Aventuras de inversión en mercados emergentes

Lo pequeño puede ser de gran interés

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Hay un dicho popular en Estados Unidos que dice: “las cosas buenas vienen en envases pequeños”, y que generalmente se usa para hablar de regalos de joyería. Mi equipo y yo creemos que este dicho también se puede aplicar al mundo de la inversión, ya que a menudo encontramos empresas que son pequeñas en tamaño, pero que pueden tener un gran potencial a largo plazo.

Los índices de los países con mercados emergentes en general son dominados por un grupo reducido de grandes empresas, normalmente del sector energético, bancario, de las telecomunicaciones, de la industria pesada y la minería.  Los factores macroeconómicos globales o políticos a menudo influyen en dichos negocios más que sus economías locales.  Nuestro equipo no basa sus decisiones en índices de referencia, en cambio aplicamos un enfoque ascendente para invertir.  Y es así como a menudo encontramos oportunidades atractivas en empresas individuales pequeñas y medianas, que se tienden a encontrar en sectores más emprendedores, como el consumo discrecional y la industria ligera. Muchas de estas empresas están más orientadas al mercado interno que sus contrapartes de mayor tamaño, y por esa razón se pueden alinear mejor con los factores que impulsan el crecimiento económico en los países o mercados individuales en los que operan.

Influencia de la clase media

Normalmente, dichas empresas también se centran más en el consumidor que sus pares de mayor tamaño, exponiéndose a lo que vemos como un motor potencial clave para la rentabilidad de las empresas en los mercados emergentes: el cambio de enfoque en curso en varios mercados emergentes, que se alejan del crecimiento orientado a la exportación e inversión y adoptan un crecimiento basado en aumentar la demanda del consumidor. La clase media está creciendo en todo el mundo y está impactando drásticamente en el comportamiento del consumidor en los mercados emergentes. Con más dinero para gastar, mucha gente en los mercados emergentes clama por bienes de consumo, que abarcan desde cerveza hasta ropa, pasando por teléfonos celulares. Además, a medida que la gente sube de estatus, generalmente tiene más potencial para influir en las políticas y leyes, para mejor.

La definición de “clase media” puede diferir de país a país, y según si el país es un mercado emergente o desarrollado. En el caso de África en particular, el Banco Africano del Desarrollo define “clase media” principalmente en términos de ingresos superiores en comparación con el promedio; ese promedio es, por supuesto, más bajo en África que en los países desarrollados. El banco calcula que más del 34% de la población africana (casi 350 millones de personas) se ajusta a la descripción de clase media de 2011, un aumento en relación con el 27% del año 2000.[1] Está claro que la cultura del consumo está creciendo allí, junto con ingresos excedentes, algo que yo he presenciado de primera mano.

Ocupar un nicho

Muchas empresas más pequeñas a menudo también se encuentran en una etapa inicial de su ciclo de vida, y por ello pueden ofrecer el potencial para experimentar un crecimiento más rápido que el mercado de acciones en general.  Por ejemplo, hemos identificado varias empresas relativamente pequeñas en mercados como Corea del Sur y Hong Kong que han llegado a dominar diversos nichos del sector del consumo local a través de fuertes sistemas de producción, mercadeo y administración, pero que se mantienen pequeñas en un contexto global. Gracias a que estos negocios utilizan habilidades perfeccionadas en su mercado local para expandirse a mercados emergentes vecinos, han experimentado un crecimiento acelerado.

La exploración del segmento de las empresas pequeñas es una parte importante de nuestro esfuerzo general de investigación, ya que algunas acciones de baja capitalización tienen la posibilidad de crecer hasta convertirse en gigantes del mañana. Algunos negocios que se identificaron por primera vez durante nuestra investigación de pequeñas empresas, por ejemplo empresas de productos básicos de consumo y farmacéuticas, se han transformado en empresas de gran capitalización. Además, los datos que se descubrieron con la investigación sobre pequeñas empresas pueden ayudar de forma significativa a que entendamos las condiciones subyacentes en las economías de los mercados emergentes.

Creemos que los aspectos potencialmente negativos de la inversión en empresas pequeñas se pueden manejar.  Esto incluye un esfuerzo de investigación más costoso, déficits de información, mayor volatilidad (en particular a corto plazo) y liquidez limitada. La inversión a veces requiere paciencia, pero creemos que nuestro enfoque a largo plazo nos ayuda a manejar estos factores de riesgo.

Además, la cantidad y variedad de oportunidades permite la diversificación[2]; nuestro equipo de investigación (a septiembre de 2013) ha identificado aproximadamente 21.500 empresas dentro de nuestro universo de empresas pequeñas en mercados emergentes. Vemos el déficit de información más como una posible ventaja que como un problema.  Cuando el conocimiento escasea y es de difícil acceso, pueden surgir anomalías de valoración, y creemos que nuestra metodología de investigación nos coloca en una buena situación para descubrir tales oportunidades. Creemos que la fuerte presencia local de nuestro equipo de mercados emergentes también es un gran valor, con miembros ubicados actualmente en 18 ciudades en Asia, América Central y del Sur, Europa, Medio Oriente y África.

Teniendo en cuenta estos factores, creemos que los inversionistas que se concentran solo en los elementos más grandes del mercado pueden perder oportunidades en algunas de las áreas más dinámicas de las economías de los mercados emergentes.  En nuestra opinión, una investigación detallada y enfocada en las acciones para identificar los motores de la rentabilidad y el rendimiento de una empresa es un proceso de inversión crucial en este entorno. Así, creemos que las empresas pequeñas representan una clara oportunidad de inversión, en especial para los inversionistas a largo plazo que buscan capitalizar el crecimiento dinámico en muchos mercados emergentes.


[1] Fuente: Banco Africano de Desarrollo, “The Middle of the Pyramid, Dynamics of the Middle Class in Africa”, abril de 2011.

[2] La diversificación no garantiza beneficios ni ofrece protección contra las pérdidas.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *