Aventuras de inversión en mercados emergentes

Cooperación de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) Una fuerza mundial en crecimiento

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Polaco

SEAsia_Globe2En la actualidad, el Sudeste Asiático representa una de las regiones de más rápido crecimiento en el mundo y, en nuestra opinión, su futuro parece brillante, a pesar de algunos altibajos. En general, creemos que hay muchos motivos para ser positivos acerca de los inversionistas a largo plazo en el Sudeste Asiático, incluida la cooperación regional que podría crear más oportunidades de inversión.

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se fundó en 1967 con cinco países miembros: Indonesia, Malasia, las Filipinas, Singapur y Tailandia. Hoy en día, cuenta con 10 miembros, que incluye el pujante mercado fronterizo de Myanmar, que recientemente fue sede de la 24ª Cumbre de la ASEAN. La ASEAN otorgó a Myanmar (también conocido como Birmania) la membresía regional en 1997, y el diálogo posterior y la presión ejercida por la ASEAN han desempeñado un papel importante en la apertura de lo que era, en ese momento, un país aislado, inspirando allí un cambio político y económico positivo. Durante la catástrofe del ciclón Nargis en 2008, por ejemplo, la ASEAN consiguió convencer al gobierno de Myanmar para que aceptara la ayuda humanitaria extranjera para asistir a sus ciudadanos. En su inicio, la ASEAN trazó sus objetivos acelerando el crecimiento económico, progreso social y desarrollo cultural entre sus miembros, además de fomentar la paz regional.

Se espera que la comunidad económica de la ASEAN (AEC) obtenga sus frutos en 2015, a pesar de que algunos opinan que la fecha límite podría ser un poco ambiciosa. Representa a un mercado común que se calcula abarque 600 millones de personas y tenga un PIB combinado de casi 2 billones de dólares estadounidenses.[1] Se espera que la AEC logre cumplir las siguientes características clave: (a) un solo mercado y base productiva, (b) una región económica altamente competitiva, (c) una región de desarrollo económico equitativo y (d) una región totalmente integrada a la economía global.[2] Por supuesto que existen grandes desafíos para armonizar la integración financiera y económica y para realizar las reformas necesarias, incluidas las diferencias políticas y culturales, pero creo que estos desafíos pueden superarse.

Creemos que la formación de esta comunidad económica es muy emocionante y representa un bloque regional comparable con la eurozona. Permitirá a las compañías establecer plantas en cualquiera de las naciones del ASEAN y acceder fácilmente a estos mercados. Los productos fabricados en diferentes países deben poder transportarse a través de las fronteras con pocas restricciones o impuestos para poder lograr una producción eficiente. La formación exitosa de la Unión Europea brinda un modelo para la ASEAN y además, permite que las naciones de la ASEAN aprendan de algunos de los problemas que han enfrentado los países europeos. Creo que la zona de libre comercio de la ASEAN podría ofrecer a largo plazo un mercado con igual influencia al de China en algunos aspectos, y el comercio regional en aumento podría ayudar a disminuir la dependencia tanto de Estados Unidos como de China. Al comparar mercados como Estados Unidos o China, los mercados que forman parte de la ASEAN parecen pequeños y menos líquidos pero, al agruparse, la región también podría convertirse en una fuerza de mercado y potencia mundial mucho más grande, una realidad de la que China es muy consciente, particularmente a la luz de las recientes disputas territoriales en el Mar del Sur de China.

Creo que la ASEAN podría ser un contrapeso para China y hacerse sentir en el mundo entero. La formación de la AEC también podría impulsar más flujos de inversionistas a la región en un futuro, además de la liquidez impulsada por el ambicioso programa “Abenomics” de Japón.

0514_ASEAN_spa

Como inversionistas ascendentes, continuamos buscando oportunidades de inversión individuales en distintos países caso por caso. Estas son algunas de mis opiniones y las de mi equipo con respecto a las perspectivas y  desarrollo de las Filipinas, Tailandia, Indonesia, Malasia y Vietnam, y a las posibles oportunidades de inversión que vislumbramos.

Filipinas

Philippines_flag1El futuro parece ser más prometedor para las Filipinas, sede del Foro Económico Mundial en Asia Oriental en mayo, ya que se recupera de la devastación causada por el tifón Haiyan en noviembre de 2013. Las Filipinas parece seguir siendo un contribuyente clave para el crecimiento en la región este año y el próximo (se pronostica un crecimiento del PIB del 6,5% para 2014 y 2015[3]), y su mercado de valores local ha reflejado un gran optimismo para los inversionistas desde que comenzó el año. Por supuesto que el país aún enfrenta desafíos en sus esfuerzos de reconstrucción, pero parece estar recuperándose. Los datos económicos allá han sido buenos recientemente y las últimas calificaciones de la agencia Standard & Poor’s [4] aumentaron el puntaje crediticio de las Filipinas hasta BBB, o dos grados por encima del grado de inversión, apuntando mejoras en las reformas estructurales, administrativas, institucionales y gubernamentales.

Tailandia

Thailand_flag1Hemos estado invirtiendo en Tailandia durante un largo tiempo y hemos pasado por muchos altibajos. Recientemente, las tensiones políticas han sobresalido nuevamente después de que la Corte Constitucional de Tailandia dejó cesante al primer ministro Yingluck Shinawatra, decretando que había quebrantado la constitución. Creemos que la incertidumbre continuará en Tailandia y mantendrá a raya a muchos inversionistas hasta que haya más claridad y estabilidad en el entorno político.  El turismo también se puede ver afectado, si las tensiones se siguen intensificando. Sin embargo, no creemos que las operaciones de las compañías existentes se interrumpan en gran medida, y veríamos disminuciones en determinadas acciones tailandesas como una oportunidad de buscar negocios selectivos.  Muchas empresas tailandesas han logrado superar históricamente varios episodios de agitación política y hasta han prosperado a pesar de los mismos, probando así la fortaleza y resistencia de los tailandeses.

El pronóstico para Tailandia es positivo, en nuestra opinión, ya que los inversionistas extranjeros directos quieren la estabilidad del país.  La realidad de la situación tal como la vemos es que parece difícil lograr un gobierno electivo hoy en día, pero nuestro Templeton Emerging Markets Group continuará esperando para ver cuál será el próximo gobierno.  Ciertas acciones de compañías pueden sufrir una caída temporaria pero, sin embargo, no creemos que las operaciones de compañías existentes se interrumpan.

Desde una perspectiva a largo plazo, creemos que muchas compañías podrán sobrevivir y prosperar en Tailandia. En este momento, Tailandia está experimentando un increíble conflicto de clases entre los ricos y pobres, y ninguna de las partes parece querer dar marcha atrás. Creemos que el sentido común prevalecerá con el tiempo y las tendencias económicas más positivas que se observaron en Tailandia podrían regresar, inclusive un aumento de los ingresos per cápita.  Tailandia tiene una amplia clase media y una población creciente de consumidores, que creemos es una buena señal para la economía que se avecina.   Como inversionistas, nos hemos enfocado en bienes y servicios de consumo, incluidos bancos y compañías inmobiliarias, ya que la gente se muda a las ciudades y necesita una propiedad dónde vivir.

Indonesia

Indonesia_flag1Las mejoras en el flujo de datos económicos, el optimismo en que las elecciones producirán un gobierno reformista y algunas modificaciones alentadoras sobre la propuesta de prohibición a las exportaciones de mineral de metal fomentaron la fidelidad del inversionista en Indonesia este año, reforzando tanto su mercado de acciones como su moneda, la rupia. Indonesia se beneficia de grandes recursos naturales, es un gran productor de níquel y, en particular, un proveedor clave para la industria china del acero inoxidable. El gobierno de Indonesia está forzando al sector de los recursos naturales a pasar de la fabricación a los productos terminados. El gobierno hizo pública una prohibición radical a las exportaciones de minerales destinada a impulsar las ganancias de Indonesia a partir de su riqueza mineral, obligando a los mineros a procesar sus minerales antes de la exportación. No obstante, este cambio tiene un costo financiero significativo para las empresas mineras allí y la prohibición probablemente traiga como resultado, por lo menos, una reducción a corto plazo de los ingresos extranjeros. Sin embargo, a largo plazo, creemos que este cambio implicará un crecimiento en el sector industrial. Indonesia es un ejemplo de cómo las naciones de la ASEAN se están convirtiendo en una fuerza que crece política y económicamente, debido a que están derribando barreras para darle lugar al comercio.

Indonesia realmente ha experimentado una transformación política en los últimos años, con un enorme esfuerzo por centralizar el poder en Jakarta. Esto debía hacerse, ya que Indonesia es un conjunto de islas con muchos intereses y diferencias tribales. Se trabajó mucho para unir a la nación. Durante la última administración, no obstante, se permitió una mayor regionalización: Las provincias obtuvieron más poder porque el gobierno se dio cuenta de que era imposible dirigir desde el centro debido a todas las diferencias que existían. Aunque otorgar algo de poder a las provincias inicialmente produjo un aumento de la corrupción a nivel local, también dio lugar a un gran progreso en el ámbito local. Hoy en día, la gente es muy consciente de la corrupción y está molesta por esto, lo que ha creado un movimiento de reforma. Si Indonesia puede recorrer parte del camino para aliviar la corrupción en todos los niveles, creemos que esto sería positivo para los inversionistas.

Al igual que Tailandia, Indonesia tiene una clase media en aumento y, como inversionistas allí, e se han visto favorecidos los temas de inversión orientados a los consumidores, incluidas las entidades bancarias y la industria automotriz. Reconocemos que Indonesia es, en muchos aspectos, un mercado único . Por ejemplo, el teléfono móvil más popular en Indonesia en los últimos años ha sido la marca BlackBerry, lo que puede sorprender a mucha gente.  Es por eso que creemos que es tan importante tener presencia local, para realizar investigaciones exhaustivas y conocer cada mercado íntimamente.

Malasia

Malaysia_flag1Creemos que Malasia ha dado un gran paso recientemente al aumentar la transparencia gubernamental. Además, el gobierno malayo ha tomado medidas para reducir los subsidios, incluidos los subsidios para el azúcar y el combustible. Creemos que es una iniciativa política sólida que a largo plazo compensará al país, porque los déficits de presupuesto en Malasia podrían minimizarse y la economía se colocaría en una posición más firme y realista. Algunos subsidios pueden ser muy populares entre la gente, por eso es difícil para los políticos reducirlos. Sin embargo, pensamos que si los políticos de Malasia pueden tomar la iniciativa en este sentido, podría ser positivo para la economía al largo plazo. Algunos dicen que el sector del servicio civil de Malasia está bastante inflado, lo que representa una parte importante de su PIB. Los políticos han sido más directos obligando a que el gobierno sea más eficiente.  Han aumentado bonificaciones y salarios de los empleados del gobierno, lo que podría ser positivo, pero creemos que eso sólo tendrá sentido si genera empleos  de mejor calidad y más eficientes. Lo más importante, pienso, es la necesidad de privatizar muchas de las actividades del país que ahora se llevan a cabo a través del gobierno. Esta es una tendencia global por naturaleza y que estamos viendo más y más a medida que viajamos a distintos mercados emergentes de todo el mundo: se está produciendo una mayor privatización. Cuando la carga del gobierno es menor, se puede reducir su fuerza laboral y trasladar más trabajadores al sector privado.  Pero lo más importante es que, con la privatización, generalmente surge una prestación de servicios más eficiente a las personas.

Al igual que otros países de la región, el poder adquisitivo de los consumidores ha aumentado en Malasia, convirtiéndose en uno de los mercados de bienes de lujo más grande del mundo. La combinación de un mayor crecimiento económico y poblacional está aumentando el consumo general y el país se ha beneficiado con una afluencia de turistas adinerados deseosos de explorar sus tiendas de diseño.

Vietnam

Vietnam_flag1Vietnam es el ejemplo de un país previamente subdesarrollado que está comenzando a experimentar un crecimiento significativo de recuperación en su transición de una sociedad comunista a una sociedad capitalista u orientada al mercado, beneficiándose de las relaciones normalizadas con Estados Unidos y de su membresía en la Organización Mundial del Comercio.

El país ha ido creciendo a un ritmo acelerado, con un crecimiento anual del PIB de un promedio de 6,5% entre 2000 y 2013.[5] El crecimiento de Vietnam se ha producido en gran medida por la creciente demanda interna y las exportaciones competitivas a nivel mundial. El sector industrial ha sido particularmente sólido, con una tasa de crecimiento compuesta anual del 9,3% entre 2005 y 2010, abarcando una amplia gama de productos, desde automóviles hasta prendas de vestir.[6] Además, algunas empresas multinacionales han agregado una segunda o tercera base de producción en Vietnam, como parte de una estrategia “China más uno”, para aprovechar las ventajas de costo de Vietnam.

Hemos descubierto que Vietnam se beneficia de una población inteligente y muy trabajadora, y creemos que las oportunidades potenciales de inversión en el país probablemente se expandan a medida que el mercado continúe desarrollándose. En nuestra opinión, hay muchas compañías allí que representan los buenos valores  y la gestión de muchas compañías vietnamitas parece ser bastante buena.

En general, las altas tasas de crecimiento económico en muchos países del Sudeste Asiático (impulsadas ​​por una demografía favorable, una urbanización en crecimiento, ganancias rápidas de productividad y mejoras tecnológicas) se sustentan, en muchos casos, por medio de finanzas sólidas. Creemos que el potencial del crecimiento económico de Asia para incrementar la rentabilidad corporativa no está plenamente reconocido en muchos casos, por lo tanto, continuamos en la búsqueda de oportunidades potenciales de inversión a precios razonables en la región.

Los comentarios, opiniones y  análisis del Dr. Mobius son sólo con fines informativos y no deben considerarse asesoramiento individual de inversión ni recomendaciones para invertir en cualquier valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a que las condiciones económicas y de mercado están sujetas a cambios rápidos, los comentarios,  opiniones y  análisis se proporcionan a la fecha de esta publicación y pueden cambiar sin previo aviso. El material no pretende ser un análisis completo de cada hecho material respecto a cualquier país, región, mercado, industria, inversión o estrategia.

Todas las inversiones suponen riesgos, incluida una posible pérdida del capital. Los valores extranjeros involucran riesgos especiales, incluidas las fluctuaciones de divisas e incertidumbres económicas y políticas. Las inversiones en mercados emergentes, dentro de los cuales los mercados fronterizos son un subconjunto, suponen riesgos elevados relacionados con los mismos factores, además de aquellos asociados con el tamaño más pequeño de dichos mercados, con su liquidez más baja y con la falta de marcos legales, políticos, comerciales y sociales establecidos para apoyar a los mercados de valores. Como estos marcos normalmente están menos desarrollados en los mercados fronterizos, así como varios factores, incluidos el creciente potencial para una volatilidad extrema de los precios, liquidez, barreras comerciales y  controles de cambio, los riesgos asociados con los mercados emergentes se incrementan en los mercados fronterizos.  La cotización de las divisas puede fluctuar de forma significativa en períodos cortos de tiempo y puede disminuir las ganancias.



[1] Source: World Economic Forum.

[2] Fuente: Libro de Datos de la Comunidad Económica Asiática. Jakarta: Secretariado de la ASEAN, febrero de 2011.

[3] Fuente: Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, abril de 2014, © Fondo Monetario Internacional. Todos los derechos reservados.

[4] Fuente: Standard & Poor’s. Esto puede incluir información obtenida de terceros, inclusive las calificaciones de las agencias de calificación crediticia como Standard & Poors. La reproducción y distribución de contenidos de terceros en cualquier forma está prohibida, excepto con el consentimiento previo por escrito de la tercera parte relacionada. Los proveedores de contenido de terceros no garantizan la exactitud, integridad, oportunidad o disponibilidad de cualquier información, inclusive las calificaciones, y no son responsables de cualquier error u omisión (negligente o de otro tipo), independientemente de la causa, o de los resultados obtenidos por el uso de dicho contenido. LOS PROVEEDORES DE CONTENIDOS DE TERCEROS NO BRINDAN NINGÚN TIPO DE GARANTÍA EXPRESA O IMPLÍCITA, INCLUIDA, ENTRE OTRAS, CUALQUIER GARANTÍA DE COMERCIABILIDAD O IDONEIDAD PARA UN FIN O USO PARTICULAR. LOS PROVEEDORES DE CONTENIDO DE TERCEROS NO SERÁN RESPONSABLES DE NINGÚN DAÑO DIRECTO, INDIRECTO, EJEMPLAR, COMPENSATORIO, PUNITIVO, ESPECIAL O EMERGENTE, COSTOS, GASTOS, HONORARIOS LEGALES, O PÉRDIDAS (INCLUSIVE INGRESOS O GANANCIAS PERDIDAS Y COSTOS DE OPORTUNIDAD O PÉRDIDAS CAUSADAS POR NEGLIGENCIA) EN RELACIÓN CON CUALQUIER USO DE SU CONTENIDO, INCLUSIVE LAS CALIFICACIONES. Las calificaciones crediticias son declaraciones de opiniones y no son declaraciones de hechos o recomendaciones para comprar, mantener o vender productos. No se ocupan de la idoneidad de los títulos y valores o de la idoneidad de los títulos y valores con fines de inversión, y no son válidos como asesoramiento de inversión.

[5] Fuente: Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, abril de 2014, © Fondo Monetario Internacional. Todos los derechos reservados.

[6] Fuente: “Sustaining Vietnam’s Growth: The Productivity Challenge” (Manteniendo el crecimiento de Vietnam: el desafío de la productividad), Instituto Global McKinsey, febrero de 2012.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *