Aventuras de inversión en mercados emergentes

Estado de los mercados emergentes en el primer semestre

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Hasta ahora, el crecimiento de la economía global no ha sido muy inspirador durante la primera mitad del año. Sin embargo, muchos inversionistas se han sentido alentados para colocar más activos en los mercados de acciones, algunos de los cuales han aumentado vertiginosamente hasta alcanzar cifras récord. Mientras nos acercamos a la mitad del año, parece ser que este es un buen momento para verificar el estado de los mercados emergentes y evaluar nuestro pronóstico.

Muchos mercados emergentes y fronterizos, incluidos Filipinas, Indonesia, Tailandia y Vietnam en el sudeste asiático, han experimentado fuertes retornos en los últimos meses. Además, hay muchos otros mercados emergentes de notable rendimiento, donde los acontecimientos macroeconómicos locales positivos han atraído fuertes flujos de inversiones. Debido a que los rendimientos de algunos activos que se consideran “seguros” están cerca de una baja histórica, ha seguido creciendo la atracción hacia rendimientos potencialmente más altos, pero activos con más riesgo, como las acciones de los mercados emergentes.

Por supuesto, también hemos observado algunas decepciones. Algunos mercados emergentes más grandes como Sudáfrica, Corea del Sur, Rusia, China y Brasil han perdido terreno en lo que va de año hasta abril. Los pronósticos del crecimiento reducido del PIB ciertamente no contribuyeron y los mercados con muchos productos básicos recibieron un doble impacto ya que los pronósticos del crecimiento reducido hicieron caer los precios de los productos básicos, al mismo tiempo que los indicios del aumento en los costos de producción presionaron a las empresas individuales mineras y energéticas. Además, la confianza en Corea del Sur se vio afectada en medio de las amenazas de Corea del Norte y de los temores relacionados con el hecho de que las medidas de Japón para deprimir el valor del yen pudieran perjudicar a los exportadores surcoreanos. En China, las autoridades respondieron al aumento de los precios de las propiedades con medidas para ajustar la política monetaria y restringir las compras de propiedades. Además, algunos acontecimientos  políticos y de los mercados en Brasil, India y Rusia sugirieron que las políticas estaban moviéndose en una dirección menos favorable para los accionistas.  Por ejemplo, en Brasil el gobierno ha iniciado importantes reclamaciones tributarias contra grandes empresas.

Según mi equipo, es posible que muchos de estos problemas que retrasaron el rendimiento de los mercados emergentes más grandes en los últimos meses tengan poco impacto a largo plazo. Las tensiones en la península de Corea tienden a fluctuar con el tiempo y creemos que una escalada de la situación actual a un conflicto real es poco probable. También creemos que es poco probable que la debilidad del yen sea un obstáculo para el desempeño de la exportación en Corea del Sur. Y las medidas de China para enfriar los mercados de propiedades deben considerarse dentro del contexto del sólido crecimiento constante y de las medidas para reajustar la economía hacia modelos de crecimiento más sustentable. Algunas medidas políticas que generaron costos a corto plazo podrían, en última instancia, traer beneficios a largo plazo, como las medidas anticorrupción que llevaron a reducir la demanda de artículos de lujo durante el Año Nuevo chino. En Rusia, los problemas de los derechos de los accionistas están contrarrestados con lo que consideramos valoraciones bursátiles excepcionalmente baratas. Mientras tanto, la dirección general de la política tanto en India como en Brasil continúa orientada hacia el mercado. Más importante aún, creemos que la reciente debilidad de los productos básicos no representa una tendencia a largo plazo.

El crecimiento de los mercados emergentes

A pesar de una reciente moderación en los pronósticos mundiales a corto plazo del crecimiento del PIB, aún anticipamos una posible reaceleración del crecimiento en 2013 y en los años subsiguientes; se espera que el 2012 marque un punto bajo. Además, en 2013 esperamos crecimiento, en general, en los mercados emergentes y, más a largo plazo, esperamos que sea más sólido que en los mercados desarrollados. Creemos que ese crecimiento sólido podría no solo impulsar un aumento de la demanda de productos básicos, sino que también se haría sentir en la rentabilidad y en las valoraciones corporativas. Es probable que la industrialización y la urbanización en los mercados emergentes aumenten aún más la demanda de productos básicos, lo que podría incrementar los precios a más largo plazo.

En muchas economías emergentes, los productos básicos, las exportaciones y el desarrollo de la infraestructura podrían continuar siendo los motores de crecimiento líderes, pero creemos que, en el futuro, es probable que el crecimiento general surja cada vez más de fuentes nacionales. El creciente poder adquisitivo está creando un grupo diferencial y cada vez más grande de consumidores de clase media a lo largo y ancho de los mercados emergentes, y, a la vez, su demanda está creando una actividad económica nacional cada vez más importante. Además, los mercados emergentes cuentan con unos niveles de endeudamiento de los consumidores muchísimo más bajos que los niveles normales en los mercados desarrollados, lo que les otorga a sus consumidores una capacidad proporcionalmente mayor para intensificar la demanda. Asimismo, los factores demográficos son más favorables en varios de los mercados emergentes que en muchos de los mercados desarrollados. Con una proporción relativamente alta de la población de los mercados emergentes trasladándose a la fuerza laboral y una proporción relativamente baja de dependientes, la dinámica demográfica está actuando para reforzar la demanda del consumidor. Incluso en mercados como el de China, donde no es tan claro que la dinámica demográfica sea favorable, las ganancias de productividad debido al cambio de la agricultura por las industrias de manufactura y de servicios han influenciado positivamente en el crecimiento y la demanda nacional. 

Mercados de frontera: los mercados emergentes del futuro

Los llamados “mercados emergentes del futuro” han gozado de un crecimiento sólido gracias a los efectos de nivel muy bajo, a los abundantes recursos naturales y humanos, a la disponibilidad de los beneficios fáciles debido a las reformas del mercado y a las inyecciones de tecnología en las economías de salarios relativamente bajos. Comparados con mercados emergentes más maduros, los mercados de frontera se investigan relativamente poco y creemos que esta falta de familiaridad podría llevar a una subvaluación y a anomalías en los precios que podríamos tratar de explotar mediante nuestras amplias fuentes de investigación. Estamos encontrando muchas oportunidades en los mercados de frontera a nivel global, pero creemos que en África hay un paquete repleto de oportunidades, representando un destino de inversiones por sí mismo y uno que observamos con particular interés.

Nos mantenemos atentos a los riesgos de todos los mercados, incluidos los mercados emergentes, que surgen de la fragilidad del crecimiento global, del endeudamiento y de un número de riesgos geopolíticos, especialmente en Corea, en el Mar de China Meridional y en Oriente Medio. Sin embargo, si bien tomamos en cuenta consideraciones macroeconómicas como parte de nuestro proceso de inversión, nuestro principal objetivo es construir carteras con aquellas acciones que nuestra investigación nos conduce a pensar que son las que están más subvaluadas en relación con su potencial a largo plazo.

Mi pronóstico: algunos mercados sí aparentan atravesar una situación delicada en este momento, pero cualquier número de catalizadores podría actuar como un disparador.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *