Aventuras de inversión en mercados emergentes

Los altibajos del mercado chino

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Alemán

El mercado bursátil de China se comportó como una montaña rusa en 2012, y los inversionistas con poca resistencia a la incertidumbre probablemente tuvieron una vuelta desagradable. De acuerdo a muchas mediciones es cierto que el débil rendimiento del mercado el año pasado en el mercado de acciones A de China fue desalentador, pero en un mercado de ese tamaño la historia no siempre es del todo buena o del todo mala; así que, a diferencia de las masas de mercados, yo sigo confiando en las perspectivas de China y sigo buscando oportunidades de inversión a largo plazo en este país. Como dijo Sir John Templeton: “Los tiempos de mayor pesimismo son el mejor momento para comprar, y los tiempos de mayor optimismo son el mejor momento para vender”.

Por ejemplo, desde la perspectiva de valor de mi equipo, el mercado de acciones local de China parece relativamente barato hoy día, ya que la razón precio/ganancia promedio de las acciones A de Shangai es de 12 veces, a mediados de enero de 20131. Actualmente, las valoraciones bursátiles en general no están muy por encima de sus mínimos de 2008, aunque creemos que las rebajas de utilidades pueden haber alcanzado su nivel máximo.

Los inversionistas minoristas ponen el mercado en movimiento

A principios de la década pasada, el mercado de acciones  local chino trazó un rumbo alcista. El Shanghai Composite Index (de acciones A y B cotizadas en la Bolsa de Shanghai) aumentó de unos 1.000 en 2005 a más de 6.000 en octubre de 2007. Luego se desplomó y arrastró a muchos inversionistas locales. Posteriormente, el mercado pudo recuperar un poco del terreno perdido, pero en diciembre de 2012 volvió a sufrir una baja de cuatro años, y el índice se mantuvo apenas por encima de 2.300 a mediados de enero. La participación de los inversionistas minoristas (individuales) representa alrededor del 80% de los mercados de acciones A de Shanghai y Shenzhen. Por lo tanto, la confianza de los inversionistas minoristas es el motor detrás de las fluctuaciones del mercado. (Para obtener más información sobre los diferentes mercados de acciones de China, consulte mi publicación anterior “El ABC de los mercados accionarios de China”).

El poder de la política

La confianza en el mercado local chino parece haber mejorado un poco recientemente. Guo Shuqing, presidente de la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China, parece haber ayudado al mercado a principios de 2013 al sugerir una posible expansión de la participación extranjera en los mercados locales de acciones. Los mercados bursátiles locales están sujetos a estrictos controles de capital, lo que los hace en gran medida inaccesibles a los inversionistas extranjeros. Un campo de juego más abierto, transparente y equitativo sería un avance bien recibido.

No obstante, en el pasado, las medidas políticas han constituido en gran medida el catalizador para el resurgimiento de los valores chinos. Más del 90% de la población lee las mismas noticias, por lo tanto, los principales anuncios de políticas y programas de reformas pueden impulsar importantes reacciones emocionales en el mercado. Creo que es probable que los inversionistas chinos comiencen a acercarse al mercado en mayores cantidades a medida que vean que se implementan políticas de reforma a nivel local. Los inversionistas extranjeros en los mercados de acciones B, de acciones H de Hong Kong y de acciones Red Chip parecen haber sido persuadidos más fácilmente, ya que ha habido inyecciones de dinero en los productos de acciones de los mercados emergentes. Los ingresos globales a los fondos de mercados emergentes superaron los 50.000 millones de dólares estadounidenses en 2012.2 Por lo tanto, hemos visto que los valores chinos cotizados en el extranjero generalmente superan el rendimiento del mercado de acciones chino local (de acciones A) del año pasado. Por supuesto, el rendimiento pasado no es indicativo de los resultados futuros.

Movimiento ascendente

Esperamos que a medida que los ingresos disponibles aumenten para la clase media china, puedan destinarse más activos personales a los ahorros y las inversiones. Muchos consumidores en China se han estado beneficiando de los aumentos anuales del 20% o más en los salarios. Asimismo, la urbanización continúa creciendo a ritmo acelerado y el gobierno destina más recursos a infraestructura y subsidios para vivienda, así como a la ampliación de los beneficios de seguro social, educación y salud para los nuevos inmigrantes en las ciudades.

Desafíos de los nuevos líderes de China

Tal parece que una nueva generación de líderes comunistas dirige el país hacia un potencial continuado de crecimiento y reformas drásticas. En marzo de 2013, Xi Jinping y Li Keqiang tomarán posesión oficial de los cargos de presidente y primer ministro de China, respectivamente. Ambos afrontan tiempos de grandes cambios y desafíos, incluidas algunas intensas rivalidades políticas. El Sr. Xi y los líderes entrantes deberán enfrentarse a la continua influencia de los mayores del partido. Es probable que los miembros retirados y en funciones del comité quieran participar de las decisiones más importantes.

Xi Jinping representa a una generación de herederos de la revolución que necesitan demostrar que cuentan con la integridad para dirigir a la nación sin corrupción ni abusos, y llevar a China hacia una mayor apertura tanto en lo económico como en lo político. Recientemente, cobró vigencia una campaña anticorrupción, y es probable que en algunas regiones se exija a los funcionarios del gobierno que declaren sus tenencias de activos dentro de los próximos dos años. El Sr. Xi dejó en claro su postura en el Congreso del partido celebrado en noviembre, cuando dijo claramente: “Tenemos muchos motivos para sentirnos orgullosos (orgullosos, no satisfechos)… Dentro del partido, hay muchos problemas que es necesario abordar, en particular los problemas de corrupción y sobornos entre miembros y funcionarios del partido, la falta de contacto con la gente, el énfasis excesivo en las formalidades y la burocracia, entre otros”.

Xi Jinping parece estar esbozando un sólido programa de reformas con un cronograma y objetivos específicos a diferencia del enfoque fragmentado de “cruzar el río tanteando las piedras” que el ex líder del partido Deng Xiaoping defendía décadas atrás.

Los nuevos líderes también pretenden aumentar la eficacia en la toma de decisiones. La implementación del 12. º Plan a 5 años de China (lanzado en 2011) también debería impulsar los negocios y exige un reajuste del crecimiento económico de China hacia el consumo interno y la reforma de los sistemas financiero y de bienestar social. Los nuevos líderes tendrán una gran flexibilidad sobre las tasas de interés para ayudar a impulsar la economía. Entre 2010 y 2011, las tasas de interés en China aumentaron cinco veces y ahora están al 6% para préstamos. Esto significa que los líderes tienen bastante libertad para reducir las tasas si necesitaran estimular la economía, ya que la mayoría de los principales países del mundo poseen tasas mucho más bajas.

Pese a que muchos inversionistas a menudo consideran que la volatilidad es algo malo, hay algo que ofrece que sí es bueno: oportunidades. Este año es probable que China afronte algunos desafíos, y la volatilidad será uno de ellos. Pero como lo vemos hoy, mi equipo y yo creemos que la perspectiva para el mercado bursátil de China bajo el mando de sus nuevos líderes es alentadora, y tenemos pensado sumarnos al paseo.



1. Fuente: Bloomberg LLC.

2. Fuente: EPFR Global.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *