Aventuras de inversión en mercados emergentes

India: Una tierra de paradojas

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán, Italiano

Asistentes a la conferencia de mercados emergentes en Goa, durante una cena cuyo tema era la tradición india
Asistentes a la conferencia de mercados emergentes en Goa, durante una cena cuyo tema era la tradición india

La tecnología ha facilitado que nuestro equipo de mercados emergentes esté en contacto desde prácticamente todos los rincones del planeta, pero las comunicaciones electrónicas no pueden sustituir a la interacción humana en el intercambio de ideas cara a cara. Dos veces al año, nuestros más de 50 analistas se reúnen en un mismo lugar para compartir opiniones acerca de las empresas, discutir eventos mundiales y realizar una revisión y evaluación entre pares. India fue el lugar elegido para el encuentro semestral del Grupo de Mercados Emergentes de Templeton que tuvo lugar en marzo. Invité a mi colega, Chetan Sehgal, a que escribiese sus ideas sobre India y el motivo por el que la escogimos como la ubicación para nuestra reunión más reciente.

Chetan Sehgal, vicepresidente ejecutivo, Director ejecutivo en India y Director jefe de inversiones

Chetan Sehgal
Chetan Sehgal

El Grupo de Mercados Emergentes de Templeton ha celebrado sus conferencias sobre mercados emergentes en distintos lugares. Sin embargo, cabe destacar que India fue de alguna forma el último bastión, ya que hasta la última reunión no había realizado ninguno de estos eventos. Pensamos que era el momento adecuado para celebrarlo en este país, ya que India está realizando numerosas y valientes iniciativas para continuar incrementando su potencial en un momento en el que el entorno macroeconómico global resulta muy desafiante. No hay nada que sustituya a las impresiones que genera la visita a un país para entender lo que está pasando allí, y pensamos que nuestros analistas comprenderían mejor los desafíos y las oportunidades a los que se enfrenta India a través de la mirada de sus propios habitantes y contemplando el país en grupo.

Cuando me uní a Templeton en 1995, el mercado indio era muy distinto al de hoy en día. Por aquel entonces, era el tiempo de los certificados de acciones físicas e informes anuales de los resultados contables. Aún se utilizaba el fax para realizar pedidos y las empresas invertían poco tiempo en intentar atraer a inversionistas. El gobierno corporativo aún estaba en pañales.

Desde entonces, el gobierno corporativo ha recorrido un largo trayecto. La gran mayoría del sector financiero ha reconocido a India como un modelo de buen gobierno corporativo en el contexto de los mercados emergentes, y se ha dado un aumento destacado en la trasparencia por parte de muchas compañías que cotizan en bolsa. Actualmente, existe una tendencia a darles más voz a los accionistas minoritarios, y con ese fin, se ha lanzado un sistema de votación electrónico. No obstante, consideramos que aún hay mucho por hacer en términos de protección de accionistas minoritarios, particularmente en el ámbito de las transacciones entre partes vinculadas.

India cuenta con un mercado bursátil vibrante con un ingente número de empresas que cotizan en bolsa, además de una cultura empresarial y de inversión. En Templeton, nos vemos como participantes por derecho propio en el crecimiento y éxito de India, mientras buscamos oportunidades en muchas empresas y sectores del país.

Desafíos y oportunidades

India se ha enfrentado ciertamente a desafíos económicos recientes, afectados por la desagradable combinación de crecimiento lento y aumento de la inflación en 2012 que, de hecho, ató las manos del banco central. Además, en los últimos meses el mercado bursátil se ha vuelto volátil. Es urgente la necesidad de aumentar la transparencia en aspectos relativos a los derechos de titularidad y el sistema tributario indio. Surgen demasiados pleitos, lo que ha socavado la confianza de los inversionistas.

En un mundo realmente globalizado, no es posible disociarse de los eventos globales. Creemos que la clave para desbloquear el potencial de prosperidad de India reside en aumentar el empleo, la productividad y la innovación. La tarea es enorme; sin embargo, existen motivos para ser optimistas. El gobierno ha comenzado a tomar medidas para revivir el crecimiento mediante una acción política más efectiva. Recientemente, P Chidambaram, el ministro de finanzas indio, prometió controlar el déficit de cuenta corriente del país, mientras aumenta simultáneamente el gasto en programas de bienestar social. Otra prioridad declarada es la de generar un clima más apto para los inversionistas extranjeros.

Claramente, India se enfrenta a un esfuerzo arduo, dado que el precio de la energía se encuentra en niveles históricamente elevados y la economía global no acompaña demasiado. Parece que el país deberá encontrar la solución en su interior. No obstante, hemos observado a muchos empresarios indios alcanzar el éxito frente a todo pronóstico, que si se multiplica, este espíritu es el que podría impulsar los negocios en India.

India sigue siendo un país de paradojas y un lugar de oportunidades. Desde nuestro punto de vista, el debate y la discusión saludables que están teniendo lugar en este joven y democrático país deberían dar lugar en última instancia a un mayor potencial de crecimiento.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *