Aventuras de inversión en mercados emergentes

Los inversionistas de mercados emergentes son optimistas

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán

Parte de mi trabajo implica ponerme en riesgo en algunas ocasiones, y he asumido el riesgo (en ocasiones con entusiasmo) de estar sujeto a puntos de vista opuestos. Incluso he sido acusado de ser demasiado optimista acerca de los mercados emergentes, quizás en parte, porque a menudo mis opiniones representan un marcado contraste con los dramáticos titulares de noticias. Por eso, cuando miré los resultados de la Encuesta del Sentimiento del Inversionista Global 2013 (GISS)[1] de Franklin Templeton Investments, me alegró descubrir que mi gran optimismo acerca de los mercados emergentes parece estar contagiándose entre los inversionistas. Según la encuesta GISS, los inversionistas que residen en mercados emergentes están más animados en sus perspectivas para este año y los próximos 10 años que aquellos que residen en mercados desarrollados. Lo que me pareció especialmente interesante de los resultados de la encuesta fue que muchos inversionistas parecen reconocer al fin el mérito de invertir a nivel global, incluso aunque la mayor parte de sus dólares de inversión permanezcan cerca de casa. Parece que la mayoría piensa mantener gran parte de sus activos en sus mercados locales (una preferencia por el “país de origen”), pero muchos dicen que planean aumentar sus asignaciones en otros mercados, incluidos los mercados emergentes.

Según la GISS, el 58% de los inversionistas que residen en mercados desarrollados creen que su mercado bursátil local aumentará este año, pero los inversionistas de mercados emergentes son incluso más optimistas: el 66% cree que su mercado bursátil local registrará un rendimiento positivo en 2013. De manera similar, los inversionistas que residen en mercados emergentes esperan un mayor rendimiento de sus inversiones a través de un rendimiento promedio del 12% para este año y del 18% en los próximos 10 años. Aquellos que residen en mercados desarrollados esperan un rendimiento promedio del 7% para 2013 y de un 10% en los próximos 10 años. Considero esto significativo puesto que este año también se espera que las tasas de crecimiento en los mercados emergentes sean, en general, más altas que en los mercados desarrollados, aunque el rendimiento del mercado bursátil no siempre tiene una correlación directa con las tasas de crecimiento. Además creemos que las políticas de flexibilización monetaria de los bancos centrales a nivel mundial podrían impulsar más activos hacia los mercados emergentes.

Creemos que hay motivos para ser entusiastas sobre la posible continuidad de las tendencias alcistas que hemos visto en general en los mercados emergentes en la última década. Somos conscientes de que la confianza del mercado puede afectar la dirección del mismo y la confianza en los mercados emergentes puede ser uno de esos motivos.

Por supuesto, no todos los años van a ser estelares para los mercados emergentes y será inevitable que haya periodos de bajo rendimiento en comparación con los mercados desarrollados.

La historia de los indicadores fundamentales: el crecimiento

Como mencioné anteriormente, si observamos los indicadores fundamentales, la tasa de crecimiento general de los mercados emergentes durante el último año superó a la de los mercados desarrollados, y los analistas prevén que sucederá lo mismo en 2013. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento promedio del PIB de un 5,3% este año en las economías emergentes o en vías de desarrollo en general, en comparación con un 1,2% en las economías desarrolladas o avanzadas en general.[2] Anticipamos que este tipo de tendencia general podría verse reflejada también en los próximos años y creemos que los mercados emergentes de Asia y África podrían tener un potencial concreto en este sentido.

 

 

 

Reservas extranjeras y préstamos de deuda

En 2005, las reservas extranjeras de los mercados emergentes comenzaron a superar a las de los mercados desarrollados en general y el diferencial se ha ido ampliando. En nuestra opinión, los niveles de deuda también son más favorables para los mercados emergentes. En general, la relación entre la deuda pública y el PIB en los mercados emergentes viene en descenso, mientras que en los mercados desarrollados (todos sabemos lo que está sucediendo en Europa y EE.UU.) está aumentando.

Esto no implica que los mercados emergentes no enfrenten ciertas inquietudes fundamentales. La inflación ha sido una plaga histórica en los mercados emergentes, y los aumentos en los precios de los alimentos y la energía pueden tener un impacto muy negativo en la calidad de vida de las personas. A principios de la década de los noventa, la inflación se aceleró muy rápidamente en los mercados emergentes, especialmente en América Latina. Por ejemplo, la tasa de inflación de Brasil (según el índice de precios al consumidor) en las décadas de los ochenta y noventa sufrió aumentos porcentuales interanuales de centenas e incluso millares. No obstante, en los últimos dos años, la inflación en Brasil y en algunas otras economías de mercados emergentes ha disminuido. En consecuencia, las tasas de interés también han disminuido, dado que los legisladores tienen mayor flexibilidad para elaborar medidas económicas de estímulo. En el caso de Brasil, la tasa de inflación ha oscilado entre el 5 y el 7% en los últimos dos años.

 

 

 

Expectativas de los inversionistas: por región y por país

Es interesante que, por región, los resultados de la GISS reflejen un optimismo particularmente intenso (y expectativas de rendimiento) en América Latina. En promedio, los inversionistas que residen allí son los que tienen mayores expectativas respecto de su mercado bursátil local este año: un 75% cree que aumentará. Me resulta particularmente interesante cuando se yuxtapone a la connotación negativa que a menudo se le da a la región, centrada en la pobreza, el crimen y demás. Aparentemente, hay más de una versión de la historia.

Por países, los inversionistas de la India fueron los más optimistas (85%) en cuanto a su mercado bursátil entre los 19 países encuestados, y esperan una tasa promedio de rendimiento de sus inversiones del 15% para este año. Según la GISS, los inversionistas indios definitivamente tienen grandes expectativas. Aunque no sabemos con exactitud por qué estos inversionistas son más entusiastas, puedo decir que mi equipo y yo seguimos siendo optimistas acerca de las perspectivas a largo plazo de este país, y creemos que luego de un 2012 difícil, las nuevas iniciativas de políticas implementadas por los líderes tienen buen potencial.

Un último resultado de la encuesta me resultó interesante: los mercados emergentes en general tienen una población joven, lo que en nuestra opinión es más favorable para las perspectivas a largo plazo que las poblaciones de envejecimiento rápido. La GISS reveló que es más probable que los inversionistas más jóvenes (de entre 25 y 34 años) prevean asignar activos en mercados extranjeros (es decir, fuera de su país de origen) tanto en 2013 (un 40% en promedio, en comparación con un 30% para inversionistas mayores de 35 años) como en los próximos 10 años (un 43% en promedio, en comparación con un 33% para inversionistas mayores de 35 años). Los inversionistas en todos los grupos de edad prevén asignar una mayor parte de sus inversiones en mercados desarrollados y emergentes durante los próximos 10 años, aunque mantendrán la mayor parte de sus inversiones en su país. Creo que los inversionistas jóvenes con mentalidad global tienen la mejor idea.

¿Desea saber qué más dijeron los consultados en la encuesta? Encuesta sobre el Sentimiento del Inversionista Global 2013 de Franklin Templeton.


[1] La Encuesta del Sentimiento del Inversionista Global 2013 de Franklin Templeton fue realizada en línea por ORC International en enero de 2013. La encuesta preguntó a 9.518 inversionistas en 19 países.

[2] Fuente: © 2013 International Monetary Fund. “Policy Actions Improve Prospects for Global Economy”, abril de 2013.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *