Aventuras de inversión en mercados emergentes

Las reformas en Asia representan un gran potencial para las compañías pequeñas

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

En el grupo de Mercados Emergentes de Templeton, creemos que la combinación de un rápido crecimiento económico, las sólidas finanzas públicas en general y fundamentos económicos de Asia han creado un paisaje atractivo para los inversionistas en renta variable. Se han producido cambios sísmicos en la arena política de Asia en los últimos años, entre ellos importantes elecciones, transiciones de liderazgo e incluso un golpe militar. Estos cambios políticos también tienen consecuencias en la reforma económica. A pesar de que algunas de estas reformas no tienen precedente en la historia, creemos que ofrecen a los inversionistas varias razones para permanecer optimistas. En especial, las compañías más pequeñas de los mercados emergentes parecen estar preparadas para beneficiarse potencialmente con reformas más favorables para el mercado que eliminan las barreras de entrada e inspiran al espíritu empresarial. Además, dado que las compañías de pequeña capitalización están impulsadas principalmente por la demanda interna, la reciente baja de los precios del petróleo podría ser un beneficio extra para estas compañías mediante la liberación de dólares por parte de los consumidores.

Las expectativas de tasas de crecimiento económico elevadas en Asia emergente (impulsadas por China e India) permanecen como una atracción clave para nosotros. Creemos que dichas tasas de crecimiento superarán cómodamente las tasas de crecimiento de los mercados desarrollados en 2015.

0115_AsiaSmall_spa

Además, muchos mercados asiáticos, entre ellos China, India, Indonesia y Corea del Sur, han anunciado o aventurado importantes medidas de reforma que difieren en detalles pero que generalmente apuntan a eliminar las barreras burocráticas del crecimiento económico, estimulando la iniciativa empresarial y exponiendo a las industrias poco eficientes a la disciplina del mercado. La mayoría de ellos además esperan equilibrar la actividad económica fuera de los modelos de exportación y de gran inversión para orientarse más a la demanda del consumidor. Examinemos algunas de estas reformas en algunos países.

Corea del Sur: Promoción de la innovación y de la iniciativa empresarial

En 2014, Corea del Sur lanzó un plan de tres años para atraer inversionistas que se enfocaba en la innovación y la reducción de la burocracia para los negocios. En nuestra opinión, el elemento más emocionante se centra en las propuestas de una “economía creativa”, que destacan una serie de medidas que apuntan a fomentar la iniciativa empresarial y canalizar fondos hacia nuevas compañías, con énfasis en los proyectos que utilizan las fortalezas del Corea del Sur en cuanto a tecnologías de la información y las comunicaciones en otras áreas. Medidas como beneficios fiscales para “socios capitalistas”, visas para empresarios extranjeros, préstamos estatales e “incubadoras” diseñadas especialmente para puestas en marcha de alta tecnología, apuntan todas a pulir el camino hacia nuevos lanzamientos comerciales. Otra rama de la política para alentar la iniciativa empresarial es el compromiso de reducir la burocracia en industrias de servicios clave, como atención de la salud, educación, finanzas, turismo y software. Creemos que los sectores minoristas y de la salud podrían ser los más beneficiados por estas reformas.

China: Los cambios en los sectores financieros y en las empresas públicas se ven alentadores

Los esfuerzos de reforma en China parecen ganar impulso. Las iniciativas clave anunciadas hasta ahora abarcan la desregulación y la apertura de más industrias hacia la inversión privada, la liberalización financiera, reformas en la fijación de los precios de los recursos, reformas de las empresas públicas para mejorar la eficiencia y la productividad, y la relajación de la política de un solo hijo, que creemos podría aumentar el potencial de crecimiento a largo plazo de China y promover un mayor consumo interno. Hemos encontrado un buen valor en particular en los bancos, principalmente en los bancos más grandes con sólidas franquicias de depósito, y en otras empresas financieras que tienen la posibilidad de beneficiarse del desarrollo de los mercados de capital. También vemos buen valor a largo plazo en el sector de los materiales de construcción, que ha experimentado la consolidación masiva del mercado y la racionalización de la capacidad. Sustentadas por el crecimiento estructural de la demanda, también consideramos que las empresas farmacéuticas y seleccionadas en el sector de consumo en China también se beneficiarán. Creemos que los esfuerzos actuales del gobierno para reequilibrar la economía, reduciendo las exportaciones y la inversión en beneficio del consumo interno son positivos para el desempeño a largo plazo tanto de la economía como de los mercados.

India: Modi añade a su sólido historial de “sí se puede”

El partido Bharatiya Janata de Narendra Modi ganó con una aplastante victoria las elecciones de mayo de 2014 en India, logrando mayoría de un único partido y un mandato de un gobierno central fuerte. Las largas jornadas de trabajo habituales y el foco en políticas para promover el crecimiento han cambiado el tono del gobierno y han contribuido a cumplir con la agenda de 10 puntos de Modi, en la que se prioriza un mejor gobierno, un sector manufacturero más fuerte, mejora de las inversiones y bajos niveles de inflación.

Reducir las barreras a las inversiones extranjeras fue uno de los primeros cambios que realizó el nuevo gobierno, y los flujos de inversión extranjera directa en India aumentaron significativamente durante el 2014.[1] Se ha progresado también a nivel interno, con el apoyo del gobierno a la campaña “Hecho en India”, que anunció una serie de medidas que apuntan a reducir la burocracia y suavizar las desactualizadas leyes laborales del país.

Hacia fines de 2014, el gobierno introdujo al parlamento un proyecto de ley sobre un histórico impuesto de bienes y servicios. Otros planes de reformas estructurales incluyen la mejora en infraestructura, que si se logra, podría beneficiar al sector de los materiales. Esperamos que continúe la reducción del subsidio del combustible, siendo las petroleras estatales las principales beneficiarias. Una reducción prevista de la participación gubernamental en el sector financiero podría servir de impulso a este sector.

Indonesia: Iniciativas de Widodo

Consideramos que la elección de Joko Widodo como presidente de Indonesia en octubre de 2014 augura un buen futuro para el país, dados sus ambiciosos planes de reducir los subsidios y aumentar la inversión. Anticipamos que estas políticas propuestas deberían fomentar la inversión extranjera y local con el paso del tiempo. Widodo ya ha reducido los populares subsidios al combustible, que representan un gran porcentaje del gasto total del estado en Indonesia. Creemos que la eliminación de estos subsidios debería darle al gobierno mayor flexibilidad para abordar otras partes de la agenda de reforma de Widodo.

Entre las principales prioridades del nuevo gobierno se encuentra el refuerzo de la infraestructura de la electricidad, la mejora de puertos y rutas, y el enriquecimiento significativo de la educación. Mientras que los mercados celebraron el valiente movimiento para reformar los subsidios a la energía, estas otras reformas estructurales probablemente demoren más tiempo en completarse y no tendrán un impacto inmediato en el crecimiento económico. No obstante, el optimismo sobre el nuevo gobierno reformista electo y algunas modificaciones alentadoras hacia las restricciones propuestas sobre las exportaciones de minerales metálicos reforzaron la confianza de los inversores en Indonesia este año. Aunque la prohibición de las exportaciones de minerales metálicos tiene un costo importante para las compañías mineras, creemos que este cambio significa que el sector industrial crecerá en el largo plazo. Además, Indonesia tiene una clase media en aumento, y creemos que los sectores orientados al consumo tales como el sector bancario y de automóviles se podrían beneficiar en tanto los esfuerzos para realizar reformas de Widodo se pongan en marcha.

Tailandia: Los negocios siguen como de costumbre bajo gobierno militar

Tras el golpe militar en Tailandia en mayo de 2014, los arrestos civiles se han reducido y las operaciones de comercio normales continuaron sin grandes interrupciones. Creemos que tomará un tiempo antes de que los militares se retiren y se reinstale un gobierno civil. Antes de que sucedan cambios en la situación política actual, creemos que se debe redactar una nueva constitución que sea aceptable para todos los partidos, seguido de una nueva ronda de elecciones. Mientras tanto, el régimen militar ha permitido que el sector privado realice actividades comerciales libremente, siempre y cuando no violen la seguridad nacional. El régimen militar también se encuentra revisando los programas de inversión pública principales como parte del compromiso de lucha contra la corrupción y el soborno. A pesar de la incertidumbre política, Tailandia tiene una clase media grande y una población de consumo en aumento, que creemos es una buena señal para la economía a largo plazo. Nos hemos enfocado en bienes y servicios de consumo, incluidos bancos y compañías inmobiliarias, ya que la gente se muda a las ciudades y necesita una propiedad dónde vivir.

Interés estructural en acciones de pequeña capitalización

El espacio de pequeña capitalización asiático ha generado un interés considerable en años recientes, y creemos que este aumento del interés en pequeñas capitalizaciones es estructural y a largo plazo por naturaleza, ya que los inversionistas abordan las inversiones en mercados emergentes con más granularidad. Creemos que las compañías más pequeñas de los mercados emergentes podrían llegar a beneficiarse de las reformas a las que nos referimos, así como también otras que se realicen en la región.

Además, dado que las ganancias de compañías de pequeña capitalización son impulsadas principalmente por la demanda interna, la combinación de un buen crecimiento económico, el aumento de la clase media asiática y los bajos precios del petróleo podrían significar un beneficio extra para estas compañías, liberando dólares de consumo para comprar sus mercancías. La disminución de los precios del petróleo también ayuda a aliviar las presiones inflacionarias en varias economías emergentes tales como China. Esto no solo aumenta el poder de compra de los consumidores, sino que podría permitir a los bancos centrales ser más flexibles al momento de establecer políticas, siendo ambas probablemente positivas para el crecimiento. Dentro del espacio de pequeña capitalización en Asia emergente, actualmente consideramos que las compañías orientadas hacia el consumidor son especialmente atractivas dadas las oportunidades de crecimiento que vemos en muchos mercados, así como también en la salud, entre los que se encuentran las farmacéuticas y la biotecnología.

Vemos que los inversionistas pasan por alto a muchas compañías pequeñas en los mercados emergentes, lo que nos permite utilizar nuestras capacidades de investigación en el propio terreno para identificar posibles oportunidades de negocios que no tienen mucha atención o seguimiento por parte de investigaciones.

Si los gobiernos no pueden llevar a cabo las reformas prometidas, el optimismo de los inversionistas podría disminuir rápidamente. Sin embargo, los mercados están hechos de compañías individuales. Una buena administración y sólidos modelos de negocios pueden prosperar aun cuando las circunstancias externas se ven difíciles. Y los períodos en los cuales la confianza en el mercado está en su menor nivel son aquellos en los que se pueden realizar las inversiones de mayores ganancias. Nuestra investigación sobre inversiones sigue identificando compañías, tanto grandes como pequeñas, en el universo de los mercados emergentes que creemos tienen sólidas perspectivas a largo plazo y valoraciones atractivas.

Los comentarios, las opiniones y los análisis de Mark Mobius constituyen opiniones personales, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento individual para inversión ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. No constituye asesoramiento legal o fiscal. La información brindada en este material representa información hasta la fecha de publicación y puede cambiar sin aviso, tampoco pretende ser un análisis completo de cada hecho material sobre cualquier país, mercado regional o inversión.

Los datos provenientes de fuentes de terceras partes han sido utilizados para preparar este material y Franklin Templeton Investments (“FTI”) no ha verificado, validado o auditado dichos datos de forma independiente. FTI no asume ningún tipo de responsabilidad por pérdidas ocasionadas por el uso de esta información y la confianza en los comentarios, opiniones y análisis en el material queda a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte a su asesor profesional para obtener información adicional acerca de la disponibilidad de productos y servicios en su jurisdicción.

 

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgo, incluso de pérdida del capital. Los valores extranjeros implican riesgos especiales, entre ellos fluctuaciones de divisas e incertidumbres económicas y políticas. Las inversiones en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos son un subconjunto, suponen riesgos elevados relacionados con los mismos factores, además de aquellos asociados con el tamaño más pequeño de dichos mercados, con su menor liquidez y con la falta de marcos legales, político, comerciales y sociales establecidos para apoyar a los mercados de valores. Como en general estos marcos están menos desarrollados en los mercados fronterizos, así como distintos factores, incluidos el creciente potencial para una volatilidad extrema de los precios, la falta de liquidez, las barreras comerciales y los controles de cambio, los riesgos asociados con los mercados emergentes se incrementan en los mercados fronterizos.

Las compañías pequeñas, medianas o aquellas relativamente nuevas o no muy avezadas pueden ser particularmente sensibles a los cambios de las condiciones económicas, y sus perspectivas de crecimiento son menos estables que las de las compañías de mayor tamaño o más consolidadas. Históricamente, estos valores han exhibido más volatilidad en sus precios que las acciones de compañías más grandes, particularmente en el corto plazo.



[1] Fuente: Moody’s, noviembre de 2014.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *