Aventuras de inversión en mercados emergentes

Pistas para el Año Nuevo

Este artículo también está disponible en: Inglés, Alemán

El “año del dragón” del 2012 sin dudas no decepcionó, mientras los mercados globales lucharon contra un dragón financiero tras otro. Desde la crisis de deuda soberana de la Eurozona hasta un desempleo persistentemente alto en EE.UU. y una llamada de auxilio de quienes que temían que la tasa de crecimiento China se dirigía hacia un “aterrizaje forzoso”, hicieron de 2012 un año realmente interesante. Al ingresar en el 2013, la zona euro parece estar en condiciones menos desfavorables y el crecimiento económico de China aparentemente todavía sigue alto, pero al escribir estas líneas, los problemas de deuda de Estados Unidos aún no han sido resueltos. Desde mi punto de vista, la incertidumbre en torno a la economía de EE.UU. podría ser solo la punta del iceberg que amenaza la economía global en el próximo año. Sin embargo, a pesar de cada nueva advertencia extrema de desastre económico los mercados globales de renta variable, en general, siguieron su rumbo en 2012.

El efecto dominó

En este mundo interconectado, lo que suceda este año en las economías clave de EE.UU., la Eurozona y Japón, casi seguramente afectará a la economía mundial en general, pero el vaivén de acción y reacción está cambiando. Por ejemplo, los mercados emergentes están disminuyendo su dependencia comercial de EE.UU. y Europa, y hay otros países que pueden impulsar el crecimiento global; algunos de las cuales incluso podrían sorprendernos en 2013. Además, una probable continuación de políticas monetarias laxas en los mercados desarrollados este año podría resultar en más dólares de inversión en los mercados globales de acciones, incluyendo los mercados emergentes y fronterizos.

Los mercados emergentes, en general, han tenido tres características a su favor: tasas generalmente elevadas de crecimiento económico, grandes cantidades de reservas internacionales y una deuda externa baja. Muchas economías emergentes parecen estar en la cúspide de los auges de consumo, así como en avances en su productividad, lo que podría ser un buen augurio para el potencial de crecimiento futuro.

Como inversionista en acciones a largo plazo, soy optimista sobre las perspectivas globales, a pesar de los problemas de deuda que atormentan a EE.UU. y la zona euro. La clase media está creciendo en muchos mercados emergentes y, con ella, la posibilidad de alimentar un auge del gasto de los consumidores; las cifras en países en desarrollo y en el sudeste asiático nos parecen particularmente convincentes. Las estimaciones más recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectan que las economías desarrolladas en su conjunto han logrado un PIB de tan sólo 1,3% en 2012, con un crecimiento esperado de 1,5% en 2013. Por el contrario, se espera que los países emergentes de Asia registren un crecimiento estimado del PIB de 6,1% en 2012 y un 6,8% en 2013.1

Mercados fronterizos

Soy particularmente optimista sobre las posibilidades de inversión en los mercados fronterizos, los países menos desarrollados entre los mercados emergentes. Aunque podría ser muy emocionante, hay que ser selectivo y muy paciente al momento de invertir en estos mercados. En Templeton miramos mucho más allá de uno o dos años, y por lo general tenemos una visión de cinco años. Las tasas de crecimiento en muchos mercados fronterizos superaron las de los mercados desarrollados en 2012, y es probable que esa tendencia continúe. El FMI prevé que durante los próximos cinco años, 10 de las 20 economías de mayor crecimiento se ubicarán en el África subsahariana, y dos en África del Norte. Ninguna está en el hemisferio occidental.2

Yo también anticipo un crecimiento en los mercados de capitales de muchos países fronterizos. Algunos de estos mercados se están moviendo de pequeños e ilíquidos a grandes y líquidos.

En general, en la medida que los países de mercados fronterizos se expanden, ha continuado el aumento de inversiones en infraestructura, que ofrecen oportunidades de inversión en las industrias de la construcción, el transporte, la banca y las finanzas y las telecomunicaciones. Muchos países fronterizos son productores líderes de importantes productos básicos, tales como petróleo, gas y metales preciosos, por lo que están bien posicionados para beneficiarse potencialmente de la esperada creciente demanda global por estos recursos. El aumento del consumo puede proporcionarle a estas economías un alto poder adquisitivo y la habilidad de crecer gracias al gasto de consumo.

Muchos países de mercados fronterizos siguen teniendo impactos positivos debido a las importantes inversiones realizadas por los grandes países de mercados emergentes como China, India, Rusia y Brasil. Los motores económicos de los mercados fronterizos son diversos. Por ejemplo, Botswana, uno de los exportadores más grandes del mundo de diamantes, está introduciendo centros de llamadas y de procesamiento de datos. Kazajstán, un país rico en petróleo y otros recursos naturales, está invirtiendo en el desarrollo de su infraestructura.

Bajas tasas de interés… e inflación

Dado el estado frágil de muchos de los mercados desarrollados en este momento, parece probable que los bancos centrales sigan inyectando dinero en el sistema. Desde el punto de vista de la inversión, también es posible que los inversionistas que buscan rendimientos en un ambiente prolongado de tasas bajas podrían responder canalizando más dinero en acciones. Creo que la “flexibilización cuantitativa” podría ser especialmente buena para los mercados emergentes, por lo menos en el corto plazo, porque significa que hay mucho dinero en el sistema. Esta tendencia se hizo evidente en 2012, ya que los flujos de inversión en acciones de mercados emergentes totalizaron aproximadamente $ 35 mil millones de dólares estadounidenses en los primeros 11 meses de 2012.3 Creo que esta tendencia podría continuar en 2013. Con tasas de interés en niveles muy bajos, las acciones pueden parecer más atractivas para muchos inversionistas.

La otra cara de la moneda del exceso de efectivo es, por supuesto, la posibilidad de la inflación. En las economías emergentes, un mayor porcentaje de la población se encuentra en los niveles de ingresos más bajos, por lo que el aumento de precios en productos básicos como alimentos y combustible puede ser más difícil de absorber. Un aumento en la productividad puede ayudar a disminuir el impacto de la inflación. Para lograr esto, creo que las economías con fuertes políticas gubernamentales deben reducir el papel del gobierno. Nuestro trabajo como inversionistas es buscar en estos países empresas individuales que muestren potencial de poder sobrevivir, e incluso prosperar, frente a estos desafíos.

Riesgos, y catalizadores para el cambio

Uno de los mayores riesgos que veo para el año que comienza es la capacidad de los políticos en los mercados desarrollados de tomar medidas oportunas y significativas para hacer frente a la política fiscal. Si los políticos no pueden trabajar juntos y retrasan cualquier acción real, existe el riesgo de que EE.UU. y Europa entren en recesión, borrando gran parte de las ganancias que vimos en general en los mercados globales de renta variable en 2012. Mientras tanto, creo que equilibrar el crecimiento, la inflación y la competitividad mundial estará en la agenda de muchos países emergentes en los próximos años.

Como hemos visto en los acontecimientos del año pasado, siempre habrá factores imprevistos y circunstancias que podrían convertirse en catalizadores de mayores cambios en el panorama global. Nosotros no podemos predecir exactamente cuándo nos golpeará la siguiente corrección del mercado ni sabemos cuán grande o pequeña será, pero sí creemos que la volatilidad del mercado ha llegado para quedarse. Sin embargo, con cada crisis, cambio político o agitación, también vienen oportunidades potenciales. Por lo tanto, seguimos invirtiendo con un horizonte de largo plazo en empresas que creemos que están subvaloradas, que son fundamentalmente fuertes y están creciendo, y en aquellas que en nuestra opinión pueden capear tiempos difíciles y cambiantes.

¡Feliz Año nuevo a todos!



1. Derechos de autor © pertenecientes al Fondo Monetario Internacional. Todos los derechos reservados. “Regional Economic Outlook Update, Asia and Pacific Department,” octubre de 2012. El FMI define a Asia Emergente como: Asia del Este, India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

2. Fuente: Derechos de autor © pertenecientes al Fondo Monetario Internacional. “World Economic Outlook” octubre de 2012.

3. Fuente: EPFR Global.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *