Aventuras de inversión en mercados emergentes

Explorando oportunidades en Perú y Chile

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés

Paisaje en Perú
Paisaje en Perú

A comienzos de este año, mis compañeros y yo realizamos una visita a los países latinoamericanos de Perú y Chile en busca de oportunidades de inversión. La minería es una industria importante en ambos países, siendo el oro, la plata, el cobre y el zinc algunos de los principales minerales y metales que se extraen allí.

Organizar una visita a una mina ubicada en la cumbre de las montañas de Perú fue una de las tareas más complicadas que nuestro equipo tuvo que hacer. Las negociaciones con la compañía minera llevaron mucho tiempo y estuvimos a punto de rendirnos. Luego, un par de días antes de nuestra visita planeada, la empresa nos solicitó una acreditación de un seguro de vida y un examen médico, que en mi caso, al ser una persona de mayor edad, incluía un electrocardiograma. En ese momento estuvimos cerca de tirar la toalla, pero con determinación llegué al hotel en Lima, donde fui asistido por una facultativa que adhirió a mi cuerpo cables con ventosa para proceder al electrocardiograma solicitado. Fue una experiencia que sin duda no olvidaré, sobre todo cuando descubrió que su equipo médico no funcionaba correctamente. Aún así, me aprobó la prueba, ¡al suponer que sería capaz de resistir la elevada altitud!

Comprendí perfectamente que la empresa mostrase preocupación por la llegada de visitas a una explotación minera peligrosa. En cualquier caso, nos pusimos en camino hasta allí después de superar la prueba médica.

En la carretera rumbo a Ilo, Perú
En la carretera rumbo a Ilo, Perú

El terreno que encontré en el aeropuerto de la ciudad costera donde aterrizamos, y todo el camino que conducía a la mina, pudo haberse utilizado como escenario para una película sobre la luna o para una escena de “La Guerra de las Galaxias”. No había vegetación, solo terreno de color marrón claro, abrupto y rocoso. La autopista de dos carriles era excelente y serpenteaba alrededor de las montañas mientras subíamos. Por el camino vimos ocasionalmente viviendas pequeñas construidas con bloques de hormigón y tejados de metal acanalado. Tardamos una hora y media en coche desde la costa del Pacífico hasta subir a la mina, situada 3.400 metros por encima del nivel del mar.

Una vez que llegamos a la cima, descubrimos lo que podría describirse como una pequeña ciudad en medio de la nada que albergaba unos 20.000 residentes, entre ellos 1.500 mineros, 500 contratistas, el personal de apoyo y sus familiares. La ciudad contaba con diversas comodidades e instalaciones, entre ellas una iglesia, un campo de golf labrado en tierra seca pero con algunas zonas verdes, un campo de fútbol, un hospital, sucursales bancarias, escuelas, etc.

 La visita en su conjunto nos resultó a todos una experiencia emocionante e interesante. Nos quedamos impresionados por la elevada talla humana de las personas que trabajaban en la mina. Todos parecían muy motivados y orgullosos de su trabajo, con comentarios constantes sobre lo importante que eran los ICR (Indicadores Clave de Rendimiento), como el crecimiento de la producción y el coste por unidad. Nos pareció asombroso que la compañía pudiera retener y desarrollar personal de talento en un entorno tan poco hospitalario y aislado. También fue interesante ver el grado de minuciosidad que existía en los procesos operativos y de seguridad.

Camión empleado para operaciones de extracción en Perú
Camión empleado para operaciones de extracción en Perú

Los enormes camiones valorados en 4,5 millones de dólares que empleaban en la mina eran capaces de acarrear 400 toneladas de material en un solo viaje. Luego me enteré de que cada neumático de esos camiones cuesta en torno a 50.000 dólares. Debido a su tamaño, los camiones no pueden guiarse hasta la cima de la montaña, de modo que se desmontan y se transportan en piezas hasta la explotación minera donde se vuelven a ensamblar. El ensamblaje de un camión les lleva entre dos y tres meses. Aunque se mueven mediante un enorme motor diésel, técnicamente son vehículos eléctricos porque el motor diésel genera electricidad, y es esa energía lo que transmite potencia a las ruedas.

Mina en Perú
Mina en Perú

Equipados con cascos y chalecos de seguridad, visitamos la mina a cielo abierto propiamente dicha, la parte más impresionante de la visita. La cantera tenía casi tres kilómetros de diámetro y un kilómetro de profundidad. A decir verdad, el diseño de la mina revestía un carácter bastante técnico, teniendo en cuenta las carreteras de transporte, los ángulos del antepecho y las alturas, así como las zanjas. La empresa contaba con estaciones de monitorización electrónica de pendientes en toda la cantera para garantizar que no hubiera deslizamientos no deseados susceptibles de comprometer la estabilidad de alguno de sus muros. Tuvimos mucha suerte, porque cuando llegamos al punto de observación más alto pudimos verles dinamitar una sección de la cantera. En otra parte del emplazamiento había una gran cantidad de maquinaria, incluido un concentrador de minerales y un equipo de electro extracción con disolvente con el cual se purificaba el mineral para su fundición definitiva.

Visita a una explotación minera en Perú
Visita a una explotación minera en Perú

Los analistas del cobre han expresado inquietud por el impacto que tendrá en la demanda la ralentización de la economía china, que ha afectado al precio de esta materia prima. En la actualidad, China es el mayor consumidor de cobre, al acaparar el 45% de la demanda mundial.[1] El cobre es un componente clave en el sector de la construcción de viviendas, y pese a la moderación del crecimiento económico de China, su consumo total ha ido aumentando en el citado país, así como en Estados Unidos, Japón y Europa: una tendencia que cabe esperar que continúe.[2] Aunque la producción extraída en las minas de alto coste se había reducido, ya estaban entrando en el mercado nuevas minas más eficientes, lo cual estaba conteniendo los precios no solo del cobre, sino también de otros recursos naturales como el molibdeno, la plata, el zinc y el oro. A pesar de esta contracción de precios, las compañías mineras han seguido expandiendo su producción, bien porque ya habían empezado a crear una nueva mina y habían invertido tanto dinero que no tenía sentido abandonarla, o bien porque suponían que los precios con el tiempo remontarían, lo que justificaría la inversión. El capital de inversión es muy alto y el tiempo que se precisa para abrir una nueva mina normalmente es igual o superior a cinco años, lo que obliga a las empresas de este sector a adoptar un planteamiento a largo plazo. Desde luego, sigue habiendo una preocupación momentánea por los flojos precios.

La construcción es el sector donde más se utiliza el cobre, pero también se emplea en productos de consumo, entre ellos los automóviles, los electrodomésticos y los artículos electrónicos, por lo que desempeña un papel crucial en las tecnologías de la información y comunicaciones. Algunos directivos de la mina que visitamos se mostraron confiados en que surgiría una sólida recuperación económica en Estados Unidos y Europa, estimando que el crecimiento de la demanda en China rondaría el 3% en 2016.[3] Según su previsión, el cobre usado en la fabricación de automóviles y en tendidos eléctricos aumentará la demanda de cables de cobre, lo que compensará la floja demanda en el mercado inmobiliario. La escasez de chatarra de este mineral es otro factor que, a su juicio, restringe la oferta y podría relanzar los precios. Por otro lado, dados los bajos precios del cobre, las compañías mineras del mundo entero tienen menos incentivos para abrir nuevas minas, lo que a la poste también incidirá en la oferta. No obstante, los beneficios de las empresas de extracción de cobre se vieron acuciados como consecuencia de los bajos precios de este mineral.

Producción de cobre en Perú
Producción de cobre en Perú

El impacto ambiental de las minas fue objeto de un intenso debate en el país y entre los ejecutivos de la explotación minera. Cualquier expansión de las minas debe someterse a estudios de impacto ambiental y contar con la aprobación del Ministerio peruano de Energía y Minería, que también contrata consultores para estudiar los recursos hídricos subterráneos y de superficie. Nos enteramos de que la Agencia de Perú para la Evaluación y Control ambiental estaba llevando a cabo inspecciones diligentes de las minas debido a las infracciones detectadas, con imposición de multas por transgresiones al medio ambiente. En otros países se habían dado casos en que las empresas responsables de vertidos de ácidos debían pagar decenas de millones de dólares en indemnizaciones a las víctimas, además de imponerse otras acciones correctivas. Los accidentes, y los pleitos que acarrean después, constituye claramente un riesgo en la industria minera.

Perú constituye por lo general una buena jurisdicción para la actividad minera, pero los políticos han sembrado serias dudas, dando lugar a disturbios sociales y manifestaciones que han interrumpido el desarrollo de algunos proyectos de extracción. Sin embargo, los gerentes con los que hablamos antes de las elecciones presidenciales de Perú pensaban que podría incentivarse al gobierno para aprobar proyectos con el fin de mejorar las cifras de empleo ante la tendencia de recesión. Durante nuestra estancia en el país, el gobierno anunció su intención de reducir el tipo aplicado al impuesto de sociedades, desde el actual 30% al 26% hacia 2019.  Desde entonces, la victoria de Pedro Pablo Kuczynski, que toma posesión en julio, se considera que favorecerá a la industria de aquí en adelante, al haberse comprometido a implantar políticas favorables a la actividad empresarial y medidas para atraer un mayor volumen de inversión extranjera.

Después de descender serpenteando por la montaña, de regreso al aeropuerto de la ciudad, despegamos en dirección a Chile justo cuando el sol se ocultaba ante nuestros ojos. Sentí un poco de nostalgia al abandonar ese lugar aislado con gente tan trabajadora y afable que hacían todo lo posible para suministrar al mundo cobre y otros minerales desde un lugar tan desolado y bello al mismo tiempo.

El paisaje salado de Chile

Salinas en Chile
Salinas en Chile

Llegamos a Calama, Chile, una de las ciudades más áridas del mundo, con un promedio de precipitaciones anuales próximo a 5 mm (0,20 pulgadas). Nuestro destino era “El Salar de Atacama”, la llanura salina más grande de Chile. El paisaje estaba sembrado de montañas escarpadas que adoptaban formas curiosas. Con imaginación algunas de ellas parecían representar animales o personas. La zona es un destino turístico donde acuden visitantes para ver un paisaje similar a la luna, además de la propia salina. En la región también existen volcanes activos y geiseres calientes, además de albergar explotaciones de extracción de litio y cobre.

Durante nuestro trayecto en coche hacia el hotel, vimos que todas las casas parecían estar protegiendo y haciendo reverencia al estéril paisaje, en sintonía con él; casi daba la impresión de que estaban ocultándose del intenso sol. Se hizo de noche cuando por fin llegamos a nuestro pequeño hotel, una finca rústica con suelos y pasillos de piedra, paredes de madera seca y cabinas de estilo motel. Finalmente caí rendido en la cama a media noche y a la mañana siguiente me puse en camino para ver las salinas y las explotaciones mineras que había en la zona.

El Salar de Atacama (o “lago de sal”) es una llanura que se extiende unos 3.000 kilómetros cuadrados, con una combinación de sal blanca brillante, morena y grisácea. El lugar, que está rodeado de montañas con los Andes situados en el lado oriental, contiene la fuente de litio más pura del mundo, y se estima que posee casi un tercio de las reservas de litio del planeta. Algunos se refieren a este antiguo lago como “la Arabia Saudí del Litio”.

Allí visitamos una explotación minera provista de modernas oficinas bien diseñadas y cómodas instalaciones, entre ellas salas de estancia para las visitas. Un representante de la compañía que había volado desde Santiago nos explicó el funcionamiento completo de la explotación, especialmente los procedimientos de seguridad. Equipados con cascos y chalecos de seguridad, nos pusimos en marcha rumbo a las salinas. Observamos cómo los operarios formaban montículos de tierra para cercar parte de la salina, y de este modo permitir que la salmuera bombeada desde el subsuelo se seque al sol en cientos de estanques similares. A medida que se evapora, se transforma en tonos de luz azulados y verdosos, haciendo que los yacimientos se asemejen a la paleta de colores de un artista gigante. También se producen compuestos de potasio, junto con un líquido viscoso, el cloruro de litio. Este material se extrae mediante un buque cisterna que lo deposita en una planta próxima a la costa, donde se transforma en carbonato e hidróxido de litio en polvo fino, que luego se transporta y distribuye por todo el mundo.

En estos tiempos no sería exagerado decir que el litio es un producto candente.  Ante la escalada de la demanda de baterías y pilas recargables de litio, las empresas han estado luchando para obtener suministros. Aunque el litio solo representa alrededor del 5% de los materiales instalados en algunas baterías, constituye un componente vital. La demanda mundial de este mineral está abocada a dispararse debido al creciente uso del litio no solo para fabricar baterías en vehículos eléctricos y otros bienes de consumo (como los teléfonos móviles y portátiles), sino también por su potencial en el almacenamiento de electricidad empleada por las compañías eléctricas. Algunas de estas compañías han venido instalando grandes placas de baterías para poder ofrecer breves ráfagas de electricidad en horas de demanda punta. Una entidad tiene planes de proveerse de suficientes baterías de iones de litio como para igualar la producción de una central eléctrica impulsada por carbón.

Indagando en la historia de la compañía que visitamos, me percaté de que había mucho más de lo que nunca imaginé en relación con esas salinas, al haberse librado guerras para conquistarlas. Había oído hablar del “nitrato de sodio,” el “caliche,” la “salitre,” el “nitrado de soda” y algunos otros nombres, pero al final descubrí que hacían referencia a lo mismo: un sólido de color blanco que es agua soluble. Se emplea en diversas reacciones químicas para producir fertilizantes, explosivos, fuegos artificiales, vidrio, cerámica, conservantes de alimentos y propulsor sólido para cohetes. El tipo de material que se encuentra en el desierto de Atacama en Chile es bastante exclusivo. El nitrato de sodio está ligado en depósitos de minerales (llamado mineral de caliche) y durante casi 100 años el desierto de Atacama fue casi la única fuente de este mineral en todo el mundo. Durante finales de la década de 1800, el nitrato de sodio se empleaba para fertilizantes y para la fabricación de pólvora, pero a principios de la década de 1900 ciertos químicos alemanes hallaron una fórmula para producir amoníaco a partir del aire y convertirlo en salitre sintético, material que podría servir para producir pólvora. El nitrato de sodio se emplea con otros fines, por ejemplo, como aditivo de alimentos para conservar carnes, para la transmisión de calor en plantas de energía solar, en el tratamiento de aguas residuales e incluso para enjuagues bucales.

Es interesante observar cómo, a lo largo de los años, los minerales marinos se han ido usando para fines diversos y recientemente descubiertos, que han seguido aportando nuevos beneficios.

Los comentarios, las opiniones y los análisis presentados aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos sólo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

 Información legal importante

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. La inversión en títulos extranjeros conlleva riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos constituyen un subgrupo, entrañan riesgos más altos relacionados con los mismos factores, aparte de los asociados a su tamaño relativamente pequeño, su menor liquidez y la falta de estructuras jurídicas, políticas, empresariales y sociales consolidadas para respaldar los mercados financieros. Debido a que estas estructuras suelen estar incluso menos desarrolladas en mercados fronterizos, así como a otros factores, entre ellos el mayor potencial de sufrir una volatilidad de precios extrema, la falta de liquidez, barreras al comercio y controles de cambio, los riesgos asociados a mercados emergentes se ven acentuados en mercados fronterizos. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales.

[1] Fuente: Grupo de Estudio Internacional del Cobre, previsión 2015/2016.

[2] No hay garantía de que las estimaciones, proyecciones o previsiones vayan a cumplirse.

[3] No hay garantía de que las estimaciones, proyecciones o previsiones vayan a cumplirse.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *