Aventuras de inversión en mercados emergentes

Asia

La disputa comercial de Estados Unidos podría generar oportunidades en los mercados emergentes

Sukumar Rajah, director general sénior y director de gestión de carteras en Franklin Templeton Emerging Markets Equity, analiza los posibles efectos de la disputa comercial entre Estados Unidos y China y explica por qué estos efectos podrían generar oportunidades de inversión en algunas economías de los mercados emergentes.

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Polaco

Se ha debatido mucho sobre el aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China últimamente, pues ambas partes amenazan con imponer aranceles sobre productos tan diversos como la carne de cerdo o los aviones.

Este tema representa otro ejemplo de una tendencia de aumento del proteccionismo en todo el mundo que sigue constituyendo un riesgo para los mercados. Pero, a pesar de las medidas vengativas que hemos observado entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los funcionarios chinos, no creemos que esta guerra retórica afecte a China a largo plazo.

En nuestra opinión, la importancia del comercio bilateral para ambas partes debería garantizar que mantengan relaciones estables.

Sin relaciones estables, sería más difícil para las empresas chinas o estadounidenses moverse en las complejas cadenas de suministro internacionales.

Panorama global

Mientras tanto, mantenemos una perspectiva optimista en lo que se refiere a la región más amplia, a saber, los países de la ASEAN 5[1] y la India. En 2018, se prevé un crecimiento económico del 6,2 % en la región de Asia Oriental y el Pacífico, lo cual duplica la estimación del crecimiento mundial.[2] Esto nos induce a pensar que podemos encontrar oportunidades en las acciones nacionales del mercado de valores del Sudeste Asiático.

Nuestra investigación indica que el factor clave de la economía doméstica radica en la naturaleza del comercio manufacturero de los mercados emergentes de Asia, que suele ser muy dependiente de las cadenas de valor mundiales que giran en torno a China, un hub tecnológico regional. La exposición indirecta de la ASEAN a Estados Unidos a través de China es notablemente inferior que la de Asia del Norte, posiblemente debido al papel menos significativo que desempeña la región en la cadena de suministro tecnológica regional. Singapur y Vietnam serían la excepción a esta norma, pues el primero alimenta la cadena de suministro tecnológico regional y el segundo desempeña un papel importante en el ensamblaje de teléfonos móviles, de forma que ambos países exportan más a Estados Unidos que otras economías de la ASEAN.

En lo que se refiere a otros países, somos optimistas sobre las perspectivas del mercado de valores de la India por un par de razones. Creemos que hay margen de apreciación para las acciones del país, a medida que este se recupera de las consecuencias negativas de las últimas reformas del Gobierno. Además, la creciente población de clase media de la India podría fomentar un auge del consumo.

De hecho, el consumo ya representa casi el 60 % del producto interior bruto de la India[3], por lo que una economía con una orientación nacional tan importante podría reducir la vulnerabilidad del país a los factores externos, especialmente si las disputas comerciales se prolongan.

El telón de fondo económico de Indonesia muestra ciertas similitudes con el de la India. Ambos tienen una creciente población de clase de media que podría evolucionar hasta convertirse en una gran base de inversores nacionales.

Además, si bien los flujos de inversión extranjera directa hacia Indonesia han aumentado en los últimos 15 años, todavía constituyen una parte más pequeña del producto interior bruto del país que la de otros países de la región.[4] Y, si la disputa comercial entre Estados Unidos y China se prolonga, creemos que la repercusión directa en el mercado de valores de Indonesia, con una gran influencia doméstica, sería mínima por ahora, a menos que aumenten las tensiones.

Por el momento, nos interesan las empresas sostenibles y con orientación nacional que puedan esquivar cualquier efecto destacable de las preocupaciones comerciales, en particular, algunos bancos de la ASEAN en Indonesia y Tailandia. Como consecuencia, estamos aprovechando las oportunidades para descubrir empresas de gran calidad que generen la mayor parte de sus ingresos en el ámbito nacional o dentro de la región.

Satisfacer la demanda de China

Asimismo, quizás de forma contradictoria, creemos que la creciente autoridad y consolidación del poder del presidente chino Xi Jinping podrían sostener la situación económica de China a corto y medio plazo. En nuestra opinión, este movimiento crea confianza para la transición de China del crecimiento rápido al crecimiento de calidad, lo cual podría resultar beneficioso de las acciones de consumo.

Esperamos que continúen las medidas que han adoptado las autoridades chinas, cuya acogida ha sido muy buena, para centralizar sus órganos financieros y optimizar la burocracia, así como continuar con la apertura el sector financiero.

En nuestra opinión, estos cambios deberían facilitar los objetivos a corto plazo del país de reducir el apalancamiento, reformar las empresas estatales y endurecer la normativa ambiental.

Las empresas extranjeras y los socios comerciales se quejaron hace tiempo de la falta de oportunidades a la que se enfrentan las empresas extranjeras para competir en pie de igualdad con las empresas nacionales de China en el sector financiero.

Como respuesta, el Banco Popular de China ha prometido poner en marcha una serie de reformas, a partir de junio de este año. Entre ellas, se incluye un aumento de los límites de titularidad extranjera de hasta el 51% en valores, gestión de fondos, contratos de futuros y empresas de seguros de vida, arrendamiento financiero y servicios financieros de consumo y del sector automovilístico.

El Banco Popular de China también desveló sus planes de establecer vínculos comerciales entre los mercados de valores de China y la Bolsa de Valores de Londres de aquí a finales de año. Sin embargo, mantenemos una postura cautelosa en relación con el significativo nivel de intervención del Gobierno en el mercado y la repercusión que esto tendría en la eficacia a largo plazo del sistema financiero de China.

Los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí reflejan únicamente la opinión del/de los autor(es), por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos solo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton Investments directamente en su bandeja de correo, Suscríbase al blog Aventuras de inversión en mercados emergentes .

Para acceder a novedades de inversión puntuales, síganos en Twitter @FTI_emergingmarkets.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. Los precios de las acciones experientan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales. La inversión en el extranjero entraña riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes entrañan riesgos más altos relacionados con los mismos factores, aparte de los asociados a su tamaño relativamente pequeño, su menor liquidez y la falta de estructuras jurídicas, políticas, empresariales y sociales consolidadas para respaldar los mercados financieros.

_______________________________________

[1]  Los países de la ASEAN-5 son Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia

[2] Fuente: Banco Mundial, Perspectivas económicas mundiales, enero de 2018. No hay garantía de que las estimaciones, proyecciones o previsiones vayan a cumplirse.

[3] Fuente: Banco Mundial, 2016.

[4] Fuente: Banco Mundial, Indonesia Economic Quarterly Reports, junio de 2017.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *