Aventuras de inversión en mercados emergentes

Los dividendos importan

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Italiano, Polaco

Muchas personas ven las acciones de los mercados emergentes como puros factores de crecimiento y quizás no se dan cuenta de que existe un beneficio potencial independiente —los dividendos— que también puede estar disponible para los inversionistas en dichos mercados. Un período prolongado de políticas monetarias laxas en muchas naciones desarrolladas (especialmente en Estados Unidos) ha provocado que los inversionistas interesados en obtener ingresos busquen alternativas a la renta fija tradicional, incluidas las acciones que pagan dividendos. Puede que muchos inversionistas no se den cuenta de que los dividendos no son simplemente un fenómeno de los mercados desarrollados. De hecho, a la hora de seleccionar acciones para nuestras carteras de mercados emergentes, la capacidad histórica de una empresa para distribuir dividendos a los accionistas es un criterio importante para nosotros.

Ha habido mucha especulación acerca de la finalización del prolongado programa de flexibilización cuantitativa de la Reserva Federal y sobre el momento en que podrían aumentar los rendimientos de los títulos del Tesoro y otras inversiones de renta fija. En caso de que vayan a subir los rendimientos, usted se preguntará: “¿realmente importan los dividendos?”. Nosotros creemos que son importantes por una serie de razones.

Si bien no sabemos cuándo acabará realmente el programa de flexibilización cuantitativa de la Reserva Federal, eso no significa necesariamente (ni siquiera cuando acabe) que la Reserva Federal comience a ajustar las tasas. Los responsables de las políticas de la Reserva Federal han manifestado que se han centrado en el empleo, por lo que si el empleo no mejora, no es probable que la flexibilización llegue a detenerse abruptamente. También cabe considerar dónde está ahora todo el dinero que la Reserva Federal ha inyectado en el sistema. Según nuestro punto de vista, los bancos han estado fortaleciendo sus balances y manteniendo letras del Tesoro, y ahora parecen más dispuestos a hacer préstamos. Ese dinero debería llegar finalmente a las acciones; creemos que, en parte, esto ha llevado al mercado estadounidense a generar nuevos rendimientos este año. La política monetaria tarda un tiempo en funcionar, por lo que aunque la Reserva Federal no inyecte más dinero nuevo, todavía hay mucho por ahí.

Además, Japón ha lanzado este año su propio programa de flexibilización de US$2 billones y se prevén otros US$2,7 billones para el próximo año. En Europa también están centrados en estimular sus economías. La tasa de interés principal a corto plazo del Banco Central Europeo ahora se encuentra por debajo del 1,0%. Así pues, considerando que actualmente los bonos gubernamentales tienen un rendimiento prácticamente inexistente en muchos países, creo que las acciones que pagan dividendos podrían seguir siendo atractivas.

Historial de distribución de dividendos

Los dividendos son muy importantes, y no solo porque a los inversionistas les gusta recibir los posibles ingresos que podrían ofrecer. Consideramos que los dividendos pueden ser un indicador de buena gobernanza corporativa. En el pasado, muchas compañías de mercados emergentes preferían destinar los beneficios a los negocios en lugar de distribuirlos a sus accionistas. Sin embargo, hoy en día hay más empresas que optan por distribuir dividendos, lo que, en nuestra opinión, es una buena decisión. Creemos que es muy positivo que una compañía pague dividendos a sus accionistas y aún le sobre suficiente efectivo para expandirse y realizar las inversiones de capital necesarias. Para nosotros, las empresas que suelen distribuir dividendos son especialmente atractivas. Creemos que si el equipo de administración de una empresa se centra en el mejor interés de los accionistas, la empresa puede tener más éxito.

En algunos casos, la tendencia a distribuir dividendos en los mercados emergentes está impulsada por las políticas y la política. En Brasil, las compañías están obligadas por ley a distribuir al menos el 25% de sus beneficios netos en forma de dividendos. Hay algunas que, de hecho, distribuyen una cantidad mayor. Y en otros casos, los gobiernos que se desprenden de empresas controladas por el Estado (p. ej., privatizándolas) continúan siendo accionistas importantes y se benefician directamente de la distribución de dividendos. Normalmente, los dividendos mandan un mensaje positivo para los accionistas que atrae a los inversionistas extranjeros. Sin embargo, cabe destacar que una compañía con una gobernanza corporativa escasa en otras áreas o un modelo empresarial débil no se transformará solo con aplicar una política de dividendos que mejore su imagen. También debe tener unas buenas perspectivas y obtener resultados. Dedicamos mucho tiempo a investigar a fondo cada empresa en la que invertimos, y esta es un área en la que estimamos que adoptar un enfoque de gestión activa respecto a la inversión tiene el potencial de añadir valor.

En la primera mitad de 2013, las empresas de mercados emergentes pagaron un porcentaje estimado del 30%  al 35% de las ganancias acumuladas en forma de dividendos.[1] Por supuesto, en algunos países la proporción de distribución es más elevada, mientras que en otros es inferior.

El rendimiento medio de dividendos[2], que representa la proporción de dividendos en relación con el precio de las acciones, se encuentra actualmente en torno al 2,8% para las acciones de mercados emergentes.[3]

Oportunidades en Asia

Los mercados emergentes en Asia representan un universo de empresas especialmente bueno con cierta trayectoria en el pago de dividendos. Según nuestra investigación, hay más de 18.000 empresas registradas en bolsa de manera activa en Asia (excepto Japón, Nueva Zelanda y Australia), 9.000 de las cuales, aproximadamente, pagaron dividendos en los 12 últimos meses. Además, muchas de ellas tienen un rendimiento del 3% o superior. Los sectores de los videojuegos, las telecomunicaciones, el bancario y el inmobiliario son de especial interés para nosotros en esta región. Sin embargo, eso no significa que vayamos a invertir en todos ellos. Preferimos un historial de distribución de dividendos estable y constante en vez de las fuertes fluctuaciones. Además, somos selectivos a la hora de seleccionar acciones. Asimismo, a la hora de realizar nuestras proyecciones a largo plazo, debemos analizar muchos otros factores relacionados con el estado financiero de una empresa.

En los últimos meses, parecía que los inversionistas habían tomado precauciones en los mercados asiáticos, pero creemos que aún mantienen su potencial. Incluso admitiendo cierto grado de incertidumbre sobre las tasas de crecimiento asiático, varios analistas prevén que el PIB de Asia crezca a un ritmo más rápido que el de mercados desarrollados. Además, en algunos países asiáticos, los gobiernos han implementado reformas en el mercado. China es el caso más destacable, con movimientos hacia la liberalización parcial de la banca y los mercados energéticos, influidos por las iniciativas de reforma de la política de registro civil municipal “hukou” que se ha visto como una barrera para la urbanización y el desarrollo de una economía de consumo sólida.

Si bien la devaluación de la divisa en una serie de países asiáticos es síntoma de la preocupación de los inversionistas, también tiene el efecto de aumentar la competencia de las empresas de exportación en la región. A pesar de los desarrollos positivos y de lo que consideramos como un potencial de crecimiento sólido de la rentabilidad corporativa a largo plazo, las valoraciones actuales de las acciones en Asia están a la zaga de sus homólogas mundiales en muchos casos. Nuestras métricas de investigación fundamental acción por acción siguen sugiriendo la presencia de oportunidades de inversión potencialmente atractivas en la región.

Un lugar para los dividendos

Sabemos que muchos inversionistas buscan que los ingresos de sus inversiones alcancen un objetivo específico o financien sus necesidades posteriores a la jubilación. Es aquí donde intervienen los dividendos. Resulta interesante que la 2013 Franklin Templeton Global Investor Sentiment Survey  (GISS) revelara que más de la mitad de las personas encuestadas consideraban, en general, que podrían alcanzar sus objetivos a largo plazo sin invertir en acciones.[4] Dados los bajos rendimientos actuales de muchas inversiones de renta fija tradicionales, yo no estoy tan seguro. Consideramos que el historial de distribución de dividendos se mantiene atractivo.


[1] Fuente: FactSet. © 2013 FactSet Research Systems Inc. Todos los derechos reservados. La información incluida en el presente: (1) es propiedad de FactSet Research Systems Inc. y/o sus proveedores de contenido; (2) no se puede copiar ni distribuir; y (3) no se garantiza que sea exacta, completa u oportuna. Ni FactSet Research Systems Inc. ni sus proveedores de contenido son responsables de los posibles daños o pérdidas derivados del uso de esta información. Fuente: Servicios de datos del S&P Index. Derechos de autor © 2013, S&P Dow Jones Indices LLC. Todos los derechos reservados. La reproducción de los servicios de datos del S&P Index en cualquier forma está prohibida excepto con la autorización previa por escrito de S&P. S&P no garantiza la exactitud, adecuación, integridad o disponibilidad de la información y no se responsabiliza por posibles errores u omisiones, independientemente de la causa, ni de los resultados obtenidos en el uso de dicha información. S&P NIEGA CUALQUIER TIPO DE GARANTÍA EXPRESA O IMPLÍCITA, INCLUIDA, ENTRE OTRAS, CUALQUIER GARANTÍA DE COMERCIABILIDAD O IDONEIDAD PARA UN FIN O USO PARTICULAR. S&P no se responsabilizará en ningún caso por los daños directos, indirectos, especiales o consecuentes, costos, gastos, honorarios legales o pérdidas (incluyendo la pérdida de ingresos o la pérdida de beneficios y los costos de oportunidad) en relación con el uso de los servicios de datos del S&P Index por parte de un suscriptor u otro. Fuente: © Morgan Stanley Capital Index (MSCI). MSCI no realiza garantías o representaciones expresas o implícitas y no será responsable de ninguna forma en relación a cualquier información de MSCI incluida en el presente documento. Los datos de MSCI no pueden ser redistribuidos ni usados como base para otros índices o cualquier valor o producto financiero. Este informe no ha sido aprobado, revisado o producido por MSCI. Los índices no se administran y uno no puede invertir directamente en un índice. El rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros.

[2] La cifra de rendimiento indicada se ofrece a modo ilustrativo y no se debe utilizar como un indicador de los ingresos que se recibirán por inversiones. El rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros.

[3] A julio de 2013. Fuente: © 2013 FactSet Research Systems Inc. Todos los derechos reservados. La información incluida en el presente: (1) es propiedad de FactSet Research Systems Inc. y/o sus proveedores de contenido; (2) no se puede copiar ni distribuir; y (3) no se garantiza que sea exacta, completa u oportuna. Ni FactSet Research Systems Inc. ni sus proveedores de contenido son responsables de los posibles daños o pérdidas derivados del uso de esta información. El rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros. Fuente: © Morgan Stanley Capital Index (MSCI). MSCI no realiza garantías o representaciones expresas o implícitas y no será responsable de ninguna forma en relación a cualquier información de MSCI incluida en el presente documento. Los datos de MSCI no pueden ser redistribuidos ni usados como base para otros índices o cualquier valor o producto financiero. Este informe no ha sido aprobado, revisado o producido por MSCI. Los índices no se administran y uno no puede invertir directamente en un índice. El rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros.

[4] Fuente: 2013 Franklin Templeton Global Investor Sentiment Survey: realizada en colaboración con ORC International. Incluye 501 respuestas en línea de participantes mayores de 25 años en Estados Unidos del 14 al 25 de enero de 2013.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *