Aventuras de inversión en mercados emergentes

Breve comentario sobre el Brexit y los mercados emergentes

Este artículo también está disponible en: Inglés, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

El viernes, 24 de junio, los mercados financieros de todo el mundo se despertaron con una resaca «post-Brexit». El Reino Unido había votado por salir de la Unión Europea (UE), sorprendiendo a muchos inversores, yo entre ellos. Creía que los aspectos negativos de que el Reino Unido abandonara la UE parecían pesar más que los positivos, e imaginaba que los británicos también lo verían así.

La incertidumbre de esta situación y sobre lo que sucederá después afectó a todos los mercados tras el voto, y los mercados emergentes no fueron una excepción: el índice MSCI Emerging Markets sufrió una brusca caída. No obstante, creo que una vez se haya calmado la conmoción inicial, el impacto a largo plazo debería de ser más limitado, puesto que el comercio e inversiones de los mercados emergentes están muy diversificados; el volumen comercial de la mayoría de ellos con el Reino Unido es relativamente pequeño.

No obstante, algunos mercados emergentes concretos tienen unos mayores vínculos con este país, y podrían sufrir un mayor impacto. Algunos países del sudeste asiático que tienen lazos históricos con el Reino Unido podrían resultar perjudicados. Determinadas empresas que operan en el Reino Unido podrían resultar afectadas: bancos, por ejemplo, con inversiones inmobiliarias o sucursales allí que contribuyen a financiar sus proyectos.

Si se rompen los vínculos comerciales, los fabricantes situados en el Reino Unido podrían retirarse, ya que podrían encontrar más ventajoso quedarse en la UE. Podría haber algunos aspectos positivos para ciertos mercados emergentes. Algunas actividades de producción y servicios podrían trasladarse del Reino Unido a países con mercados emergentes de Europa del Este, puesto que forman parte de la UE y los costes son más bajos en esa región.

Estas circunstancias no afectan mis perspectivas sobre los mercados emergentes en general o el potencial de inversión que contemplo a largo plazo. Creo que el voto sobre el Brexit muestra al mundo que la inestabilidad política no se concentra en los mercados emergentes, sino que también puede encontrarse en los desarrollados. Aunque la volatilidad podría perdurar durante un tiempo, en mi opinión, los mercados se van a reequilibrar. Parte de la volatilidad a corto plazo se debe al elemento de sorpresa del voto; los mercados simplemente no habían descontado correctamente la probabilidad de salida.

En mi opinión, el voto sobre el Brexit no debería de impactar en gran medida la política monetaria de los mercados emergentes o de los Estados Unidos. Una vez la volatilidad del Brexit se haya disipado, la Reserva Federal estadounidense seguirá probablemente basando sus análisis de política en los datos de empleo, crecimiento e inflación de los Estados Unidos. La gran cuestión para los analistas de mercado, por supuesto, es el efecto dominó en la UE. Si se cree que otros miembros podrían decidir salir de la UE, entonces la incertidumbre continuará y esto podría perjudicar a los mercados europeos y estadounidenses. No obstante, creo que los mercados emergentes deberían ser capaces de diferenciarse y ciertos países concretos deberían de poder repuntar dados sus fundamentales únicos.

Los comentarios, las opiniones y los análisis presentados aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos sólo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

Información legal importante

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales. La inversión en títulos extranjeros conlleva riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos constituyen un subgrupo, entrañan riesgos más altos relacionados con los mismos factores, aparte de los asociados a su tamaño relativamente pequeño, su menor liquidez y la falta de estructuras jurídicas, políticas, empresariales y sociales consolidadas para respaldar los mercados financieros. Debido a que estas estructuras suelen estar incluso menos desarrolladas en mercados fronterizos, así como a otros factores, entre ellos el mayor potencial de sufrir una volatilidad de precios extrema, la falta de liquidez, barreras al comercio y controles de cambio, los riesgos asociados a mercados emergentes se ven acentuados en mercados fronterizos.

Los comentarios, las opiniones y los análisis presentados aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos sólo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

Información legal importante

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales. La inversión en títulos extranjeros conlleva riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos constituyen un subgrupo, entrañan riesgos más altos relacionados con los mismos factores, aparte de los asociados a su tamaño relativamente pequeño, su menor liquidez y la falta de estructuras jurídicas, políticas, empresariales y sociales consolidadas para respaldar los mercados financieros. Debido a que estas estructuras suelen estar incluso menos desarrolladas en mercados fronterizos, así como a otros factores, entre ellos el mayor potencial de sufrir una volatilidad de precios extrema, la falta de liquidez, barreras al comercio y controles de cambio, los riesgos asociados a mercados emergentes se ven acentuados en mercados fronterizos.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *