Aventuras de inversión en mercados emergentes

¿El año de la cabra chino será sinónimo de mercado alcista?

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Según el calendario chino, el 2015 es el año de la cabra (o la oveja), criaturas típicamente pacíficas por naturaleza pero que pueden ser obstinadas, y que exhiben un comportamiento de rebaño. He invitado a mi colega Eddie Chow, Vicepresidente ejecutivo senior y Director ejecutivo del Grupo de Mercados Emergentes de Templeton, a que comparta su perspectiva sobre algunos temas clave de China que nuestro equipo tiene en la mira para 2015, y si cree que el año de la cabra será sinónimo de mercados alcistas, bajistas o ambos.

Eddie-Chow
Eddie Chow

Eddie Chow
Vicepresidente ejecutivo senior y Director ejecutivo del Grupo de Mercados Emergentes de Templeton

Las acciones de renta variable de China (representadas por el mercado de acciones nacional clase A) experimentaron un resurgimiento en 2014, impulsado principalmente por una mejora en confianza doméstica del país. Desde mediados de 2014, el gobierno, a través del Banco Popular de China (BPC), había comenzado a tomar medidas para atenuar la liquidez interbancaria a corto plazo y reducir el costo de los préstamos de las empresas, especialmente de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs). Un recorte de tasas en noviembre de 2014 nos confirmó que era probable que se estuviera develando un nuevo ciclo de flexibilización, cuando el BPC anunció que reduciría la tasa de referencia para préstamos en 40 puntos básicos al 5,6% y la tasa de referencia para depósitos a un año en 25 puntos básicos al 2,75%.

Aunque vemos buenas razones por las cuales las acciones chinas podrían continuar registrando un buen rendimiento este año, también creemos que será difícil repetir el sólido rendimiento de 2014. Las valoraciones de las acciones han aumentando, y la perspectiva de crecimiento de las ganancias corporativas no ha mejorado del mismo modo. Asimismo, el financiamiento de los márgenes se ha disparado y ha alcanzado niveles elevados, por lo que el gobierno ha implementado ciertas reducciones recientemente. Creemos que el gobierno podría establecer más medidas para ayudar a impedir que los pequeños inversionistas se sobreendeuden y el mercado se recaliente. Por lo tanto, en nuestra opinión, los inversionistas no deberían forjar expectativas irrealistas para el 2015 sobre la base dell sólido rendimiento del mercado del año pasado.

Temas a vigilar en 2015

En apariencia, la disminución de los precios del petróleo parece positiva para China, un país importador. Una disminución sostenida de los precios del petróleo significaría que China, un consumidor neto, pagaría menos por lo que necesita. El gobierno sacó provecho de esta situación aumentando el impuesto al consumo de combustible a fines del año pasado, lo que benefició los ingresos del gobierno chino. Incluso con el aumento del impuesto al consumo de combustible, es probable que los conductores y pasajeros paguen menos si los precios siguen bajando. No obstante, si uno considera que el precio del petróleo es un indicador de la situación económica a nivel mundial, la tendencia sugeriría que la demanda global, no solo de petróleo, sino también de otras materias primas y productos terminados, podría seguir debilitada. De modo que esto no sería bueno para el sector de exportación y producción de China. Debido a las crecientes expectativas de desinflación, la demanda nacional y la producción industrial podrían verse bajo presión. Creemos que es probable que el BPC esté en alerta y sea flexible para introducir medidas de flexibilización cuando sea necesario.

Dadas las incertidumbres en torno a los diferentes países y regiones desarrollados, se están implementando algunas medidas de política monetaria distintas. Pese a que el Banco Central Europeo acaba de anunciar una nueva gran iniciativa de flexibilización cuantitativa, y parece probable que Japón prosiga con su ambicioso programa de estímulos, en los Estados Unidos y en el Reino Unido se sigue debatiendo si habrá aumentos en las tasas de interés. Aunque creemos que la liquidez debería seguir fluyendo desde Europa y Japón, el impacto del aumento de las tasas de interés estadounidenses en los mercados emergentes parecería ser generalmente negativo, dado que es probable que esto provoque que los flujos de fondos regresen a los Estados Unidos. No obstante, en nuestra opinión, muchos países de mercados emergentes parecen estar bien preparados para los posibles aumentos de las tasas de interés estadounidenses. Por ejemplo, India ha fijado ampliamente su déficit de cuenta corriente. Indonesia, debido a la disminución en los precios del petróleo crudo y la determinación del nuevo gobierno de eliminar los subsidios, también está planteándose fijar un déficit de cuenta corriente más bajo. Como acabamos de mencionar, creemos que China también se beneficiará de la disminución de los precios del petróleo, y parece probable que mantenga un amplio superávit comercial. Por el contrario, es probable que los países productores de materias primas como Brasil y Rusia se vuelvan más vulnerables. Estos países podrían necesitar aumentar las tasas de interés para generar salidas de fondos, de modo que la divergencia en la política monetaria será un tema que tendremos en la mira en 2015.

También creemos que es probable que la economía de China siga ajustándose en 2015 y que, junto con la necesidad de reformas en la estructura de propiedad de las empresas estatales, pueda ofrecer algunas oportunidades a los inversionistas. Algunas industrias, como por ejemplo la del papel y cemento, en las que el exceso de capacidad ha sido ampliamente racionalizado, también pueden ofrecer oportunidades. Con la posibilidad de que el BPC aplique más recortes de tasas, los bancos también podrían beneficiarse de la reducción de pérdidas por insolvencias de préstamos, dado que los clientes corporativos tendrán una menor carga de pago de intereses.

Nuevos objetivos de política de China

Uno de los temas abordados en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, en enero fue cómo las nuevas prioridades económicas, medioambientales y de gestión están dando forma al futuro de China. Es un tema amplio, pero creo que una de las áreas más pertinentes e interesantes para nosotros como inversionistas es el reconocimiento por parte de China del importante vínculo entre el crecimiento económico y la gestión. La economía de China se está acercando al nivel de ingresos medios, y para seguir creciendo, creemos que debe establecer instituciones mejor estructuradas para alentar la inversión privada y la protección de la propiedad intelectual. También deberá mejorar la gestión del sector público, incluidas las empresas estatales, y hemos visto la introducción de la propiedad mixta (participación privada) en las empresas de propiedad del estado. Creo que esto es solo el comienzo. Gradualmente, con mayor participación privada, esperamos una propiedad más diversa en el sector de empresas estatales, y más adelante, la salida gradual del estado de las distintas actividades comerciales.

Otro objetivo importante de política es el desmantelamiento de la corrupción. A corto plazo, las iniciativas para erradicar la corrupción han sido en general negativas para el crecimiento económico. Por ejemplo, el consumo de bienes de lujo ha disminuido, y muchos grandes proyectos se han retrasado o pospuesto debido a las investigaciones. Lógicamente, el gobierno chino no es el único que lidia con problemas de corrupción (prácticamente todos los gobiernos lo hacen), pero es un área en la que nos complace ver el progreso que se está haciendo. Creemos que el liderazgo actual de China debe dejar en claro que no es una medida a corto plazo. En nuestra opinión, el movimiento actual debe estar seguido de iniciativas serias para establecer instituciones que ayuden a garantizar el crecimiento y la estabilidad social a largo plazo.

Unas palabras sobre el Programa Shanghai-HK Connect

Un hito para el mercado chino el año pasado fue la implementación del Programa Shanghai-Hong Kong (HK) Connect, que fue lanzado luego de una larga demora y que conecta a los mercados bursátiles de Shanghai (Acciones A) y Hong Kong (Acciones H). Permite a los inversionistas en Hong Kong negociar y liquidar acciones cotizadas en China continental (con sentido norte), y a los inversionistas en China continental negociar y liquidar acciones en el mercado de Hong Kong (con sentido sur) a través de la cámara de intercambio y compensación en su mercado de origen. Debido a distintos obstáculos, incluidos por ejemplo, el control previo a la negociación y los derechos de los accionistas conforme a la estructura de apoderado, hasta ahora el programa no ha sido tan inminente como el mercado esperaba en un principio. De momento, con un flujo más intenso en sentido norte, Shanghai parece estar beneficiándose más. Pero creo que a medida que los inversionistas chinos se vuelvan más sofisticados, es probable que el flujo con sentido sur aumente y equilibre más los flujos. Si esto sucede, es probable que veamos valores de renta variable relacionados con China negociados en Hong Kong más simultáneamente con el mercado de acciones A, lo que parece estar impulsado por la confianza y las novedades respecto de la política, y ha experimentado mayor volatilidad.

Una conexión bursátil prevista entre Hong Kong y Shénzhen sería una ampliación natural luego del lanzamiento exitoso del Shanghai-HK Connect. Nuevamente, esto podría aumentar el universo de inversiones para los inversionistas de Hong Kong. Shénzhen puede ofrecer alternativas diferentes para los inversionistas, dado que hay más empresas privadas en ciertas industrias nuevas de alto crecimiento, como por ejemplo la industria médica, de software y tecnología de la información, y de consumo de servicios. Por el contrario, las empresas cotizadas en Shanghai incluyen más empresas estatales e industriales convencionales. Creemos que la Bolsa de Shénzhen podría imitar la experiencia de Shanghai y Hong Kong para mejorar sus capacidades en las áreas de aprobación de cotizaciones, protección de los inversores, y preparación de informes y monitoreo de empresas cotizadas. En cuanto a China, creemos que esto podría ayudar aún más a la internacionalización de la divisa china renminbi (RMB), dado que podría haber más alternativas de inversión para el RMB extraterritorial. Si se combinaran los tres mercados (Shanghai-Hong Kong-Shénzhen), se convertirían en el segundo mercado más grande del mundo, y creemos que definitivamente esto debería atraer más la atención de los inversores de todo el mundo.

En China, el año de la cabra puede significar paz, felicidad y buena cosecha, y confiamos en que estas particularidades positivas prevalecerán. Si miramos hacia atrás en la historia, podemos ver rendimientos positivos del mercado en los años dominados por la cabra. Aunque en esta era moderna, definitivamente no confiamos en las tradiciones: como decimos en la industria financiera, “el rendimiento pasado no garantiza resultados futuros”. Pero como inversionistas en China, creemos que no hay motivos por los que el año de la cabra sea incompatible con una mercado alcista.

Los comentarios, las opiniones y los análisis de Mark Mobius y Eddie Chow solo cumplen una función informativa y no se deben considerar como asesoramiento de inversión individual, o como una recomendación para invertir en algún valor o para adoptar alguna estrategia de inversión. Debido a que las condiciones económicas y de mercado están sujetas a cambios rápidos, los comentarios, opiniones y análisis se proporcionan a la fecha de esta publicación y pueden cambiar sin previo aviso. El material no pretende ser un análisis completo de cada hecho material respecto de cualquier país, región, mercado, industria, inversión o estrategia.

Información legal importante

Todas las inversiones implican riesgos, incluida la posible pérdida de capital. Las inversiones extranjeras implican riesgos especiales, como las fluctuaciones de la divisa, la inestabilidad económica y los acontecimientos políticos. Las inversiones en mercados emergentes, de las que los mercados fronterizos son un subgrupo, conllevan mayores riesgos relacionados con los mismos factores, además de los riesgos asociados con el tamaño menor de dichos mercados, su menor nivel de liquidez y su falta de marcos legales, políticos, empresariales y sociales establecidos con el fin de respaldar los mercados de acciones. Como en general estos marcos están menos desarrollados en los mercados fronterizos, al igual que muchos factores incluyendo el creciente potencial para una volatilidad extrema de los precios, la falta de liquidez, las barreras comerciales y los controles de cambio, los riesgos asociados con los mercados emergentes se magnifican en los mercados fronterizos. Los precios de las acciones fluctúan, a veces de forma rápida y dramática, debido a factores que afectan a compañías individuales, industrias o sectores particulares, o a condiciones del mercado en general.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *