Aventuras de inversión en mercados emergentes

Viajes en China: De Nanning a Guiyang

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Mi equipo y yo nos embarcamos recientemente en un viaje turístico a distintas ciudades de China para examinar de primera mano la situación económica de la región y hablar con directivos de empresas acerca del clima empresarial. Aquí comparto el informe que elaboré sobre las ciudades de Nanning y Guiyang, al sudeste de China.

Nanning

Mi equipo y yo llegamos a Nanning en un tren de alta velocidad desde Shenzhen, haciendo varias paradas hasta llegar a su destino final. Estuvimos en Nanning en el día del año de mayor facturación por Internet: el “Singles Day 1111” (Día de los solteros 1111), nombrado así por ser el día 11 del mes 11 (11 de noviembre). El “Singles Day” es el equivalente al “Cyber Monday”(Ciber lunes) en Estados Unidos, fijado el día siguiente a la festividad de Acción de Gracias allí en noviembre. En ambas ocasiones, los comercios virtuales ofrecen fuertes descuentos y promociones para seducir a los compradores. Dado el tremendo tirón que han experimentado las ventas por Internet, suponía que los centros comerciales físicos ubicados en Nanning registrasen muy poca actividad, pero no fue así. Salí a comprar unos calzoncillos en un centro comercial ubicado cerca de mi hotel y tuve que esperar 20 minutos en una larga cola con otras personas, muchas de las cuales estaban realizando compras simultáneamente a través de su smartphone. En una de las mayores tiendas virtuales que existen en China, me enteré de que más del 60% de las ventas realizadas en el Singles Day en 2015 se atribuían a usuarios de teléfonos móviles. Entre tanto, ¡algunos de nuestros propios analistas estaban echando mano de sus smartphones y portátiles para conseguir también esos chollos!

Abandonamos el centro comercial a altas horas de la noche y vimos a una multitud apiñada en el exterior observando a grupos de bailarines que estaban publicitando una promoción inmobiliaria. Mientras bailaban unas chicas, vestidas con uniformes que llevaban el logotipo de la empresa, se iban repartiendo folletos a los espectadores. Eso nos pareció una señal del boom inmobiliario que acontece en la ciudad y de las pujantes iniciativas de ventas que estaban emprendiendo las compañías de promoción inmobiliaria.

Nanning, China

Nanning, ubicada en la provincia de Guangxi, es una ciudad formidable que alberga una población de 6,6 millones, aunque para muchos viajeros es un lugar de paso en el camino hacia la pintoresca Guilin. Los caracteres chinos de la palabra “Nanning” significan “la tranquilidad sureña”, y se ha conocido como la “ciudad verde” por la abundancia de plantas tropicales que contenía. Mi impresión fue que a día de hoy Nanning es más una jungla de hormigón que una selva verde. Aunque ya existen muchos rascacielos en Nanning, conté más de 20 edificios en obras que aparentaban tener una altura mínima de 30 plantas.

Nanning es también famosa por ser un lugar de paso en dirección a Vietnam. Existen planes para construir una vía ferroviaria de alta velocidad que se extienda hasta la frontera próxima con Vietnam para integrar mejor las ciudades del delta del río Pearl (Hong Kong, Shenzhen y otras ubicadas al sudeste de China) con los miembros de la Asociación de Países del Sudeste Asiático (ASEAN).

A la mañana siguiente de nuestra llegada, nos desplazamos en coche hasta una fábrica de lácteos emplazada en un polígono industrial, pasando por muchos rascacielos de oficinas y edificios residenciales a lo largo del camino. La actividad principal de la empresa es la venta de leche de búfalo y yogurt de distintos sabores, algunos de ellos exóticos para mí, como el yogurt de alubias rojas y frijoles negros. La leche de búfalo es mucho más sabrosa que la de vaca y, por tanto, se vende más cara. La empresa distribuye la leche a través de una amplia variedad de canales, vendiendo los productos no sólo desde sus propias tiendas, sino también por medio de supermercados, por Internet y mediante su propio equipo de repartidores en bicicleta que la distribuyen todos los días directamente a cientos de miles de hogares. Al igual que muchas otras empresas de China, esta entidad inició su actividad en una industria tradicional pero ha ido diversificándose para entrar en sectores no relacionados, como medios de difusión, Internet, turismo y servicios financieros.

Salimos de Nanning por la mañana para emprender un viaje de cinco horas en tren rumbo a Guiyang. Pasamos por fábricas que cultivan arroz, maíz y otros productos agrícolas pero no logramos ver a ningún agricultor. Me pregunto dónde estaban. ¿En la ciudad?

Guiyang

Al igual que otras ciudades prósperas de China, Guiyang está ubicada sobre un río, el río Nanming, que es un afluente del río Wu. Guiyang es el principal núcleo comercial de la provincia donde se ubican diversas empresas nacionales e internacionales con operaciones de venta minorista y mayorista. Las centrales hidroeléctricas que existen a lo largo del río abastecen nada menos que el 70% de la electricidad de la ciudad, además de las centrales térmicas que se abastecen de carbón extraído en la provincia.

En Guiyang, China
En Guiyang, China

Muchos rascacielos residenciales se han construido o se están construyendo en esta área montañosa, un hecho que entendí como la constatación del éxodo rural que está aconteciendo en toda China para poblar zonas urbanas. Como sucedió en Nanning, conté al menos 20 rascacielos de apartamentos con una altura de unas 30 plantas cada uno en construcción, y otros 20 que ya estaban terminados. A pesar del excelente estado en que se encuentran las carreteras de la zona, dudo que puedan resistir la afluencia del tráfico adicional que surgirá cuando se trasladen todos estos nuevos residentes. Todavía siguen en marcha las obras de infraestructura que incluyen multitud de túneles escavados en las laderas de montañas. Aunque la red de carreteras es extensa, creemos que todavía queda mucho trabajo por hacer en lo que concierne a infraestructuras y suministro de servicios (p.ej. electricidad) a todos los futuros residentes.

Nuestro equipo visitó una nueva promoción inmobiliaria emplazada en lo que aparentemente era una

Rascacielos de apartamentos en Guiyang, China
Rascacielos de apartamentos en Guiyang, China

ciudad completamente nueva en la región. Se trataba de un inmenso complejo integrado por 52 edificios, con una altura de 30 plantas y con 120 apartamentos cada uno. En la planta baja había jardines, fuentes y una piscina de estilo francés. Echamos un vistazo a los costes de las viviendas y a los beneficios que podría obtener la compañía. Los promotores nos contaron que su estrategia era subir los precios cuando se hubiera vendido el 60% del proyecto. Aunque hemos oído informes que aseguran que los precios los inmuebles están bajando en algunas ciudades más pequeñas (de segunda o tercera categoría) de China, no hallamos ningún indicio constatado de eso; las ventas todavía parecen ser generalmente sólidas en las zonas que visitamos. Nos dijeron que la mayoría de los compradores de esta zona no eran especuladores, sino que tenían pensado vivir en las promociones, y el 20% procedía de áreas rurales. Está prevista la puesta en marcha de dos líneas de ferrocarril ligero que conectarán los residentes con la promoción, una de ellas directamente desde el antiguo centro de la ciudad. Al igual que la compañía de lácteos que visitamos en Nanning, los promotores de viviendas se han diversificado para emprender otras actividades aparte de su negocio principal, desde servicios sanitarios hasta tecnología y fabricación de aceite para cocinar.

Nuestra expedición incluía una visita a la Antigua Ciudad de Qingyan, una famosa atracción cultural e histórica ubicada justo al sur de Guiyang donde disfrutamos de su vetusta arquitectura. Los orígenes de la ciudad, actualmente una atracción turística, se remontan a 1378 durante la Dinastía Ming, erigida como una base militar; eso explica que estuviera rodeada por una muralla. Emplazada en una zona rocosa, la mayoría de los edificios y muros que contiene la ciudad están hechos de piedra, y la calle principal estaba flanqueada por diversas tiendas y restaurantes que venden té, aperitivos locales y una amplia variedad de productos tradicionales. Entre los numerosos edificios hermosos que existen allí figuran varios templos y una iglesia y monasterio cristianos (los misioneros franceses introdujeron el catolicismo en el área en 1851). También visitamos la elegante morada de un erudito que superó el examen oficial durante la Dinastía Qing para convertirse en funcionario del Estado. Una de sus aficiones era recoger piedras atípicas de todos los lugares de China y exhibirlas en el patio.

Antigua Ciudad de Qingyan, China
Antigua Ciudad de Qingyan, China

De regreso al hotel, me sentí fascinado por un programa de televisión de interés social que hallé por casualidad en chino titulado “Waiting for Me”. Allí se mostraban personas que habían perdido a algún familiar o había sufrido otros tipos de desencuentros con determinadas personas, y esperaban poder volverse a reunir con ellas. Una chica joven invitada al programa contó que un día, mientras viajaba en tren, un chico se acercó a ella para ayudarla con su equipaje y se mostró muy amable. Su timidez la impidió preguntarle su nombre, solicitarle su número de teléfono o al menos agradecerle su ayuda, pero no dejaba de pensar en él. El programa de TV encontró a ese joven caballero, que afirmó que también pensaba en ella y que incluso conservaba el billete de tren en el que viajaron juntos. El público enloqueció cuando se reencontraron y expresaron su interés en iniciar una relación. Para mí, el programa refleja la humanidad universal y fundamental de los chinos, así como sus fuertes lazos familiares y personales. Con independencia de nuestras diferencias, algo que aprendí en mis viajes a China es que la gente de cualquier parte del mundo actúa básicamente igual en muchos aspectos, aparte de la importancia de comprender la cultura a la hora de hacer negocios en un país.

Una muestra de la cultura norteamericana en China?
Una muestra de la cultura norteamericana en China?

Salimos de Guiyang también a bordo de un tren de alta velocidad desde una bella estación similar a las que hallamos en otras ciudades de China. La seguridad era parecida a lo que encontraríamos en cualquier aeropuerto del mundo con cabinas de control de pasaportes y carnés de identidad, seguidos de un sistema de control de equipaje por rayos X. Allí encontré una muestra de la cultura norteamericana, no solo algunos artículos de primera necesidad disponibles en la estación que exhibían marcas estadounidenses, sino también un cartel que mostraba al “Tío Sam” en su famoso pose para reclutamiento de soldados en la Primera/Segunda Guerra Mundial con las palabras (en inglés) “I Want You!” Era un anuncio referente a un sistema de pago vía smartphone que ofrecía un descuento o un regalo. Aparte de los demás proyectos empresariales que he visto prosperar en China, esto es señal de que el capitalismo está vivo y coleando allí.

Los comentarios, las opiniones y los análisis presentados aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos sólo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

 Información legal importante

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. La inversión en títulos extranjeros conlleva riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos constituyen un subgrupo, entrañan riesgos más altos relacionados con los mismos factores, aparte de los asociados a su tamaño relativamente pequeño, su menor liquidez y la falta de estructuras jurídicas, políticas, empresariales y sociales consolidadas para respaldar los mercados financieros. Debido a que estas estructuras suelen estar incluso menos desarrolladas en mercados fronterizos, así como a otros factores, entre ellos el mayor potencial de sufrir una volatilidad de precios extrema, la falta de liquidez, barreras al comercio y controles de cambio, los riesgos asociados a mercados emergentes se ven acentuados en mercados fronterizos. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *