Aventuras de inversión en mercados emergentes

El regreso de Grecia al mundo de alto potencial de los mercados emergentes

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

En junio, el principal proveedor de índices de acciones internacionales MSCI, confirmó que la clasificación de Grecia en la categoría de “mercados desarrollados” finalizaría más tarde este año y se convertiría en el primer país en perder su condición de “mercado desarrollado” en el universo de MSCI.[1] Lo interesante es que Grecia había sido clasificada como emergente cuando comencé con el Grupo de Mercados Emergentes de Templeton en 1987, y si bien las últimas noticias pueden conjurar imágenes de un revés en la fortuna económica del país, la explicación de MSCI para la reclasificación de Grecia fue, en realidad, más mundana.

El universo de acciones de MSCI está compuesto por índices “desarrollados”, “emergentes” y “fronterizos” y dicha distinción fue concebida originariamente en respuesta a la llegada al escenario mundial de países en distintos niveles de desarrollo económico. A fin de obtener la clasificación como mercado desarrollado, la renta nacional bruta (GNI, por sus siglas en inglés) per cápita tiene que ser por lo menos un 25% superior al umbral del Banco Mundial para que un país ingrese en la categoría de “altos ingresos” (es decir, desarrollado) por tres años consecutivos.[2]  Eso equivaldría a US$15.600, dado que el umbral del Banco Mundial era de US$12.475 en 2011, el último año para el que hay datos disponibles. Pese a varios años de desgarradora recesión, la GNI per cápita de Grecia ha superado por mucho esta cifra.[3] De hecho, muchos mercados emergentes y fronterizos cumplirían con este criterio.  Por lo tanto, los requisitos de desarrollo económico para su inclusión en el índice no fueron el problema de Grecia, sino otros factores importantes relacionados con la capacidad de los inversionistas internacionales para ingresar y operar con facilidad en el mercado.

La tragedia griega

Según MSCI, para que un índice de acciones internacionales cumpla su cometido, los inversionistas, incluidos los instrumentos pasivos del “índice”, deben poder comprar y vender sus empresas integrantes con cierto grado de facilidad y confianza.[4] Con este propósito, MSCI cuenta con una serie de criterios, incluidos los requisitos explícitos sobre tamaño del mercado y liquidez, y algunos puntos más subjetivos, como la apertura del mercado a la propiedad extranjera, las restricciones sobre el comercio en moneda extranjera que podrían obstaculizar la repatriación de fondos y la disponibilidad de mecanismos para facilitar la negociación. Grecia no ha pasado las pruebas de accesibilidad y tamaño de MSCI para su inclusión en el índice de mercados desarrollados debido al colapso del mercado de acciones griego desde 2007, y la posterior readmisión a cotización en otros sitios de algunas empresas clave que dejaron al mercado griego con muy pocas acciones importantes y líquidas para permitir que los principales inversionistas tomaran las posiciones adecuadas. Además, las autoridades de la bolsa de valores de Grecia no han podido igualar lo que ha sucedido en otros mercados en áreas tales como otorgamiento y solicitud de préstamos de valores, ventas al descubierto y capacidad de transferencia, lo que hizo que en el mercado griego fuera relativamente difícil hacer negocios.

*La cifra de GDP (PIB) representa la tasa de reducción/crecimiento

Pese a los problemas de Grecia, seguimos viendo oportunidades potenciales a largo plazo. Sin embargo, el hecho de que Grecia vuelva a ser parte del universo de mercados emergentes nuevamente no significa que estemos apurados por comprar acciones griegas de inmediato. Un aspecto clave de nuestra filosofía de inversión es que no nos limitan las consideraciones de ponderación del índice, y aunque siempre prestaremos atención a los fundamentos macroeconómicos de un país, nuestras decisiones de asignación se basan principalmente en el valor y las perspectivas potenciales a largo plazo de las empresas individuales. Vemos algunas señales difusas que indican que la desafiante experiencia económica de Grecia podría estar llegando a un punto de inflexión, y analizaremos las posibilidades de inversión. La clave, por supuesto, es encontrar acciones que cumplan con nuestros criterios de valoración.

¿La incorporación de China?

Si bien la reclasificación de Grecia llegó a los titulares, tal vez el anuncio más sorprendente de MSCI no involucró un cambio real, sino uno que puede estar en el horizonte. El mercado interno de acciones “A” de China no será parte del índice MSCI a la brevedad; no obstante, la idea de que podría cumplir con los requisitos del índice en algún momento tiene una gran importancia dado el enorme tamaño del mercado en comparación con los mercados de acciones “B” y “H” negociados a nivel internacional.

El comentario de MSCI sobre el asunto enfatizó los grandes obstáculos que permanecen para que el mercado de acciones “A” se una a la familia del índice MSCI, entre los que se destacan, las limitaciones del sistema de cuotas del “inversionista extranjero cualificado” como una manera de proporcionar acceso y un terreno de juego parejo para los inversionistas extranjeros, las restricciones continuas sobre las operaciones con divisas extranjeras y la incertidumbre impositiva. No obstante, tal como deberían saber los inversionistas, y por lo que deberían alegrarse, la perspectiva es que eventualmente pueda haber mayor disponibilidad de un mercado amplio y dinámico.

Hacia adelante

En tanto, Corea del Sur y Taiwán permanecen bajo el análisis de MSCI para ascender al estatus de mercados desarrollados. En términos de desarrollo económico y profundidad del mercado, creemos que ambos califican con facilidad para actualizar su clasificación, pero las idiosincrasias en sus mercados de divisas extranjeras y sistemas de identificación de acciones preocupan a los grandes inversionistas institucionales, lo que hace que Corea del Sur y Taiwán no pasen la prueba de accesibilidad del mercado. Consideramos que las economías de Corea del Sur y Taiwán están íntimamente vinculadas con sus vecinos emergentes y que su presencia en los índices de mercados emergentes tiene sentido en el presente.

En el Medio Oriente, el tan esperado ascenso de los estados de Qatar y Emiratos Árabes Unidos, en el Golfo Pérsico, de mercados fronterizos a mercados emergentes fue confirmado, mientras que los problemas de accesibilidad llevaron a la reclasificación de Marruecos al estatus de mercado fronterizo.

Debemos hacer énfasis nuevamente en que no es probable que estos acontecimientos produzcan cambios a corto plazo importantes en la composición de nuestras carteras de mercados emergentes y fronterizos. Estos movimientos sin duda aportan interés, pero los cambios en las clases de MSCI no entrarán en vigor hasta 2014, y además, los cambios drásticos no son generalmente nuestro estilo. De todas formas, definitivamente estamos interesados en ver la atención de los inversionistas dirigirse a estos mercados dinámicos.


[1] Comunicado de prensa de MSCI del 11 de junio de 2013, “MSCI Announces the Results of the 2013 Annual Market Classification Review”. Todos los datos de MSCI se proveen “como están”. MSCI no realiza garantías o representaciones expresas o implícitas y no será responsable de ninguna forma en relación a cualquier información de MSCI incluida en el presente documento. Los datos de MSCI no pueden ser redistribuidos ni usados como base para otros índices o cualquier valor o producto financiero.  Este informe no ha sido aprobado, revisado o producido por MSCI. El rendimiento pasado no indica resultados futuros. Los índices no están gestionados. No se puede invertir directamente en un índice.

[2] Análisis de accesibilidad de mercados globales de MSCI de junio de 2013, Marco de clasificación de mercado de MSCI.

[3] Indicadores de desarrollo del Banco Mundial © 2013 The World Bank Group, Todos los derechos reservados.

[4] Los índices no se administran y no se puede invertir directamente en un índice.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *