Aventuras de inversión en mercados emergentes

El camino de México hacia la reforma

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Polaco

drapeau MexicainMuchos inversionistas tenían grandes esperanzas para el mercado de México este año debido a un panorama económico global alentador y a una serie de reformas internas planeadas, pero parece que el entusiasmo se ha aplacado y el crecimiento económico se ha atenuado allí en el último año. Tengo fe en el futuro de México, aunque es probable que ocurran algunas sacudidas a corto plazo a medida que los esfuerzos de reforma de México continúen siendo implementados, y algunos sean desafiados. He invitado a un miembro de mi equipo que reside en México, Rodolfo Ramos Cevallos, para que comparta sus visiones sobre nuestra perspectiva de inversión para México y las oportunidades potenciales que vemos allí.

Rodolfo Ramos
Rodolfo Ramos

 

Rodolfo Ramos Cevallos, CFA®
Vicepresidente/Analista de inversión
Grupo de Mercados Emergentes de Templeton

Creemos que hubo una euforia de reformas valorándose en el mercado de acciones en México en los últimos años, particularmente en el 2012, cuando Enrique Peña Nieto ganó la presidencia y diagramó una agenda ambiciosa de cambios de gran alcance, muchos pro-negocios. Su “Pacto por México” logró encaminar una cantidad de reformas estructurales que han demostrado ser inextricables por décadas.

La mayoría de la gente concuerda que, en general, estas reformas probablemente tengan un impacto positivo en la economía mexicana a largo plazo. Sin embargo, a corto plazo, algunas reformas podrían tener un efecto adverso, como los incrementos en las tasas de impuestos que probablemente dificulten el consumo a medida que son asimiladas. Otra reforma que se espera que tenga un impacto negativo en el corto plazo en sectores de la economía es la reforma de telecomunicaciones, que podría crear condiciones adversas para los operadores de comunicaciones móviles.

En nuestra opinión, el conjunto de reformas que actualmente está en marcha en México ofrece el potencial para darle a la economía un nuevo rumbo hacia el crecimiento y brindar un ejemplo positivo para otros países. La oposición a la reforma de los intereses establecidos en México es inevitable, pero creemos que la persistencia podría traer resultados potencialmente significativos, tanto para el pueblo del país como para los inversores.

Creemos que la reforma más fascinante en México hasta la fecha es la liberalización del sector energético. La parte más difícil del proceso de aprobación fue una Enmienda Constitucional, que se completó el año pasado.  El Congreso actualmente está debatiendo la legislación secundaria; esta legislación, junto con las normas que se van a publicar más tarde, dará más detalles sobre la implementación de la reforma.

En los últimos meses, hemos tenido la oportunidad de reunirnos con diferentes empresas en México y otros lugares de América en el sector energético (entre otros), incluso empresas de exploración y producción, como también reguladores de energía. Todos estos actores están esperando ansiosos que concluya el proceso legislativo para poder participar en lo que puede convertirse en una gran oportunidad. Tenemos muy claro que la reforma del sector energético podría ser el desarrollo más importante en México desde la adopción del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) 20 años atrás, y seguimos monitoreando muy de cerca cualquier desarrollo nuevo. Creemos que el éxito en la implementación podría conducir a un efecto colateral positivo en la economía mexicana en general para los próximos años.

Valoraciones de mercado 

A pesar de las debilidades en el mercado de valores de México en lo que va del 2014, muchos inversionistas se han mantenido al menos bastante positivos; su mercado ha estado negociando a una valorización muy superior para muchos otros mercados en Latino América, según nuestro análisis. A corto plazo, los inversionistas parecen haberse vuelto más cautelosos a la hora de elegir el momento oportuno de una recuperación económica. El año pasado fue muy desafiante, con una actividad económica que venía bien por debajo de lo que muchos analistas estaban esperando, parcialmente debido a condiciones climáticas adversas, menor gasto público, problemas financieros en tres de las más grandes empresas de construcción de viviendas en México y la incertidumbre de la reforma fiscal de México, entre otros sucesos. El crecimiento en el PBI llegó a un mero 1%[1] en el 2013. Algunos inversionistas están preocupados de que el repunte en la actividad económica seguirá estando retrasado y que el crecimiento económico del 2014 podría decepcionar otra vez. El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualmente espera un crecimiento del PBI del 3% este año.[2]

La reforma fiscal de México tuvo el mismo impacto en las empresas que en los individuos. A fines del 2013, antes de la implementación de la reforma impositiva, vimos un alto nivel de incertidumbre entre las corporaciones y muchas de ellas dejaron de invertir y contratar. Ahora en el primer trimestre del 2014, y con empresas que ya operan bajo las nuevas reglamentaciones fiscales, estamos más cómodos con la habilidad de muchas empresas de hacer frente a impuestos más elevados. Por el lado del consumidor, hubo impuestos especiales gravados sobre las bebidas azucaradas y alimentos con un alto contenido calórico, entre otros productos, que tuvieron un impacto negativo ya que México está entre los primeros del mundo en términos de consumo de gaseosas. Además, los individuos de mayores ingresos sufrieron incrementos en la tasa del impuesto a la renta. A pesar de estos aumentos de impuestos, creemos que el gasto de los consumidores debería poder recuperarse hacia la segunda mitad del 2014 ya que comenzamos a notar más claridad con respecto a las nuevas reglamentaciones, y, esperamos, que la economía general repunte.

Nuestro enfoque y proceso de inversión

Debido a que México es actualmente uno de los países de Latinoamérica con menor penetración bancaria, las empresas en el sector financiero presentan potenciales oportunidades atractivas para nosotros. Creemos que el sector financiero es un buen representante de la economía general y también es un buen medio para obtener exposición al crecimiento potencial en el consumo. Esperamos que el sector pueda continuar creciendo y operando en niveles de rentabilidad atractivos.

El sector de la minería es otra área que seguimos de cerca. Incluso luego de responder por las regalías recientemente implementadas, creemos que hay productores de bajo costo con perfiles de crecimiento de producción interesantes de metales comunes y preciosos.

Reunirnos con directivos y visitar las empresas para ver sus operaciones es una parte esencial de nuestro proceso de inversión. También hablamos con reguladores, clientes, proveedores y competidores para verificar referencias. Este proceso ha demostrado ser crítico, especialmente cuando se trata de evaluar el impacto de varias reformas como las de telecomunicaciones, financieras, fiscales y energéticas. Las empresas con las que hablamos parecen estar dispuestas a aceptar los desafíos y oportunidades que estos cambios regulatorios traen, y se están enfocando en las variables que ellas pueden controlar. También buscamos empresas que se comunican claramente y de inmediato con sus inversionistas y que tienen prácticas de gobernanza corporativas buenas. [perfect_quotes id=”5138″]

Las preocupaciones por la seguridad son válidas en México, y deben ser un tema que debería continuar siendo abordado, en nuestra opinión. Para nosotros fue difícil evaluar el alcance del problema, ya que ha habido casos de represalias por parte de los carteles de droga contra los medios de difusión en los últimos años. Sin embargo, estos problemas se han concentrado en ciudades que limitan con los Estados Unidos y dos estados al sudoeste de México. Por ejemplo, la vida en la Ciudad de México, y en otras grandes ciudades, en gran medida ha sido comercial como siempre. La administración actual ha trabajado de manera conjunta con los Estados Unidos para aprehender a muchos de los líderes de carteles de droga de alto nivel. Aunque continuamos viendo actos de violencia en algunas áreas de México, esperamos que la cooperación con los Estados Unidos continúe intentando frenar este problema.

México es un mercado desafiante porque las expectativas de inversionistas son generalmente altas pero, al mismo tiempo, el país está experimentando un crecimiento económico débil. Históricamente, el crecimiento económico fue monótono, con un promedio menor al 3% en los últimos 20 años.[3] La nueva administración del presidente Peña Nieto está tratando de alcanzar tasas más altas de crecimiento sostenido a través de mejoras en las instituciones políticas y económicas del país.  Se espera que estos cambios fomenten la innovación, permitan que los emprendedores accedan al crédito, aumenten la competencia en sectores clave y hagan que el sistema sea más pluralista, entre otros beneficios. Somos optimistas de que por lo menos algunos de los objetivos y reformas idealistas de la administración puedan alcanzarse, y creemos que las mejoras en las tendencias económicas en los Estados Unidos, el vecino de México al norte, también puedan ofrecer un apoyo adicional. Estas son algunas de las razones por las que estamos entusiasmados por la perspectiva a largo plazo de México.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas registradas de CFA Institute.

Los comentarios, las opiniones y los análisis del Dr. Mobius y el Sr. Rodolfo Ramos Cevallos solo cumplen una función informativa y no se deben considerar como asesoramiento de inversión individual, o como una recomendación para invertir en algún valor o para adoptar alguna estrategia de inversión. Debido a que las condiciones económicas y de mercado están sujetas a cambios rápidos, los comentarios, opiniones y análisis se proporcionan a la fecha de esta publicación y pueden cambiar sin previo aviso. Este material no tiene como objetivo ser un análisis completo de cada dato material relacionado con ningún país, región, mercado, industria, inversión o estrategia.

Todas las inversiones suponen riesgos, incluida una posible pérdida del capital. Los valores extranjeros involucran riesgos especiales, incluidas las fluctuaciones de divisas e incertidumbres económicas y políticas. Las inversiones en mercados emergentes, dentro de los cuales los mercados fronterizos son un subconjunto, suponen riesgos elevados relacionados con los mismos factores, además de aquellos asociados con el tamaño más pequeño de dichos mercados, con su liquidez más baja y con la falta de marcos legales, políticos, comerciales y sociales establecidos para apoyar a los mercados de valores. Como estos marcos normalmente están menos desarrollados en los mercados fronterizos, así como varios factores, incluidos el creciente potencial para una volatilidad extrema de los precios, liquidez, barreras comerciales y  controles de cambio, los riesgos asociados con los mercados emergentes se incrementan en los mercados fronterizos.  La cotización de las divisas puede fluctuar de forma significativa en períodos cortos de tiempo y puede disminuir las ganancias.

 


[1] Fuente: Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, abril de 2014. © de Fondo Monetario Internacional, Todos los derechos reservados.

[2] Ibid.

[3] Ibid.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *