas a impulsar la economía de México.

En mi opinión, las reformas clave que México requiere para mejorar su competitividad a nivel mundial y fortalecer su economía son las reformas tributarias, laborales y energéticas propuestas. Las reformas fiscales pretenden aumentar los ingresos del gobierno para mejorar la infraestructura de México, facilitar la inversión, ofrecer servicios de calidad y fomentar el crecimiento económico. El plan para lograr este objetivo es bajar los impuestos y ampliar la base de contribuyentes. México tiene un gran sector informal (una parte sin control general o con apoyo de la economía) y a menudo, no paga impuestos. Los objetivos de la reforma laboral incluyen el aumento de la productividad mediante la mejora de las condiciones de los trabajadores, la promoción de la meritocracia dentro de las empresas y de la igualdad entre los empleados, y la imposición de limitaciones a las huelgas.

La abundancia de petróleo es uno de los activos más fuertes de México, pero la industria podría beneficiarse con mejoras en la eficiencia de producción mejorada y nuevos esfuerzos de exploración para ayudar a frenar una caída en la producción. El objetivo de la política característica de Nieto es abrir el sector petrolero y petroquímico estatal a la inversión privada. Creo que un plan para permitir que las empresas privadas posean participaciones en yacimientos petrolíferos a través de empresas conjuntas podría surgir como un compromiso hacia planes de privatización más ambiciosos, y allanar el camino para que Nieto se enfrente a los monopolios y duopolios en otras industrias mexicanas.

Los lazos con EE.UU., un arma de doble filo

Los estrechos vínculos de México con su vecino del Norte pueden ser un arma de doble filo. México exporta alrededor del 80% de todos sus productos a los EE.UU. y es su mayor proveedor de petróleo, por lo que la economía mexicana se beneficia con la creciente demanda estadounidense. Por otro lado, sin embargo, cuando la economía de los EE.UU. experimenta altibajos en su economía, México tiende a sufrir a la par. La crisis del mercado financiero en los EE.UU. en los años 2008 y 2009 tuvo un efecto dominó en la economía de México, lo que provocó que su PIB se redujera en más de un 6% en 2009 y dio lugar a la peor contracción de las últimas décadas.2

Sin embargo, México fue capaz de revertir rápidamente esta situación al tomar medidas fiscales que incluyeron recortes en el gasto público. Según el FMI, el crecimiento del PIB de México fue de 5,6% en 2010 y de 3,9% en 2011. Este año, muchos países están luchando por mantener el impulso económico, pero en su informe de mitad de año, el FMI aumentó el pronóstico de crecimiento del PIB de México para el año 2012 a 3,9%.3 La tasa de crecimiento de México posiblemente superará a los EE.UU. este año y, además, cuenta con una menor tasa de desempleo. Las reservas internacionales de México alcanzaron un récord de más de 150.000 millones de dólares estadounidenses este año,4 y su razón PIB/deuda se situó en 37,5 % en el año 2011, por debajo de algunos de sus contrapartes de América Latina (incluido Brasil).5 En mi opinión, la economía de México parece estar en muy buenas condiciones que pueden ayudar a superar los retos globales actuales.

Riesgos y potencial

Algunos consideran a México un país desfavorecido en América Latina. Existen muchos factores condicionales, pero creo que podría ser posible que México algún día supere a Brasil como la mayor economía de América Latina. Las mejoras en seguridad, la implementación exitosa de las reformas antes mencionadas y, por supuesto, el desempeño de la economía de EE.UU. juegan un papel importante. Ahora mismo se podría decir que México está en mejores condiciones que Brasil por algunas razones; México está menos endeudado, el gobierno desempeña un menor papel en la economía (en términos de porcentaje del PIB), y la inflación parece estar más controlada, aunque siempre es algo que hay que vigilar.

En junio, la tasa de inflación de México alcanzó un máximo en 18 meses de 4,3 % (según las mediciones del índice de precios al consumidor)6. Esto es un poco preocupante y creo que, en parte, es la razón por la cual el Banco de México dejó su tasa de interés de un día para otro sin cambios en 4,5 % en julio. En la reunión, el banco central informó que, si bien el riesgo de inflación a corto plazo se había acelerado, la inflación subyacente anual se mantiene estable conforme a sus expectativas. México importa aproximadamente del 20% al 30% de su consumo de maíz, por lo que este año el verano cálido y seco en los EE.UU., que acabó con la cosecha de maíz allá, genera un riesgo potencial. La confianza del consumidor es muy sensible a los aumentos en el precio de las tortillas, que son un alimento básico nacional. No me sorprendería si el gobierno interviene, y también creo que es posible que podamos ver una ligera revisión al alza en las estimaciones de la inflación. En este momento, el maíz no es el único factor que aumenta el riesgo. Los precios de los huevos y el pollo han aumentado de manera significativa debido a un virus que ha afectado a algunas granjas en México. Este virus no afecta a los seres humanos.

Manufactura y comercio

México está experimentando cambios interesantes. He comprobado en forma directa cómo México está evolucionando de una economía “maquila”, produciendo artículos de menor valor agregado, a un fabricante tecnológicamente muy avanzado. Los grandes fabricantes en busca de bajos costos y mano de obra altamente calificada están estableciendo sus operaciones en México, incluidas áreas que tal vez no se imagina, tales como la aviación y los automóviles. Hace poco visité un parque industrial en Querétaro, que albergaba a proveedores y esfuerzos de Investigación y Desarrollo, y hay otros centros similares en el norte de México.

La proximidad geográfica de México a los EE.UU. permite a muchas empresas estadounidenses fabricar bienes a menor costo allí que en China, beneficiándose de la eficiencia logística. A pesar de que los fabricantes estadounidenses han subcontratado la producción a México por algún tiempo, el aumento de los salarios en China podría ser una razón más para convertir a México en una alternativa para la mano de obra de bajo costo.

Aunque el grueso de las exportaciones mexicanas va a parar a los EE. UU., más del 90 % del comercio de México se rige mediante acuerdos de libre comercio que abarcan más de 50 países, entre ellos Canadá, Guatemala, Honduras, El Salvador, la zona euro y Japón. México también ha sido invitado a unirse al “Acuerdo de Asociación Transpacífica” (TransPacific Trade Partnership), una nueva y ambiciosa asociación comercial de la Cuenca del Pacífico que podría ayudar a diversificar su base exportadora.

En los últimos años, la muy publicitada violencia ha tenido un impacto negativo en la imagen de México, y su crecimiento económico parecía mediocre en comparación con otros países latinoamericanos. Solo resta ver cómo Nieto y el PRI manejarán un legado de corrupción y delincuencia, inculcan confianza en su gente y revierten la imagen de México ante los ojos del mundo. Sin embargo, con la ayuda de una agresiva campaña de relaciones públicas7, el turismo ha resistido adecuadamente a pesar de la mala prensa. El Concejo de Promoción Turística de México estima que, este año, el número de visitantes internacionales podría batir el récord del año pasado de 22,67 millones. Aunque la mayoría de los visitantes de México son de los EE.UU., el creciente número de turistas procedentes de mercados emergentes están reconociendo la belleza de las playas mexicanas y sus riquezas culturales.

Invertir en México

Los inversionistas están reconociendo ahora, además, el atractivo de México como destino de inversión. Desde el punto de vista de la inversión, a mi equipo le gusta el sector energético, ya que podría beneficiarse de los esfuerzos de reforma. Además, si bien el petróleo está sujeto a las fluctuaciones de precios a corto plazo, se espera que el consumo mundial crezca en el largo plazo, ya que se espera que las ventas de vehículos en las naciones emergentes, tales como India y China, se mantengan en una trayectoria ascendente y, por supuesto, por su uso generalizado en la industria. También nos agrada el área de los consumidores. Los productos básicos de consumo, la banca y las telecomunicaciones son áreas de interés, y creemos que una mayor privatización e inversión extranjera aumentarían su atractivo. La crisis de la zona euro les ha dado a muchas compañías de mercados emergentes la oportunidad de adquirir marcas europeas a precios atractivos, y las empresas mexicanas están entre ellas.

Sin una mayoría de su partido en el Congreso, a Nieto le podría costar un poco cumplir con sus promesas de campaña, pero soy optimista ya que, aunque el progreso que se logre sea aún más limitado, el futuro augura un gran potencial para México.

 


1. El rendimiento pasado no garantiza resultados futuros. Un índice no es administrado y no se puede invertir directamente en un índice.

2. Fuente: Libro de datos mundiales de la CIA, julio de 2012.

3. Fuente: FMI, “World Economic Outlook Update” (Panorama Económico Mundial), julio de 2012.

4. Fuente: Banco de México, junio de 2012.

5. Fuente: Libro de datos mundiales de la CIA, julio de 2012.

6. Fuente: Banco de México, julio de 2012.

7. Fuente: Ministerio de Turismo de México, PRNewswire, febrero de 2012.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *