Aventuras de inversión en mercados emergentes

Las estrellas pequeñas tienen brillo propio

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Cuando los mercados son volátiles e inciertos, muchos inversionistas de capital generalmente acuden a las grandes compañías que consideran que son las más estables, en la forma de acciones de gran capitalización. Dentro del universo de los mercados emergentes, observamos varias acciones de baja capitalización con un gran potencial, que creemos no deben ser ignoradas.

Grandes errores conceptuales sobre las acciones de pequeña capitalización

Hemos detectado que como clase de activo, las acciones de baja capitalización de los mercados emergentes son unas de las más incomprendidas y menos utilizadas entre los inversionistas. A menudo se consideran algo que hay que evitar en tiempos de incertidumbre, pero nosotros vemos las cosas de otra manera. Muchas pequeñas compañías son influenciadas por las dinámicas del mercado local y, por lo tanto, dependen menos de las tendencias del mercado global. El universo de los mercados emergentes de baja capitalización no es para nada pequeño, hay millones de acciones de baja capitalización disponibles para invertir hoy, y el universo de las inversiones sigue expandiéndose debido a la liberalización gradual de los mercados de renta fija para los inversionistas extranjeros y la expansión continua de los mercados de renta variable mediante ofertas públicas iniciales, ofertas secundarias y privatizaciones.

Slide1¿Por qué tener en cuenta a las pequeñas capitalizaciones?

Entre las muchas razones para considerar invertir en acciones de baja capitalización, las compañías pequeñas de los mercados emergentes generalmente son privadas, gestionadas competitivamente, más locales y a menudo representan grandes actores en pequeños sectores. Además del crecimiento orgánico relativamente alto, comparado con las compañías más grandes, la consolidación de la industria y las adquisiciones de las grandes empresas, así como también la elevada atención de los inversionistas son potenciales fuentes adicionales de crecimiento que resultan independientes del amplio entorno macroeconómico. Muchas de las acciones de este sector se investigan poco o son impopulares, lo que nos da la oportunidad de descubrir oportunidades interesantes que otros pueden haber pasado por alto. Consideramos que esa es la esencia de invertir en mercados emergentes, descubrir acciones subvaloradas en mercados pujantes que podrían aumentar y convertirse en las estrellas del mañana.

El sector asiático de baja capitalización tiene un interés especial para nosotros, y hemos estado utilizando la reciente volatilidad del mercado para buscar oportunidades. Creemos que las reformas que tienen lugar en muchos mercados emergentes de la región podrían resultar beneficiosas para las compañías más pequeñas. Además, dado que las ganancias de compañías de pequeña capitalización son impulsadas principalmente por la demanda interna, la combinación de un buen crecimiento económico, el aumento de la clase media y los bajos precios del petróleo, que pueden ayudar a controlar la inflación y sostener un entorno de tasas más bajas, podrían significar un beneficio extra para las compañías más pequeñas de la región, liberando dólares de consumo para comprar sus mercancías. Dentro del sector de pequeña capitalización de Asia emergente, actualmente preferimos a las compañías orientadas hacia el consumidor dadas las oportunidades de crecimiento que vemos en muchos mercados, así como también en las compañías del sector sanitario, farmacéutico y biotecnológico.

Por supuesto, eso no significa que todas estas compañías tengan una buena gestión o que valga la pena invertir en ellas. Por lo tanto, comprar acciones de baja capitalización empleando una estrategia pasiva (basada en los índices) podría producir consecuencias no deseadas. Las acciones con bajas perspectivas de crecimiento, gestión corporativa deficiente y otros factores pueden ser componentes de un indicador de baja capitalización, pero puede no ser conveniente invertir en ellas a largo plazo. Además, el reajuste regular del índice puede generar una importante rotación de la cartera de inversionistas pasivos.

Buscamos generar alfa[1]  mediante nuestro proceso de selección de acciones ascendente, buscando compañías que pensamos que pueden aumentar su capitalización de mercado en un horizonte de cinco años, y solo buscamos un modesto volumen anual.

Slide0

El riesgo y las inversiones de baja capitalización

El riesgo es sin duda una parte importante de la discusión sobre las inversiones de baja capitalización. Nunca tuve un cliente que se queje del  riesgo de mayor crecimiento. Lo que preocupa a los clientes es el riesgo de menor crecimiento, y es aquí donde pensamos que agregamos valor como inversionistas activos. Nuestro equipo se mantiene constantemente enfocado en la calidad, buscando fundamentos que sean en casi todos los aspectos superiores al índice de referencia, incluyendo un rendimiento de capital (ROE) y márgenes de ganancia  más elevados, el crecimiento de las ganancias por acción (EPS), deuda inferior, mejor rendimiento de los dividendos, y lo más importante para nosotros en Templeton, valuaciones más bajas en términos de la relación precio-beneficio.

Al contrario de las suposiciones de muchos inversionistas, el índice de referencia de la baja capitalización de los mercados emergentes, según la medición del índice MSCI Emerging Markets Small Cap Index, en momentos ha sido menos volátil que el índice general, el índice MSCI Emerging Market Index, y también el Russell 2000® Index, un índice de referencia de baja capitalización de Estados Unidos[2]. Para nosotros, eso tiene sentido porque las compañías de baja capitalización están menos relacionadas entre sí, y menos integradas en los mercados globales que las compañías de gran capitalización en términos generales.

Slide2

También hay varias ineficiencias en los mercados de baja capitalización, lo que le ofrece mayor potencial de alfa. En Estados Unidos, las acciones de baja capitalización generalmente cotizan a una valoración superior que las de gran capitalización en términos de precio-beneficio, debido al mayor crecimiento que pueden ofrecer. En el caso de los mercados emergentes, a veces puede suceder lo contrario. En India, por ejemplo, las acciones de baja capitalización generalmente cotizan a un descuento para las acciones de gran capitalización. Una gran parte de este capital de inversión es lo que llamaríamos “dinero ocioso”, o dinero de inversión pasivo, concentrado en acciones de gran capitalización que no solo son más caras, sino que dependen de la volatilidad generada por los rápidos flujos de salida y de entrada de esas inversiones extranjeras. En consecuencia, hemos descubierto muchas oportunidades  aún no exploradas en las pequeñas capitalizaciones de India.

Las acciones de baja capitalización tienen el potencial de ofrecer lo que es cada vez más raro en la economía mundial en desaceleración: el crecimiento. Y no solo en India. Muchos mercados emergentes ofrecen este sólido potencial de crecimiento y hay muchas acciones de baja capitalización disponibles para aprovechar.

Los comentarios, las opiniones y los análisis de Mark Mobius constituyen opiniones personales, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento individual para inversión ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión.  Tampoco constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información brindada en este material representa información hasta la fecha de publicación y puede cambiar sin aviso. Esta tampoco pretende ser un análisis completo de cada hecho material sobre cualquier país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte con su propio asesor profesional para obtener más información sobre la disponibilidad de productos y servicios en la jurisdicción en la que se encuentra.

¿Qué riesgos comporta?

Todas las inversiones conllevan riesgo, incluso de pérdida del capital invertido. Los valores extranjeros implican riesgos especiales, entre ellos fluctuaciones de la moneda e incertidumbres económicas y políticas. La inversión en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos son una subcategoría, implican riesgos aún más elevados en relación a los mismos factores, además de aquellos asociados con estos mercados de menor tamaño, menor liquidez y falta de estabilidad en el marco legal, político, empresarial y social que sostengan los mercados de valores. Dado que estos marcos por lo general son menos avanzados en los mercados fronterizos, así como también existen diversos factores como el aumento del potencial de extrema volatilidad de los precios, la iliquidez, las barreas comerciales y los controles de intercambio, los riesgos asociados a los mercados emergentes se magnifican en los mercados fronterizos.

Las empresas más pequeñas, de porte medio o aquellas relativamente nuevas o no muy avezadas pueden ser especialmente sensibles a las condiciones económicas cambiantes, y sus posibilidades de crecimiento son menos seguras que las de las empresas de mayor tamaño o más consolidadas. Históricamente, estos valores han sufrido más volatilidad en sus precios que las acciones de compañías más grandes, especialmente a corto plazo.

Russell® es marca registrada/marca de servicios de Frank Russell Company.

[1] Alfa es una medida ajustada al riesgo del valor que un gestor de cartera añade o sustrae de la rentabilidad de un fondo.

[2] Fuentes: MSCI, Russell 2000®, a junio de 2015. Visite www.franklintempletondatasources.com para obtener más información. Los índices no se administran y no se puede invertir directamente en un índice. El rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *