Aventuras de inversión en mercados emergentes

Sudáfrica: ¿Opacarán las dificultades su potencial?

Este artículo también está disponible en: Inglés, Alemán

África es un continente que muchos inversionistas evitan, pero desde mi punto de vista como un inversionista a largo plazo, creo que es un error. Sudáfrica ha enfrentado algunas dificultades recientemente, pero creo que se pueden superar y su gente podría tener un futuro más brillante. Sudáfrica es la economía más grande de África, y es el único país del continente donde creo que la etiqueta de mercado “frontera” no se aplica. Algunos han añadido una “S” al final del acrónimo “BRIC” para incluir a Sudáfrica en el grupo de las economías de mercados emergentes de Brasil, Rusia, India y China. Otros incluyen a Sudáfrica como parte de un grupo más reciente de mercados emergentes más jóvenes y diversos compuesto por Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto y Turquía (los “CIVETS”). Cualquiera que sea la etiqueta que utilice, muchos inversionistas han reconocido el poder y potencial de Sudáfrica en el mundo de los mercados emergentes.

He invitado a Johan Meyer, nuestro vicepresidente senior y director de Sudáfrica, con sede en Ciudad del Cabo, para compartir algunas de sus reflexiones sobre los retos y oportunidades que enfrenta Sudáfrica hoy.

Johan Meyer

A lo largo de su historia, Sudáfrica ha enfrentado algunos retos sociales y económicos únicos y a menudo divisivos. Pero también es un país que ha demostrado ser capaz de reinventarse políticamente y económicamente. Aunque hoy en día aún persisten importantes problemas sociales y económicos, creo que Sudáfrica y su gente parecen estar potencialmente en una buena posición para una mayor prosperidad a largo plazo.

Las materias primas, en particular los metales y minerales, son muy importantes para la economía de Sudáfrica. Sudáfrica es uno de los principales procesadores de productos mineros y minerales del mundo, con aproximadamente tres cuartos de la producción mundial de platino y una parte significativa de otros, incluyendo paladio, oro, manganeso y diamantes.1 Las huelgas en la industria minera de Sudáfrica sin duda han estado recibiendo una gran cantidad de cobertura en la prensa recientemente, incluyendo eventos en una de las compañías mineras más grandes en el mundo de platino que realmente sacó a la luz las duras condiciones que los mineros deben soportar. Hemos comenzado a ver algunos avances realizados hacia el logro de soluciones a los conflictos, incluyendo aumentos salariales que se espera pongan fin a las violentas protestas. Sin embargo, a partir de ahora esperamos que los inversionistas se centren en las relaciones laborales en mucho más detalle, especialmente teniendo en cuenta la expansión de las huelgas hacia otras industrias como el posible impacto de las mismas sobre la actividad económica en todo el país.

A pesar que las huelgas no han tenido un impacto significativo en el mercado de valores en su conjunto, creemos que será importante alcanzar un adecuado equilibrio entre el rendimiento corporativo, la compensación de los ejecutivos y los salarios en el futuro. Cuanto más tiempo se prolonguen estas huelgas, más pronunciado podría ser el impacto en el rendimiento corporativo, con una reacción en cadena que probablemente se sentirá en los ingresos estatales (ingresos fiscales) y el poder adquisitivo de los consumidores. Por tanto, es imperativo que se encuentre una solución a este problema tan pronto como sea posible.

El impacto de las fluctuaciones en los precios de las materias primas

Quienes están familiarizados con nuestra filosofía de inversión saben que cuando evaluamos nuestras inversiones, siempre tenemos una visión a largo plazo. Supervisamos de cerca las valoraciones y las perspectivas de crecimiento, y si vemos cualquier perturbación en términos de precio con respecto a nuestras expectativas a largo plazo, es probable que consideraríamos añadir a nuestras posiciones.

En general, preferimos las compañías que tienen una ventaja apreciable en lo que respecta a los costos, porque creemos que éstas tienden a ser las empresas que pueden capear tiempos difíciles y prosperar en los buenos tiempos. Una de las áreas de la industria minera de Sudáfrica que no estamos favoreciendo en estos momentos es la minería de oro, porque seguimos preocupados por los crecientes costos relacionados con la mano de obra, equipos de minería y servicios públicos tales como la electricidad y el agua, especialmente en las minas profundas del país.

Dada la dependencia de la economía en las exportaciones de materias primas (el sector minero representó el 8,6 % del PIB en el año 20101), si la economía global mejora, el aumento de los precios de las materias primas podría ser un impulso para la economía sudafricana. Aunque existe cierta preocupación que la inflación a escala global podría acelerarse dadas las políticas monetarias fáciles y las medidas de estímulo que los bancos centrales han tomado (especialmente en los mercados desarrollados), por el momento la presión inflacionaria parece estar contenida en Sudáfrica, y el aumento en los precios de alimentos y combustibles hasta ahora se ha visto compensado por la fortaleza del rand sudafricano en relación con el dólar estadounidense y otras monedas. Si continúa la reciente debilidad del rand sobre una base más sostenible, la inflación sobre los bienes importados comenzará a aumentar.

El Banco de Reservas Sudafricano recientemente redujo su tasa referencial a un mínimo histórico del 5 %, lo que refleja la preocupación de los posibles efectos de la desaceleración del crecimiento global sobre la economía sudafricana. Creemos que esto tiene el potencial de traducirse en un crecimiento sostenido en el gasto del consumidor, por lo que nos siguen gustando las oportunidades de inversión en el sector de consumo. En nuestra opinión, las valoraciones de algunas empresas de este sector parecen bastante caras en este momento, por lo que en algunos casos estamos a la espera de un punto de entrada más atractivo. En general, todas nuestras decisiones de inversión se basan en una valoración relativa, las perspectivas de crecimiento y los riesgos.

Riesgos económicos

Sin lugar a dudas, la educación en deterioro y el sostenido alto nivel de desempleo son los temas más importantes que enfrenta el país hoy en día. La tasa de desempleo se mantuvo persistentemente alta, por encima del 24 % en el segundo trimestre de 2012.2 Esto conduce a otros problemas tales como una alta prevalencia de la delincuencia y una mayor carga sobre las personas que pagan impuestos para financiar el gasto social. El gobierno, las empresas y las personas tienen que comenzar a trabajar juntos de una manera más coherente si quieren tener una oportunidad en la lucha contra este problema enorme.

Como se mencionó, la tasa de impuesto corporativa e individual es bastante alta, sobre todo en comparación con muchos países en desarrollo en el resto del mundo. Si estas tasas pudieran bajar o si hubiera mayores concesiones para incentivar la creación de empleo, creo que sería positivo para los inversionistas. Una mayor flexibilidad del mercado laboral podría también animar a las empresas a emplear a más personas, con el impacto resultante de la ampliación de la base tributaria, reduciendo así la dependencia de los subsidios sociales y un mayor poder adquisitivo de los consumidores.

A pesar de estos desafíos, el sistema financiero de Sudáfrica se considera altamente desarrollado, relativamente líquido y cuenta con la 18va bolsa de valores más grande del mundo. 3 Muchas empresas que figuran allí ofrecen una manera de aprovechar el potencial de crecimiento del continente africano, y el crecimiento del PIB en Sudáfrica se ha mantenido positivo este año. El FMI proyecta un crecimiento del 2,6 % en 2012 y aún más mejoras para el año 2013.El gobierno corporativo de Sudáfrica goza de alta estima por muchos en la comunidad de inversionistas globales. Por estas razones, creo que estamos en una buena posición para buscar oportunidades que surjan del potencial de crecimiento a largo plazo en Sudáfrica, y en todo este vasto continente en desarrollo.

 

FTISS_ZAMETALS_09121


1. Fuente: U.S. Geological Survey, datos del año 2010.

2. Fuente: Estadísticas Sudáfrica.

3. Fuente: CIA World Factbook, 2012.

4. Fuente: Derechos Reservados© por el Fondo Monetario Internacional, todos los derechos reservados, 1 de agosto de 2012.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *