Aventuras de inversión en mercados emergentes

Sentirse cómodo con la volatilidad

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Durante las últimas semanas, hemos visto una gran volatilidad en los mercados, lo que ha asustado a algunos inversionistas, pero también es algo a lo que nos hemos acostumbrado. Los mercados en general (no solo los mercados emergentes) se han vuelto mucho más volátiles durante los últimos 20 años como resultado de los flujos masivos de dinero, no solo de inversionistas institucionales y de fondos mutuos exclusivamente de largo plazo, sino también de los fondos de cobertura y de la negociación de alta frecuencia. Vemos esas liquidaciones como posibles oportunidades para adquirir negocios en determinadas acciones si, realmente, los precios son lo suficientemente bajos como para llamar nuestra atención. Sin embargo, hemos descubierto que en el pasado este tipo de fluctuaciones ha sido generalmente de corta duración.

Para los inversionistas a corto plazo, el tipo de liquidaciones que hemos visto recientemente en los mercados puede ser muy preocupante. Por eso, hasta cierto punto, vamos a ver como el dinero sale rápidamente de lo que consideramos “activos de riesgo”, que incluyen acciones de mercados emergentes. No obstante, creo que la mayoría de los inversionistas de largo plazo se dan cuenta de que necesitan pensar antes de salirse, ya que la recuperación puede venir muy rápido y puede ser difícil volver atrás cuando esta llegue. La conclusión para los mercados emergentes, en mi opinión, es que la situación de las inversiones a largo plazo no ha cambiado de manera dramática. Y no creo que cambie, siempre y cuando estos tres temas se mantengan: las tasas de crecimiento económico de los mercados emergentes en general continúen siendo por lo menos tres veces más rápidas que aquellas de los mercados desarrollados; los mercados emergentes tengan más reservas extranjeras que los mercados desarrollados; y la razón PIB/deuda de los países de mercados emergentes siga siendo mucho menor que aquella de los mercados desarrollados. Por supuesto, hay valores atípicos notables, dados los muchos y variados países emergentes, pero creemos que esos hechos básicos son una buena señal de las perspectivas a largo plazo de los mercados emergentes.

En Templeton, hemos promovido repetidamente nuestra filosofía orientada hacia al valor al comprar con frecuencia cuando los demás son más pesimistas. Esto no es fácil de llevar a cabo. Durante los últimos meses, los mercados emergentes han sido objeto de dicho pesimismo. Estos períodos de volatilidad sin duda no son nuevos para nosotros, y no modifican nuestra convicción a largo plazo del potencial que tienen los mercados emergentes. Creemos que los recientes declives han sido exagerados y que se basaron en gran parte en el pánico irracional de los inversionistas, y hemos visto la reciente desaceleración como un momento ideal para buscar oportunidades para nuestras carteras. Creemos que las valorizaciones en muchas acciones fronterizas y emergentes son particularmente atractivas en este momento.

Opiniones sobre China y Argentina

Dos mercados considerados como generadores del pánico que se ha extendido ampliamente a los mercados emergentes son China y Argentina, así que me gustaría tratar esos casos específicos aquí.

De nuevo, surgen las preocupaciones sobre el ritmo del crecimiento en China tras algunos datos económicos recientes decepcionantes. A mi modo de ver, los críticos del gobierno chino parecen desesperados por encontrar errores en ese país y se han aferrado a la idea de que el crecimiento de China se está desacelerando. La realidad es que China sigue creciendo a un ritmo muy rápido. Es posible que alcance una tasa de crecimiento en el rango del 6% al 8% este año, algo increíble para cualquier economía de ese tamaño; EE.UU., Japón y otros importantes países desarrollados están lejos de esa tasa de crecimiento. A medida que la economía china crece y se transforma, no podemos esperar las tasas de crecimiento de dos dígitos del pasado. Habrá desaceleración; pero está bien. En términos de valores en dólares, el producto interno bruto de China es muy alto. Y China se está embarcando en un número de reformas importantes a medida que avanza hacia un modelo económico más interno.

Con respecto a Argentina, en esta etapa del juego, el gobierno ha reconocido que hay un problema con la competitividad del peso argentino (ARS) a la tasa cambiaria oficial (FX). Después de haber perdido unos 20 mil millones de dólares estadounidenses en reservas, el gobierno decidió tomar su medicina, devaluando la moneda y aliviando por primera vez las restricciones sobre la compra de dólares desde que se impusieron los controles de divisas en noviembre de 2011. El tipo de cambio oficial saltó a 8 pesos por dólar desde el nivel de 6,8 pesos por dólar durante la semana del 20 de enero, pero aún está lejos del cambio que ofrece el dólar paralelo comercializado en el mercado negro; conocido como el “dólar blue”, que se comercializaba a 13 pesos por dólar. El problema es que hay demasiados pesos persiguiendo (deseando comprar) dólares a las tasas de interés actuales argentinas (20%). Desde que la presidenta Cristina Kirchner regresó a la oficina después de su cirugía y avaló el cambio en el Gabinete, el gobierno argentino ha perdido 2 mil millones de dólares de sus reservas.

A mi modo de ver, hay varias preguntas que necesitan respuesta. Una se relaciona con la implementación del riesgo de la devaluación. Creemos que es necesaria la devaluación de la moneda argentina, pero es discutible cómo el gobierno la está llevando a cabo. Desde nuestro punto de vista, uno de los objetivos de las autoridades políticas responsables debe ser cancelar las restricciones de capital para promover la entrada de inversiones en dólares estadounidenses al país. Hay una presión considerable sobre las reservas, y creo que el gobierno no puede permitirlo a menos que pueda convencer a los inversionistas de que se queden con el ARS. Con el tipo de cambio paralelo en aproximadamente 13 pesos por dólar y las tasas de interés al 20%, en nuestra opinión, el cambio oficial debería estar más cerca de los 10 pesos. Si permiten que las tasas de interés lleguen al 40%, creemos que la tasa oficial debería rondar los 9 pesos, que no está tan lejos de lo que está ahora.

Si el gobierno no permite que las tasas de interés suban, en mi opinión, la devaluación no detendrá el flujo de reservas; sólo comprará tiempo. La modesta relajación de las restricciones para la compra de dólares a los inversionistas minoristas parece ser un intento por reducir la demanda en el mercado paralelo, que sienta las bases de la brecha entre el cambio oficial y el paralelo. El gobierno parece obsesionado por esa brecha, pero no parece estar haciendo nada para afrontar el asunto que nosotros creemos que llevó a Argentina a su situación actual: una mala administración fiscal y la inflación resultante. Esto nos lleva al segundo punto: el ajuste fiscal. El gobierno ha estado emitiendo el 35% de la base monetaria para financiar al gobierno. Algunos analistas estiman que el déficit fiscal de 2014 puede alcanzar el 5% del PIB. Creo que el gobierno debe congelar el gasto público y aplicar un atrevido ajuste de la tasa de utilidad. Junto con la devaluación, debe restringirse el flujo del ARS en el sistema o los inversionistas continuarán creyendo que la reciente devaluación no fue la última.

Los comentarios, las opiniones y los análisis del Dr. Mobius son para fines informativos solamente y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones para invertir en cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a que las condiciones económicas y de mercado están sujetas a cambios rápidos, los comentarios, las opiniones y los análisis del Dr. Mobius se proporcionan a la fecha de esta publicación y pueden cambiar sin previo aviso. El material no pretende ser un análisis completo de cada hecho material respecto de cualquier país, región, mercado, industria, inversión o estrategia.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *