Aventuras de inversión en mercados emergentes

Más allá de la política en Tailandia

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

A lo largo de su historia, Tailandia ha estado sujeta a períodos de inestabilidad política que, por momentos, ha preocupado a los inversionistas.  En los últimos meses, la confianza de los inversionistas ha reflejado la incertidumbre política, lo que ha colocado a Tailandia en las noticias.  Las demostraciones violentas realizadas por partidarios de la élite tradicional de Tailandia con sede en Bangkok han aumentado las preocupaciones con respecto a la estabilidad del gobierno de la Primera Ministra Yingluck Shinawatra, cuyas políticas populistas reciben el apoyo del norte y el este, zonas más pobres y rurales del país.  A pesar de la inestabilidad política, definitivamente no hemos perdido la confianza en Tailandia y creemos que su economía puede recuperarse, como lo ha hecho una y otra vez, de tales acontecimientos desfavorables.  Al país se le ha puesto el apodo de “Tailandia de teflón” debido a su resistencia de cara a estos acontecimientos y problemas pasados.

No puedo asegurar de qué forma se desarrollará la situación política en Tailandia en última instancia, pero sí creo que habrá algunos cambios, y también creo que la dirección fundamental de la economía tailandesa se debe poder mantener en un camino de crecimiento.  Sin importar el clima político o macroeconómico, somos selectores de acciones ascendentes y continuamos buscando oportunidades para invertir donde vemos potencial en el nivel de empresas individuales.

¿Se derrumbará el gobierno de Tailandia?

Durante los últimos meses, los manifestantes han intentado derrumbar el gobierno tailandés desencadenando una caída del baht tailandés y su mercado de acciones, que registró un rendimiento negativo en 2013 y se mantuvo prácticamente sin cambios en lo que va del año hasta finales de febrero[1]. En diciembre, mi equipo y yo visitamos Bangkok y nos sorprendimos al encontrar poca evidencia de que los negocios y las concurridas áreas comerciales y de compras de la ciudad estuvieran paralizados por los disturbios políticos en ese momento. Las principales zonas turísticas tampoco se veían afectadas. Nuestra visita fue justo antes del cumpleaños 86 del Rey Bhumibol Adulyadej, por lo que es probable que las demostraciones se suspendieran en respeto al rey, a quien se le tiene alta estima. En la actualidad, se teme que las demostraciones políticas continuas puedan comenzar a afectar los negocios, los proyectos de infraestructura y en especial la importante industria del turismo, que representa cerca del 9% de la economía tailandesa[2]. Hemos escuchado evidencias anecdóticas de que algunos turistas han cancelado sus reservas como resultado de la inestabilidad.

Si el pasado es una indicación, el impacto en el turismo de las recientes manifestaciones podría resultar ser relativamente a corto plazo. Cuando Thaksin Shinawatra, hermano de la primera Ministra, fue destituido en 2006 durante un golpe militar, hubo poco impacto en el turismo. Y en 2013, Tailandia recibió una cantidad récord de visitantes. Entonces, si las demostraciones están causando efecto, el panorama general no parece desalentador esta vez. El Global Destination Cities Index de MasterCard posicionó a Bangkok como la ciudad más visitada del mundo en 2013, con cerca de 16 millones de visitantes internacionales[3]. Lógicamente, si la violencia llegara a ser mayor no hay dudas de que el impacto se sentirá este año. Sin embargo, nuestra experiencia en Tailandia a través de grandes cambios y malestares políticos a lo largo de los años indica que la sensibilidad y la practicidad tailandesas finalmente han prevalecido, e históricamente, cuando el disturbio llega a su fin, en general todo vuelve a la normalidad.

El mercado de acciones tailandés puede ser volátil (como todos los mercados) pero ha demostrado ser resistente durante las pruebas y tribulaciones pasadas. Mientras que la volatilidad a corto plazo parece continuar afectando al mercado de Tailandia a medida que se desarrollan nuevos acontecimientos, creemos que el país finalmente encontrará una forma de salir de esta última crisis.

Afortunadamente, las elecciones a principios de febrero, a las que se opuso de forma contundente el Comité de Reforma Democrático Popular (lo que llevó a muchas protestas en contra del gobierno), no generaron un aumento de las manifestaciones de violencia.  Sin embargo, la votación se interrumpió en algunas áreas del país y podría llevar varios meses más completar el proceso y llenar los escaños parlamentarios vacantes.  Lamentablemente, las protestas han continuado hasta mediados de febrero, y las últimas involucraron a los productores de arroz, consternados por la falta de pago del gobierno por el arroz comprado bajo un esquema de subsidios, una de las políticas principales de Shinawatra. El programa de subsidios amenaza con desestabilizar el presupuesto.

Motivos para conservar el optimismo

La situación en Tailandia definitivamente está poniendo a prueba el ánimo de los inversionistas, pero se podría decir que una cantidad de factores compensatorios favorecen las perspectivas de inversión a largo plazo allí. La inestabilidad política ha sido endémica en Tailandia por varios años, pero no ha privado a ese país de un envidiable nivel de crecimiento económico. Entre 2000 y 2012, el producto interno bruto de Tailandia creció un promedio del 4,2% anual con una ganancia per cápita del 3,3% anual [4]en un período que incluyó un tsunami devastador en 2004 y una inundación severa en 2011. El desempleo en Tailandia se mantuvo en menos del 1% a finales de 2012[5].

Creemos que una serie de factores podría permitir niveles altos de crecimiento económico continuo en el futuro. Tailandia es un importante centro de subcontratación de empresas japonesas, principalmente en la producción de automóviles.  Dado que las iniciativas de Abe, el Primer Ministro de Japón, para reanimar el crecimiento de su país muestran indicios de éxito, la actividad adicional en Japón podría transmitirse al aumento de pedidos en Tailandia.

Mientras que el crecimiento de Tailandia ha sido sólido, también ha sido en cierta forma desigual respecto de los ingresos en Bangkok y su interior notablemente más elevado que en otras zonas. La política reciente del gobierno ha apuntado a aumentar los ingresos y el desarrollo en el norte del país, y creemos que este proceso puede generar ganancias sustanciales en la demanda de consumo y suplementar la contribución de un fuerte sector exportador.

FTISS_THAILANDMAP_0214_72dpi_300x200

El Sudeste Asiático en general ha experimentado un resurgimiento del poder adquisitivo de la clase media. Los vecinos de Tailandia, Camboya, Laos, Vietnam y recientemente Myanmar, han comenzado a adoptar cada vez más políticas económicas basadas en el mercado y a buscar el crecimiento económico afuera.  Estos acontecimientos podrían aliviar las restricciones en el crecimiento tailandés impuestas por la escasez de mano de obra y recursos naturales.  Además, los movimientos inspirados en China para actualizar las conexiones ferroviarias regionales podrían mejorar los vínculos económicos tanto entre Tailandia y sus vecinos como dentro del país. En noviembre de 2013, el Senado de Tailandia aprobó un proyecto de ley que permitía al gobierno pedir prestados 69,5 millones de dólares para un proyecto de infraestructura a siete años en Tailandia que podría conectar líneas ferroviarias de alta velocidad entre Bangkok y Laos, la zona manufacturera del este de Tailandia, Malasia y la ciudad de Chang Mai al norte, como también actualizar los ferrocarriles y las instalaciones portuarias existentes y mejorar el sistema de tránsito masivo en Bangkok.

Las propuestas de infraestructura también podrían ofrecer un impulso importante a los planes ambiciosos (pero también pendientes) de desarrollar una gran zona industrial y una terminal de comercio en el puerto Dawei en el sur de Myanmar. Una vez conectado a Tailandia y a sus ferrocarriles, Dawei podría ofrecer una ruta alternativa atractiva para el transporte internacional que actualmente se ve obligado a pasar por el difícil y congestionado Estrecho de Malaca. El financiamiento para los planes de infraestructura del gobierno está actualmente en el limbo luego de una impugnación jurídica, pero tanto el gobierno como la oposición apoyan ampliamente las medidas.

No podemos excluir la posibilidad de que “esta vez sea diferente” en Tailandia; que el episodio actual de inestabilidad política pudiera convertirse en debilidad económica y pérdidas corporativas. Sin embargo, en nuestra opinión, el balance de probabilidades indica que los impulsores económicos positivos podrían una vez más superar el impacto a corto plazo de la turbulencia política. Y creemos fervientemente que la gente y la economía de Tailandia superarán la disputa de los políticos del país.

Lea más acerca de Tailandia en mi publicación anterior, “Tailandia: Tierra de sonrisas”.

Los comentarios, las opiniones y los análisis del Dr. Mobius son para fines informativos solamente y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones para invertir en cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a que las condiciones económicas y de mercado están sujetas a cambios rápidos, los comentarios, las opiniones y los análisis se proporcionan a la fecha de esta publicación y pueden cambiar sin previo aviso. Este material no tiene como objetivo ser un análisis completo de cada dato material relacionado con ningún país, región, mercado, industria, inversión o estrategia.

Todas las inversiones suponen riesgos, inclusive la posible pérdida del capital. Las acciones extranjeras involucran riesgos especiales, incluidas las fluctuaciones de divisas e incertidumbres económicas y políticas. Las inversiones en mercados emergentes conllevan mayores riesgos relacionados con los mismos factores, además de los riesgos asociados con el tamaño menor de dichos mercados, su menor nivel de liquidez y su falta de marcos legales, políticos, empresariales y sociales establecidos con el fin de respaldar los mercados de acciones.



[1] Fuente: © 2014 FactSet Research Systems Inc. Todos los derechos reservados. La información incluida en el presente: (1) es propiedad de FactSet Research Systems Inc. y/o sus proveedores de contenido; (2) no se puede copiar ni distribuir; y (3) no se garantiza que sea exacta, completa u oportuna. Ni FactSet Research Systems Inc. ni sus proveedores de contenido son responsables de los posibles daños o pérdidas derivados del uso de esta información. El índice SET es un índice ponderado por capitalización de acciones comercializadas en la Bolsa de Valores de Tailandia. El rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros. Un índice no se administra y no se puede invertir directamente en un índice.

[2] Fuente: World Travel and Tourism Council, “Travel & Tourism Thailand, Economic Impact 2013.”

[3] Fuente: MasterCard Global Destination Cities Index, segundo trimestre de 2013.

[4] Fuente: Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, octubre de 2013. Copyright © 2013 Fondo Monetario Internacional. Todos los derechos reservados.

[5] Ibid.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *