Aventuras de inversión en mercados emergentes

Notas desde la frontera nigeriana

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Muchos mercados fronterizos continúan siendo especialmente atractivos para nosotros en este momento, dado que una serie de mercados desarrollados e incluso algunos mercados emergentes consolidados han estado experimentando algunas tendencias de poco crecimiento del PIB este año. Los mercados fronterizos se consideran una subcategoría de los mercados emergentes, a menudo más pequeños y menos desarrollados. Mis viajes recientes me llevaron a uno de los mercados fronterizos más grandes, Nigeria, donde mi equipo y yo pudimos ver los cambios que se llevan a cabo en el país y hablar con los propietarios y gerentes de varias empresas acerca de los desafíos de hacer negocios allí. Mientras explorábamos las posibles oportunidades de inversión, encontramos también algunas sorpresas.

Nigeria ostenta una de las economías de más rápido crecimiento del mundo, con tasas de crecimiento del PIB superiores al 6% anual desde 2003.[1] Con una población de más de 170 millones de personas, es el país más poblado de África y el séptimo más poblado del mundo. Las Naciones Unidas prevén que su población podría aumentar y colocarlo entre los tres primeros antes de 2050, y posiblemente superar a los Estados Unidos.[2]

Lamentablemente, Nigeria también tiene una historia trágica de conflictos y luchas de poder, y es un país conformado por más de 500 grupos étnicos diferentes. Desde que se independizó en 1960, Nigeria ha tenido ocho gobiernos militares, numerosos gobiernos liderados por civiles y una guerra civil que duró 30 meses. En abril de 2011, Goodluck Ebele Jonathan ganó las elecciones presidenciales del país. Los desafíos que tienen Jonathan y su partido en la actualidad son muchos e incluyen reformas muy necesarias, en especial en los sectores del petróleo y la energía. Los problemas económicos han aumentado las divisiones étnicas y religiosas en el país, ya que los ingresos per cápita son bajos y aún existen grandes disparidades en los niveles de ingresos.

La importancia del petróleo y la seguridad

Mark Mobius en Lagos, Nigeria

Las exportaciones de petróleo, de gran importancia para la economía, han sido perturbadas en ocasiones por conflictos en el Delta del Níger, donde los suministros de petróleo han sido objeto de robos. Un programa de amnistía ha derivado en cierta reducción de los incidentes, pero continúan los peligros de inestabilidad.

La seguridad sigue siendo un problema importante para los negocios en Nigeria, aunque no significa necesariamente que el peligro aceche en todas partes del país. La primera amenaza a la seguridad es regional, en particular en áreas del norte y del Delta del Níger, y principalmente proveniente de militantes islamistas como Boko Haram, que apuntan a las fuerzas de seguridad, sitios religiosos, activos de telecomunicaciones e infraestructura estatal. Con una red de clientelismo, la corrupción también es un problema serio. La buena noticia es que los líderes de Nigeria son conscientes de la necesidad de mantener un equilibrio de poder entre las distintas regiones y están trabajando para mejorar la situación de la mejor manera posible.

Parte del problema proviene de los subsidios del gobierno a productos refinados del petróleo, que han llevado a un amplio negocio de contrabando del combustible subsidiado que se vende fuera del país a precios de mercado más altos. A principios de 2012, el gobierno redujo a la mitad este subsidio y ha declarado su intención de eliminarlo en su totalidad en un futuro cercano. En nuestra opinión, esto debería ayudar a reducir los problemas de contrabando. En general, el robo de petróleo es un gran problema en Nigeria, y se estima que alrededor del 10% de la producción total de petróleo es robado. La producción ahora está en alrededor de 2 millones de barriles por día (o unos 700 millones al año)[3], lo que significa que se roban alrededor de 70 millones de barriles todos los años.

La inflación ha sido otro problema para las empresas y los consumidores de Nigeria, aunque viene descendiendo desde la década pasada. Este año, la inflación, según la mide el índice de precios al consumidor, podría terminar en niveles de un solo dígito si se acerca al ritmo actual[4]. Es una mejora significativa desde la década del 90, cuando las tasas de inflación superaban el 50%. Con la caída de la inflación, pensamos que el banco central de Nigeria podría tener mayor flexibilidad para disminuir su tasa de interés de referencia, ya que ha sido bastante alta (12%) desde fines de 2011.

El panorama de inversión

Nigeria posee muchos recursos naturales, pero actualmente se ve perjudicada por una falta crítica de infraestructura. La mayoría de los hoteles y empresas requieren sus propios generadores de energía eléctrica a gasolina o diésel debido a la inestabilidad del sistema energético del gobierno. Esta situación habla de la demanda en general de más recursos de energía en mercados emergentes, particularmente en los fronterizos. Una empresa de Corea del Sur recientemente se comprometió a invertir US$30 mil millones en el sector de energía de Nigeria durante los próximos diez años. En mayo, el Banco Mundial y la CFI también anunciaron planes para invertir alrededor de US$1 mil millones en el sector de energía del país. Las inversiones extranjeras como estas en el sector energético de Nigeria podrían respaldar aún más su crecimiento económico.

Los planes recientes del gobierno para privatizar la industria de la energía han abierto las puertas a la posibilidad de grandes aumentos en las inversiones extranjeras futuras. Esto podría reducir la carga de subsidios sobre el presupuesto del gobierno y generar empresas rentables que puedan pagar impuestos. El plan multimillonario incluye la venta de cuatro plantas termales, dos plantas de energía hidráulica y 11 empresas de distribución eléctrica. Si es exitoso, la escasez de energía eléctrica y el alto costo del suministro de electricidad alternativa, que han dificultado la actividad económica, deberían aliviarse y podrían derivar en un crecimiento acelerado durante el largo plazo.

Si bien la mayoría de los inversionistas son profundamente conscientes de las riquezas en petróleo de Nigeria, es importante destacar que el país actualmente exporta 117 productos básicos diferentes a 103 países alrededor del mundo. Si bien el petróleo sigue siendo la exportación dominante, existen varias empresas en Nigeria no relacionadas con el sector del petróleo donde vemos posibles oportunidades. Recientemente, visitamos algunas de ellas, comenzando con una gran empresa de cemento.

Los ejecutivos de la empresa de cemento nos dijeron que planean aumentar la capacidad de producción local en unos 9 millones de toneladas por año antes de 2016. Para promover la producción local, el gobierno ofrece un programa de reducción fiscal de tres a cinco años a las plantas nuevas. Nigeria tiene mucha caliza de gran calidad, la materia prima principal del cemento, además de gas relativamente económico para poner en funcionamiento las plantas. La demanda nacional de cemento crece alrededor del 10% anual, y la mayor parte se destina al sector privado y relativamente poca cantidad al sector público, lo que vemos como indicador de que Nigeria requiere gastos de infraestructura. Sin embargo, esta tendencia parece destinada a cambiar.

Visita a una empresa de cemento en Nigeria

Un ejecutivo de la empresa nos dijo que Nigeria muchas veces es subestimada. ¿El mayor desafío desde su perspectiva? Una falta de voluntad política efectiva y, en particular, poca voluntad de promover el sector agrícola nacional, ya que Nigeria importa alrededor de US$1,2 mil millones de productos alimenticios todos los años. Sin embargo, también cree que el gobierno es constructivo y que tiene un buen equipo de asesores económicos.

También visitamos una empresa productora de cerveza. Los ejecutivos de la empresa afirmaron que el entorno operativo ha sido afectado por los aumentos del precio del combustible y de la energía. Además, en ocasiones la distribución es un problema dados los desafíos de seguridad. Sin embargo, el desempleo alto y una población joven y de rápido crecimiento que quiere puestos de trabajo es visto como el problema real que contribuye a la inestabilidad. Si bien es posible que la definición de “clase media” no se asemeje tanto a la de los países altamente desarrollados, existe una clase en expansión de consumidores que tienen cantidades crecientes de ingresos con mayor excedente que gastar, de manera que las empresas de comidas y bebidas esperan beneficiarse con esto.

El sistema bancario reformado de Nigeria les ha suministrado a muchos extranjeros medios atractivos de invertir en la economía nacional de rápido crecimiento. La industria bancaria es importante, no solamente debido al aumento de las microfinanzas, sino debido al movimiento de los bancos hacia la banca de consumo. Hasta hace poco, los bancos financiaban principalmente a las grandes empresas o al gobierno a través de compras de bonos. Luego de una crisis bancaria en 2008, el Banco Central de Nigeria (CBN) llevó a cabo una auditoría del sector bancario comercial. Todos los bancos que no aprobaron la auditoría cambiaron a sus directores ejecutivos principales. La Empresa de Administración de Activos (AMCON) de propiedad estatal fue creada para adquirir préstamos no rentables y recapitalizar a los bancos de bajo rendimiento. Una revisión realizada recientemente de los bancos del país por el FMI presentó un aumento dramático en las ganancias de la industria en 2012, mientras que la proporción de adecuación del capital estaba por sobre el requisito mínimo del 10% y los préstamos no rentables estaban por debajo del umbral acordado del 5%. [5]

Los ejecutivos de un banco de Nigeria que visitamos fueron muy honestos acerca de los desafíos que enfrentan. Sienten que el mercado es riesgoso por naturaleza en medio de la incertidumbre política, una moneda potencialmente volátil e interferencias y corrupción estatales. La buena noticia es que la limpieza de AMCON del sector bancario ahora estaba completa y que las gerencias de los bancos ahora estaban trabajando para cumplir con sus objetivos de crecimiento y de mayor rentabilidad. Anticiparon que el crecimiento provendría de préstamos para proyectos de infraestructura, energía y agricultura. Además, el mercado de la banca de consumo se ha expandido rápidamente. Como varios bancos nigerianos, este banco es multinacional, con operaciones fuera del país.

Otra empresa que visitamos fue un conglomerado líder centrado en los alimentos, con una gama de restaurantes de comida rápida y productos alimenticios de marca que satisfacen a un amplio sector de la población. Los ejecutivos hicieron eco de los problemas de seguridad que escuchamos en otras partes, en particular en el norte del país, que afectan su distribución y fabricación. Quizás incluso más importante desde su perspectiva son los impuestos aduaneros en aumento e impuestos sobre el trigo, lo que impactó en los costos de inversión en fabricación de alimentos y restaurantes.

En el sector del petróleo, visitamos una empresa que ha cambiado su estrategia y ha pasado de ser solo una inquietud básica de comercialización de productos derivados del petróleo local a convertirse en un “grupo de energía” integrado con líneas comerciales que abarcan no solamente la comercialización del petróleo sino también la exploración y producción de petróleo crudo, comercio internacional de petróleo, soluciones de gas y energía y soporte de servicios de petróleo.

Como todos nuestros viajes, estas visitas a empresas nigerianas fueron importantes para que nosotros veamos qué problemas enfrentan los propietarios de las empresas y cómo los están enfrentando. Creemos que la economía nigeriana y el cuerpo político deberían fortalecerse a medida que el país progresa con iniciativas de reforma, y creemos que nuestras oportunidades de inversión allí se expandirán. Nigeria representa un destino de inversión fascinante para nosotros, y no solamente debido a sus riquezas de petróleo. Los esfuerzos del gobierno en las áreas de privatización e inversión en industrias como la minería, agricultura, finanzas y producción para diversificar su dependencia del sector petrolero podrían ayudar a la economía en el largo plazo.


[1] Fuente: El Banco Mundial, crecimiento del PIB (% anual), indicadores de desarrollo mundial.

[2] Fuente: Comunicado de prensa de las Naciones Unidas, 30 de junio de 2013. “Las poblaciones mundiales podrían alcanzar los 9,6 mil millones antes de 2050, y el mayor crecimiento se verá en las regiones en desarrollo, en particular en África”.

[3] Fuente: U.S. Energy Information Administration, agosto de 2013.

[4] Fuente: National Bureau of Statistics,Nigeria, “Statistical News” (Nro. 520, junio de 2013)

[5] Fuente: IMF Country Report Nro. 13/140, “Nigeria: Evaluación de estabilidad del sector financiero”, mayo de 2013. Copyright (c) 2013. Pertenecientes al Fondo Monetario Internacional. Todos los derechos reservados.


 

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *