Aventuras de inversión en mercados emergentes

Un cambio de la Reserva Federal podría ser una buena noticia para los mercados emergentes

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Italiano

Luego de meses (si no años) de especulación y debate, la Reserva Federal de los EE.UU. (Fed) dejó a los mercados financieros en modo espera una vez más, tras decidir mantener su tasa de interés de referencia a corto plazo estable cerca de cero. En nuestra opinión como inversionistas en los mercados emergentes, esta no es necesariamente una buena noticia, porque seguimos con la incertidumbre que ha estado atormentando a los mercados durante un tiempo. Sabemos que a los mercados no les gusta la incertidumbre, por lo que también podría dejarnos una volatilidad constante hasta fin de año.

El 17 de setiembre, al concluir su junta sobre políticas de dos días de duración, la Fed dejó la tasa de los fondos federales sin cambios, y apuntó a la baja inflación e inestabilidad en la economía global. Creo que una vez que la Fed actúe no será el comienzo de un régimen de ajuste agresivo. Debido a que otros bancos centrales de todo el mundo se mueven en dirección contraria (bajando las tasas de interés), la Fed no puede tener un impacto demasiado fuerte y probablemente sea cautelosa y gradual con las medidas futuras. Tengo la sensación de que el bajo rendimiento en los mercados emergentes en general este año se puede atribuir en parte a la incertidumbre en torno a las tasas de interés. Observamos un tipo de recesión similar en los mercados emergentes hace dos años, cuando la Fed comenzó por primera vez a mostrar indicios de un aumento en las tasas de interés, que se apodó como “rabieta”.

Algunos comentaristas señalaron que los mercados emergentes ingresaron en un círculo vicioso de salidas de capital, debilitamiento monetario y liquidez con tasas de interés más altas, lo que provocó un crecimiento más débil. Esto, a su vez, incitó a más salidas de capital, lo que contribuyó al ciclo negativo.

Del otro lado de esta ecuación se encuentran los aspectos positivos. Si en los próximos meses la Fed confía lo suficiente en la economía estadounidense como para aumentar las tasas de interés, esto podría considerarse una buena noticia para los mercados emergentes, especialmente para aquellos con lazos de exportación que se benefician de una economía estadounidense más sólida. Anticiparíamos que una economía estadounidense más sólida probablemente genere un aumento en la demanda de productos importados y que un dólar estadounidense más fuerte en relación con otras monedas de los mercados emergentes podría colocar a los mercados emergentes en una posición comercial más favorable. El debilitamiento cambiario tiende a promover las exportaciones y a ayudar a los fabricantes.

A diferencia de la Fed, los bancos centrales de los mercados emergentes en general no están analizando la cuestión de aumentar las tasas de interés en sus países de origen. El más grande, China, ha estado trabajando para estimular su economía a través de una disminución de las tasas de interés y otras medidas. En general observamos una menor inflación y, por lo tanto, tasas de interés más bajas en los mercados a futuro, a pesar de la amenaza de medidas relacionadas con las tasas de interés estadounidenses en el futuro. A nivel gubernamental, los bonos gubernamentales de los mercados emergentes en muchos casos observan mayores rendimientos, pero este fenómeno no necesariamente se cumple en el sector privado.

Para nosotros, la cuestión fundamental para los inversionistas en acciones es: ¿dónde está el valor? Debido a la recesión en los mercados emergentes en general este año, las valoraciones de las acciones se han vuelto más atractivas, con una baja en las relaciones precio-beneficio.[1] Lógicamente, debido a las bajas tasas de interés que hemos observado, las relaciones precio-beneficio promedio han aumentado en los últimos años. Muy recientemente, debido a la recesión en los mercados, hemos observado relaciones más razonables. Sin embargo, en muchos casos tienden a ser altas según los estándares históricos y, por lo tanto, en nuestra opinión, es necesario un programa de cuidada selección de acciones.

Debido a la desaceleración del crecimiento económico en China, también hemos observado una desaceleración en las importaciones, a pesar de que siguen siendo sustanciales no solo para China, sino para todos los mercados emergentes. Es importante resaltar que el valor de las importaciones para determinadas materias primas puede ser bajo dado que los precios de las materias primas han bajado en dólares estadounidenses, pero la cantidad puede no haber disminuido. En el caso de China, sus principales importaciones son materiales tales como metales, químicos y otros materiales crudos, como el mineral de hierro, que representa alrededor de un 30% del valor total de las importaciones, seguido de maquinaria industrial con un 26% y las importaciones de energía, incluidos carbón, petróleo y gas, en un 14%.[2] Los exportadores de dichos artículos, por lo tanto, podrán verse afectados por la desaceleración de China, aunque como se indicó anteriormente, una mejora adicional en la economía estadounidense sería una buena noticia para ayudar a mantener a flote a estas industrias en el futuro y ayudar a estabilizar los mercados globales en general.

En nuestra opinión, una serie de aumentos rápidos o grandes en las tasas de interés podría desestabilizar aún más a los mercados en el largo plazo, pero como se mencionó antes, no vemos que esto sea probable. Nos gustaría poner énfasis en que pese a que algunos impactos recientes en el mercado han sido inquietantes para muchos inversionistas, la volatilidad se dirige en ambos sentidos: podríamos observar cómo repuntes igual de drásticos toman el control de los mercados bursátiles y cómo cambian los flujos de activos mientras se desarrollan acontecimientos más positivos. 

Los comentarios, las opiniones y los análisis de Mark Mobius solo cumplen una función informativa y no se deben considerar como asesoramiento de inversión individual, o como una recomendación para invertir en algún valor o para adoptar alguna estrategia de inversión. Debido a que las condiciones económicas y de mercado están sujetas a cambios rápidos, los comentarios, opiniones y análisis se proporcionan a la fecha de esta publicación y pueden cambiar sin previo aviso. El material no pretende ser un análisis completo de cada hecho material respecto de cualquier país, región, mercado, industria, inversión o estrategia.

Información legal importante

Todas las inversiones implican riesgos, incluida la posible pérdida de capital. Las inversiones extranjeras implican riesgos especiales, como las fluctuaciones de la divisa, la inestabilidad económica y los acontecimientos políticos. Las inversiones en mercados emergentes, de las que los mercados fronterizos son un subgrupo, conllevan mayores riesgos relacionados con los mismos factores, además de los riesgos asociados con el tamaño menor de dichos mercados, su menor nivel de liquidez y su falta de marcos legales, políticos, empresariales y sociales establecidos con el fin de respaldar los mercados de acciones. Dado que estos marcos por lo general son menos avanzados en los mercados fronterizos, así como también existen diversos factores como el aumento del potencial de extrema volatilidad de los precios, la iliquidez, las barreas comerciales y los controles de intercambio, los riesgos asociados a los mercados emergentes se magnifican en los mercados fronterizos.  Los precios de las acciones fluctúan, a veces de forma rápida y dramática, debido a factores que afectan a compañías individuales, industrias o sectores particulares, o a condiciones del mercado en general.

[1] La relación precio-beneficio (P/B) es la relación que se da entre el precio actual de mercado de una acción de una empresa dividido por sus beneficios por acción.

[2] National Bureau of Statistics of China, 2014.

 

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *