Aventuras de inversión en mercados emergentes

Conozcan a mi equipo: Allan Lam

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Polaco

Cuando nuestra área abarca cientos de países en casi todos los continentes y zonas horarias, la importancia del trabajo en equipo no puede subestimarse.  Soy extremadamente afortunado de tener el apoyo de un estupendo equipo de actualmente más de 90 profesionales en el Grupo de Mercados Emergentes de Templeton, incluidos 52 analistas y administradores de cartera, que abarcan 18 mercados y hablan 17 idiomas.  ¡No podría hacer lo que hago sin ellos!

Allan Lam fue uno de los pioneros originales del Grupo de Mercados Emergentes de Templeton, quien me acompañó en 1987 como mi primer analista cuando solo teníamos un puñado de mercados emergentes en los que invertir. Se encuentra radicadoSe enS en Hong Kong y en la actualidad coadministra varias de nuestras carteras de mercados emergentes; dentro de sus responsabilidades de investigación se encuentran los sectores inmobiliario y de petróleo y gas. Pensé que deberían conocer a este miembro clave de mi equipo, así que lean mi breve entrevista a Allan.

Allan Lam
Allan Lam

Allan Lam
Vicepresidente ejecutivo senior
Director ejecutivo senior
Director de Estrategia de Mercados Emergentes Globales
Grupo de Mercados Emergentes de Templeton

Mark Mobius: Usted se graduó de la Universidad Rutgers de Nueva Jersey. ¿Qué lo llevó allí y qué experiencias trajo al volver a Asia?

Allan Lam: Haber nacido y crecido en Hong Kong me dio la ventaja de crecer en un lugar donde “el este se encuentra con el oeste”. Hong Kong es uno de los lugares con los mercados comerciales y financieros más dinámicos en la actualidad y un importante centro manufacturero y puerto de contenedores, pero comenzó como una isla poco poblada con unos pocos pueblos pesqueros. Al culminar mi educación secundaria, quería adquirir mayor exposición internacional. Fui admitido en la Universidad Rutgers de Nueva Jersey (originalmente Queen’s College fundada en 1766), una de las universidades más antiguas y prestigiosas de los Estados Unidos, en especial en contabilidad y administración de negocios. Durante los años que pasé en Rutgers aprendí una importante lección que aún resuena en mí:  trabajo arduo + dedicación + consistencia = éxito. En aquel entonces yo tenía varios trabajos a medio tiempo y pasantías, y era el presidente de la Asociación de Estudiantes Chinos, al mismo tiempo que cursaba 24 créditos en cada semestre. Aun así pude graduarme con honores y magna cum laude. Creo que si uno dedica tiempo y esfuerzo, verá los resultados. Quería llevar mi experiencia al exterior, y en especial mi nueva ética de trabajo, de regreso a Hong Kong y aplicarlas en Hong Kong, una puerta mundial hacia China.

Mark Mobius: ¡Bien hecho! Su formación académica es en contabilidad y también en ciencias informáticas. ¿En qué lo beneficia esta experiencia o cómo se aplica en su rol actual de gestor de inversiones?

Allan Lam: La contabilidad y las ciencias informáticas son partes integrales de la inversión y son una base sólida para mi carrera de gestión de inversiones. La paciencia, el conocimiento de los estándares e indicadores de contabilidad y las detalladas notas al pie son muy importantes. Los analistas que estén dispuestos a realizar análisis detallados y en profundidad obtendrán una mejor visión de una compañía y el sector subyacente. Los avances en la tecnología de la información y la difusión de información importante nos ayudan a tomar decisiones de inversión e implementarlas de modo más eficiente. Cuando pusimos en marcha nuestro equipo de Mercados Emergentes de Templeton desde cero, desarrollé nuestro primer programa de base de datos en dBase II, que cambió de una suerte de hoja de cálculo a una genuina base de datos relacional. Esto permitía hacer un seguimiento eficiente de las transacciones de las carteras y calculaba los costos promedio ponderados para cada tenencia de las carteras, así como también el valor liquidativo. Con los años creo que hemos formado un excelente equipo de tecnología de la información que ha expandido nuestros programas personalizados para respaldar nuestros procesos de investigación y gestión de fondos. Esos grandes pasos superaron lo que imaginábamos cuando comenzamos.

Allan Lam, frente a la Casa Rosada en Argentina
Allan Lam, frente a la Casa Rosada en Argentina

Mark Mobius: ¿Qué fue lo primero que le atrajo de la gestión de activos como profesión, y de los mercados emergentes en particular?

Allan Lam: La gestión de activos siempre me pareció algo apasionante y glamoroso. Disfruto de viajar mucho y nunca me ha decepcionado la carrera que elegí. Sin embargo, ¡el puesto demanda mucho trabajo! En las décadas de los ochenta y noventa recuerdo tomar un vuelo hacia América Latina con tres escalas y más de cuarenta horas de vuelo y tiempo en tránsito. Era exigente, además de los horarios inadecuados en aquellos días: recuerdo esperar en la sala de fax del hotel que me enviaran información de investigaciones o enviar órdenes de compra y venta a las 4 o 5 de la mañana para no perder ninguna sesión bursátil en otras zonas horarias. También se requiere valor, así como total compromiso y dedicación para pelear por los derechos de nuestros accionistas en caso de malas prácticas de gestión cuando sea necesario. Antes, las compañías de los mercados emergentes no siempre eran amigables con los gestores de activos extranjeros, en especial con las firmas de gestión de activos estadounidenses. Pasé por un caso extremo cuando visité una compañía de acero turca y fui forzado a abandonar las instalaciones a punta de pistola porque el sindicato de los trabajadores se oponía fuertemente a una mayor privatización y compras de sus acciones por parte de gestores de activos extranjeros.

Mark Mobius: Sí, lo recuerdo.  ¡Llegó a la planta antes que yo, entonces tuve la suerte de no pasar por esa situación! Claramente enfrentó muchos obstáculos en aquellos comienzos, pero ¿cuál es el mayor desafío que enfrenta el grupo en su perspectiva?

Allan Lam: Al principio, cuando el equipo era mucho más pequeño, podíamos tomar las decisiones con mayor rapidez. Ahora contamos con 52 analistas en 18 mercados emergentes distintos con diferentes trasfondos culturales y estamos cubriendo muchas más compañías y adquiriendo muchos conocimientos sobre las compañías, los sectores y los países. Contamos con mucha gente talentosa dentro del equipo, que aportan excelentes ideas de inversión, consiguen buenos resultados y ayudan a promover nuestra reputación mundial en conjunto. Sin embargo, también tenemos miembros más jóvenes y con menos experiencia que necesitan apoyo y orientación. Seguimos manteniendo el énfasis en desarrollar líderes sólidos para poder sacar lo mejor de los miembros del equipo de inversión en todo el mundo, siempre apuntando a lograr rendimientos sólidos a largo plazo.

Mark Mobius: En este momento, ¿qué es lo que más le entusiasma como inversionista en los mercados emergentes?

Allan Lam: Los mercados emergentes siguen siendo apasionantes y coloridos. Estas descripciones tienen, sin lugar a dudas, connotaciones positivas, pero me gustaría hacer eco de una frase de uno de los discursos del fallecido Sir John Templeton de 1994, que considero sigue siendo válida hoy: “Los próximos 50 años ofrecen gran esperanza y presagios gloriosos: quizá una nueva era dorada de oportunidades”.  La productividad a nivel mundial ha aumentado tan rápido que el promedio estándar de vida sigue mejorando en términos de tasas de alfabetismo, longevidad e ingresos disponibles en los hogares. En la actualidad vemos una clase media más grande que nunca, cuyos estándares de vida siguen mejorando dado que los ingresos disponibles y los ahorros han aumentado más que para solo cubrir las necesidades básicas. En muchos países, entre ellos los mercados emergentes, los vehículos de inversión minoristas ya están establecidos y son reconocidos, o están en proceso de serlo. Nosotros en Templeton, no solo invertimos en las compañías de mercados emergentes, sino que hablamos y trabajamos para cada vez más clientes provenientes de mercados emergentes.

En cuanto al desarrollo, me emociona ser parte de un equipo que desarrolla y lanza nuevos productos, y tengo la confianza de que podemos aplicar nuestro enfoque ascendente orientado al valor en la selección de acciones.

Mark Mobius: Sus responsabilidades de investigación incluyen a compañías en los sectores inmobiliario y de petróleo y gas. ¿Cómo hizo para desarrollar experiencia en estas áreas, y puede compartir alguna opinión en cuanto a la inversión en estos sectores en la actualidad?

Allan Lam: ¡He estado siguiendo estos sectores por casi treinta años! Para mí, por lo general no son tan difíciles de analizar. La cartera inmobiliaria o reservas de gas y petróleo de una compañía pueden brindar bases concretas para los ingresos, ganancias y flujos de efectivo que tengan mayor visibilidad que otros. El sector de petróleo y gas se ve afectado principalmente por la geopolítica. En un ciclo ascendente, muchos importadores se preocupan por la escasez, el aumento continuo de los precios e incluso por la seguridad nacional. En un ciclo descendente, los productores de costos altos comienzan a sufrir pérdidas y flujos de efectivo negativos que pueden contribuir a perfiles de alto riesgo y costos de préstamos. Sin embargo, los períodos débiles pueden eventualmente acelerar las fusiones y adquisiciones, algo que hemos observado en las últimas dos décadas.

Mientras tanto, los promotores de bienes inmuebles pueden enfrentar recesiones económicas así como también medidas de austeridad impuestas por el gobierno, lo que hace que el mercado de propiedades se sobrecaliente.  Por ejemplo, el mercado de propiedades en Corea del Sur y Tailandia se recuperó significativamente luego de que el gobierno surcoreano revirtiera sus medidas de austeridad y Tailandia encontrara estabilidad política.

Mark Mobius: Usted se unió al Grupo de Mercados Emergentes de Templeton en 1987. ¿Puede compartir alguna anécdota sobre aquellos comienzos trabajando conmigo?  ¿Cuáles fueron sus primeras impresiones y cómo fue su primer día de trabajo?

Allan Lam: Tengo el orgullo de ser su primer alumno y analista. Usted me pareció inteligente, trabajador ¡y decidido! Recuerdo encontrarme con usted un sábado por la mañana para la entrevista de trabajo y que me diera un test para calcular las ganancias totalmente diluidas por acción de una compañía que cotizaba en la bolsa de Hong Kong, que no era demasiado difícil para un especialista en contabilidad. Usted me llamó unas horas más tarde y me ofreció ser su primer analista. Fui a encontrarme con usted a la mañana siguiente y me mostró el folleto de nuestro primer fondo. Me preocupaba tener que encontrar inversionistas para suscribir al fondo para poder obtener el trabajo y me sentí aliviado cuando me dijo que el fondo estaba totalmente suscrito. Pasó un tiempo antes de que comenzara a trabajar en Templeton, que en retrospectiva parecía un paso acertado. El puesto exigía largas horas en la oficina y muchos viajes para conocer la gestión de compañías y visitar complejos de fábricas. Desde ese entonces nunca miré hacia atrás y comencé a disfrutar y desarrollar mi carrera en inversiones.

Mark Mobius: ¿Hay algo que todavía lo sorprenda de vez en cuando sobre su trabajo o los mercados?

Allan Lam: La vida está llena de sorpresas y ser un gestor de carteras no es la excepción. Seis meses después de incorporarme a Templeton vi el derrumbe del mercado de acciones global y sentí por primera vez el pánico extremo entre los inversionistas en octubre de 1987. Al principio había solo un puñado de mercados en los que podíamos invertir. Con los años pude observar la apertura de los mercados de acciones, la privatización de compañías estatales y el rápido crecimiento de aquellos mercados con participación en aumento de inversionistas extranjeros. Con nuestra probada metodología de inversión hemos tenido mucho éxito. Sin embargo, las inversiones en mercados emergentes son intrínsecamente volátiles y requieren mucha paciencia y disciplina. Hemos visto crisis en todo el mundo con el paso de los años, pero las crisis traen oportunidades; en este tipo de momentos es cuando más se necesitan nuestras habilidades analíticas  y el desarrollo de un enfoque paciente, y así pueden añadir valor para los inversionistas.

Mark Mobius: ¿Ha recibido algún tipo de consejo durante su trayectoria profesional que todavía tome en cuenta actualmente?

Allan Lam: El fallecido Sir John Templeton una vez dijo: “comprar cuando los demás se encuentran abatidos vendiendo y vender cuando los demás compran ávidamente requiere gran fortaleza… ofrece la mejor recompensa”.

Mark Mobius: Descubrimos en LinkedIn que le encantan los trofeos. Si esto es verdad y no simplemente una broma para sus amigos, si pudiera obtener un trofeo por algo en su vida hasta ahora o en el futuro ¿qué le gustaría que fuera?  ¿Cómo le gustaría que se viera y dónde lo exhibiría?

Allan Lam: Efectivamente, pero diría que mi esposa, Christina, a quien estimo profundamente, es más importante que cualquier trofeo. En la secundaria yo estaba en el equipo de nado y gané medallas en competencias de mi escuela e inter escolares. Jugué al ajedrez como pasatiempo y gané varios trofeos, también. A nivel laboral, he sido afortunado al recibir varios trofeos y premios en el curso de los años de distintas agencias y publicaciones de la industria. Todos estos trofeos del trabajo los exhibo con orgullo en un armario de trofeos en mi casa.

Mark Mobius: ¿Puede compartir algunos logros o intereses fuera del trabajo que haya disfrutado?

Allan Lam: A mi esposa y a mí nos gusta el golf, entonces jugamos regularmente en nuestro tiempo libre. Para obligarnos a jugar mejor tenemos planeado participar en un torneo en el futuro cercano.

Los comentarios, las opiniones y los análisis de Mark Mobius y Allan Lam constituyen opiniones personales, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento individual para inversión ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información que se brinda en el presente material se adapta hasta la fecha de su publicación y puede variar sin previo aviso, y no pretende ser un análisis completo de todo hecho material con relación a cualquier país, región de mercado o inversión.

 

Los datos provenientes de fuentes de terceras partes han sido utilizados para preparar este material y Franklin Templeton Investments (“FTI”) no ha verificado, validado o auditado dichos datos de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte con su propio asesor profesional para obtener más información sobre la disponibilidad de productos y servicios en la jurisdicción en la que se encuentra.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgo, incluso de pérdida del capital invertido. Los valores extranjeros implican riesgos especiales, entre ellos fluctuaciones de la moneda e incertidumbres económicas y políticas. La inversión en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos son una subcategoría, implican riesgos aún más elevados en relación a los mismos factores, además de aquellos asociados con estos mercados de menor tamaño, menor liquidez y falta de estabilidad en el marco legal, político, empresarial y social que sostengan los mercados de valores. Dado que estos marcos por lo general son menos avanzados en los mercados fronterizos, así como también existen diversos factores como el aumento del potencial de extrema volatilidad de los precios, la iliquidez, las barreas comerciales y los controles de intercambio, los riesgos asociados a los mercados emergentes se magnifican en los mercados fronterizos.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *