Aventuras de inversión en mercados emergentes

Tailandia: “Tierra de sonrisas”

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán

Es posible que China e India sean las mayores economías de Asia, pero no son los únicos países que cuentan con potencial de crecimiento en el continente. Los países del sudeste asiático pueden también ofrecer oportunidades de inversión convincentes. Tailandia, conocida como “la tierra de las sonrisas” debido a la expresión que inspiran su belleza natural y su gente amable, es un país en el que creemos que las perspectivas económicas también podrían ofrecer a los inversionistas una razón para sonreír.

Luchar y sonreír

A diferencia de otras naciones del sudeste asiático, Tailandia (conocida como Siam hasta 1939) logró escapar del dominio colonial europeo. No obstante, esto no significa que Tailandia se haya librado de la influencia occidental o del conflicto interno. Golpes de Estado, protestas y periodos de régimen militar han desencadenado turbulencias sociales y económicas a lo largo de su historia, y los líderes políticos actuales han luchado por reconciliarse con las fuerzas opuestas y reformar la constitución (cuyo borrador se redactó en 2007 bajo un régimen militar).

Tailandia ha superado otros desafíos, como la crisis financiera de finales de los años noventa, el tsunami de 2004 y unas devastadoras inundaciones en 2011. Aunque todos estos acontecimientos causaron serios reveses económicos, Tailandia se ha mantenido firme en su lucha contra la adversidad, algo que resulta apropiado para un país cuyo deporte nacional es el kickboxing, o “Muay Thai”.

Pudimos apreciar un ejemplo de este espíritu luchador cuando el crecimiento del PIB tailandés se hundió en 2011 hasta un escaso 0,1% debido a las inundaciones, para luego repuntar rápidamente. Mientras las previsiones difieren levemente, el banco central de Tailandia aumentó recientemente sus expectativas de crecimiento del PIB para 2012 a un 5,9% con una previsión de crecimiento del 4,9% para 2013. Los legisladores han indicado que el aumento de la inversión privada, que ha sido mayor de lo que se esperaba, contribuyó a unas mejores perspectivas de crecimiento.

La solidez de la economía doméstica ayudó al mercado de acciones tailandés a obtener una de las mejores rentabilidades de Asia (e incluso del mundo) en 2012 y el índice de referencia Stock Exchange of Thailand (SET) ofreció un rendimiento de más del 35%1. Los datos industriales mostraron que el crecimiento de los préstamos ayudó a las acciones de bancos particular. Resulta interesante que, a lo largo de los últimos dos años, algunos bancos europeos (que se enfrentan a una crisis de deuda en casa) se han retirado de varios mercados emergentes, y esto parece haber beneficiado a las entidades de crédito locales en Tailandia. La industria de la construcción tailandesa protagonizó otra historia de buena rentabilidad, ya que las indicaciones de un incremento de los proyectos de infraestructura en el país podrían aumentar aún más la demanda de materiales de construcción.

Capitalizar sobre la naciente clase media

Durante los tiempos más difíciles de Tailandia a lo largo de la pasada década, hubo quienes cuestionaron nuestras inversiones en el país. Nuestra filosofía esencial de inversión se basa más en la búsqueda de valor a largo plazo acción por acción, y no en relación a las ponderaciones del índice o a los cálculos macroeconómicos descendentes. Seleccionamos “manualmente” las empresas que creemos que pueden sobrevivir a las caídas y que cuentan con el potencial necesario para emerger con más fuerza, en Tailandia o en cualquier otro lugar de nuestro mapa de mercados emergentes.

No obstante, algunas de nuestras inversiones también reflejan temas macroeconómicos que consideramos significativos. Por ejemplo, creemos que el crecimiento de los mercados emergentes puede ser la clave de un mercado secular alcista en cuanto a productos básicos y, según nuestros cálculos, el aumento del poder adquisitivo de los consumidores y el surgimiento de una amplia clase media incrementarán la demanda de los consumidores. En nuestra opinión, el contexto económico de muchos mercados emergentes como Tailandia se presenta actualmente más sólido que el de la mayoría de los mercados desarrollados.

Los recursos naturales de Tailandia, el dinámico escenario industrial, un sector agrícola productivo y una sólida industria del turismo parecen constituir conductores lógicos para un continuo potencial de crecimiento. Las exportaciones tailandesas, entre ellas la maquinaria y los componentes electrónicos, las materias primas agrícolas y la joyería, dominan los gráficos económicos del país y representan más de la mitad del PIB2. Tailandia es el mayor exportador mundial de arroz y caucho, y el país produce más de un tercio de los discos duros informáticos del mundo. Aunque sigue importando una cantidad significativa de energía para abastecer sus necesidades, sus reservas marítimas de gas natural resultan asimismo notables.

Promocionar desde dentro

El Gobierno de Tailandia ha ofrecido varios estímulos económicos, entre ellos aumentos del salario mínimo, lo cual ayudará a impulsar los niveles de ingresos de los consumidores y un mayor crecimiento doméstico. Las reducciones de impuestos para las empresas promoverán también las actividades comerciales, así como el crecimiento doméstico.

Además, resulta importante atraer a los inversionistas a sus mercados. La Bolsa de Tailandia (SET) se está desarrollando rápidamente y pretende convertirse en un centro de operaciones para los mercados de acciones regionales. El apetito de los inversionistas se ha visto estimulado gracias a un aumento de las ofertas públicas iniciales de alto valor el pasado año, los nuevos enlaces de comercio electrónico regional, un boom de la actividad de fusiones y adquisiciones transfronteriza de las empresas tailandesas y una flexibilización de las normas que gobiernan las cotizaciones bursátiles.

Es cierto que Tailandia ha sufrido épocas de gran agitación política, donde gran parte de las turbulencias se deben a las luchas de poder entre la élite dominante minoritaria y los campesinos pobres, que representan la mayor parte de la población. Esto sin duda representa un constante riesgo para la inversión en el país. Como inversionistas, tendemos a no ponernos del lado de nadie en esas batallas, pero intentamos cambiar el marco financiero si pensamos que las cosas van en una dirección incorrecta.

Como socio comercial principal de las economías asiáticas en rápida expansión, creemos que Tailandia dispone del potencial necesario para beneficiarse de los continuos avances de los mercados emergentes. Las actuales valoraciones de las acciones en Tailandia, generalmente siguen resultándonos atractivas (a principios de febrero de 2013), aunque no sin posibles obstáculos para el crecimiento que requieren de una constante observación. En resumen, creemos que los inversionistas en Tailandia tienen muchos motivos para sonreír.



1. Fuente: Bloomberg LLP. El índice SET es un índice de capitalización ponderado de valores negociados en la Bolsa de Tailandia. La rentabilidad pasada no es indicativa de resultados futuros. Un índice no está gestionado y no es posible invertir directamente en un índice.

2. Fuente: CIA, The World Factbook, 2013.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *