Aventuras de inversión en mercados emergentes

América Latina

La actitud de la India de hacer «todo lo que sea necesario» ante la COVID-19

El gobierno de la India ha puesto en práctica una serie de medidas para contener la propagación del coronavirus, en un intento de encontrar un equilibrio entre los objetivos de salvar vidas y evitar una catástrofe económica. Hace poco, ha intensificado su lucha, ya que ha prorrogado el confinamiento de sus 1300 millones de habitantes hasta el 3 de mayo. Sukumar Rajah, de Franklin Templeton Emerging Markets Equity, reflexiona sobre las repercusiones que esto puede conllevar.

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Polaco

La transición acelerada de la COVID-19 de una epidemia regional a una pandemia mundial es un claro ejemplo de los brutales efectos secundarios que tiene vivir en un mundo integrado. China, el lugar donde se originó el coronavirus, adoptó una serie de medidas para contener el virus, incluido un extenso confinamiento que trastocó la cadena de suministro mundial.

La India, a su vez, tomó medidas audaces para frenar la propagación del virus. El 25 de marzo, impuso un confinamiento total mediante el cierre de las fronteras internacionales y la restricción de los desplazamientos nacionales.

Debido a la naturaleza de la mano de obra temporal de la India, el confinamiento inicial desató una migración en masa de millones de trabajadores de industrias tales como la construcción, el sector minorista, la industria textil y del cuero, y el turismo.

El Gobierno ha anunciado una prórroga del período de confinamiento hasta el 3 de mayo, más allá del período inicial de 21 días. Sin embargo, en el comunicado también se indica que se volverá a evaluar la situación el 20 de abril para aumentar las excepciones y reducir, de este modo, el impacto económico. El gobierno está supervisando el progreso de cada distrito, por lo que es probable que cada estado indio levante las restricciones según el distrito, de conformidad con una escala variable que se dividirá en zonas rojas, naranjas y verdes, en función del número de casos de COVID-19 y de la frecuencia de transmisión de la enfermedad. Los distintos grados de restablecimiento de cierta normalidad con determinadas condiciones contribuirán a la reactivación gradual de la economía.

Aunque ha habido muestras de descontento puntuales con respecto a las decisiones del gobierno, por lo general, la población ha aceptado las medidas. En general, se espera que el gobierno trate de abrir la economía india por fases, lo que sugiere que los dirigentes intentarán encontrar un equilibrio entre los objetivos de salvar vidas y evitar una catástrofe económica.

El gobierno también ha anunciado un plan de estímulo económico por valor de 1,7 billones de rupias (22 600 millones de dólares estadounidenses) en respuesta al confinamiento inicial, que proporcionará ayuda a millones de personas afectadas que provienen de los hogares con rentas más bajas. Entre estas medidas se incluyen una única transferencia directa de efectivo y alimentos y combustible gratis.

Nuevas medidas para combatir el coronavirus

Los bancos centrales mundiales han hecho todo lo posible por amortiguar las consecuencias económicas a través de la implantación de diversas medidas políticas, como los recortes en los tipos de interés. Y la India no ha sido una excepción.

El Banco de la Reserva de la India (RBI) ha declarado que hará «todo lo que sea necesario» para respaldar la economía y mantener su postura acomodaticia, lo que debería ayudar a restablecer la confianza en los mercados financieros e impulsar la liquidez.

El RBI ha abordado tres cuestiones en su respuesta política: el coste del crédito, la disponibilidad de crédito y la calidad del crédito existente en el sistema.

El banco central redujo la tasa de recompra de referencia 75 puntos básicos hasta el 4,4 %, lo que debería ayudar a abordar el coste del crédito y dar prioridad al crecimiento y a la estabilidad financiera.

El RBI también redujo las tasas de pactos de recompra inversa a niveles que deberían disuadir a los bancos de aparcar la liquidez en los títulos de deuda pública. Las operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO) del RBI ayudan a las organizaciones a gestionar los problemas relacionados con el flujo de caja debido a la pandemia del coronavirus. Los bancos tienen la posibilidad de pedir un préstamo en una ventanilla especial para comprar bonos de grado de inversión, lo que proporciona al mercado de renta fija una oportunidad de volver casi a la normalidad.

Por último, con relación a la calidad de crédito, el RBI ha garantizado que está disponible una moratoria de tres meses en el pago de préstamos, incluidos los préstamos hipotecarios, educativos y de automóviles, para todos aquellos prestatarios que necesiten ayuda en esta etapa de falta de liquidez. Dados los antecedentes y el peligro del riesgo moral de las moratorias, el banco central ha otorgado a los respectivos bancos locales la potestad de implantar esta moratoria del modo que consideren oportuno.

La financiación resalta la infraestructura de la atención médica

El gobierno de la India ha dado prioridad a la seguridad ciudadana a través de estrictas medidas sociales y fiscales en un momento en el que la visibilidad y el ánimo empresariales son especialmente deficientes.

El primer ministro indio, Narendra Modi, también ha prometido destinar 150 000 millones de rupias adicionales (2000 millones de dólares estadounidenses) a la infraestructura sanitaria, por ejemplo, instalaciones para realizar las pruebas, equipos de protección personal, camas de aislamiento, camas de UCI y respiradores.

Uno de los motivos del agresivo confinamiento de la India radica en la falta de recursos del sistema de salud pública del país, en comparación con los sistemas de los países desarrollados. La India dispone de un sistema de salud pública, pero la mayor parte de la población suele recurrir al sector privado. La mayoría de los médicos y de las camas de la India pertenecen al sector sanitario privado, que posee un margen enorme con respecto a los costes del tratamiento.

Sin embargo, desde el confinamiento inicial, los hospitales privados han reservado camas y habitaciones de aislamiento, como parte de la preparación para un aumento de los casos de COVID-19, y se han autorizado más laboratorios de diagnóstico para realizar pruebas a mayor escala. A corto plazo, se han aplazado las cirugías programadas y se ha paralizado el turismo de salud.

De cara al futuro, permaneceremos muy atentos a la evolución de los paquetes financieros a medida que la India entre en la siguiente fase de la lucha contra el coronavirus.

Cuando la economía se abra y los daños sean más evidentes, esperamos que, probablemente, se apliquen medidas de estímulo más específicas. Aunque el número total de casos continúa creciendo en la India, los últimos comunicados del Ministerio de Salud nacional sugieren que varios distritos de todo el país, donde se detectaron antes las infecciones de COVID-19, han contenido la propagación e incluso han parado de registrar nuevos casos en los últimos 14 días.

Modi ya ha ordenado a los distintos ministerios que trabajen en un plan que permita abrir poco a poco el país a los negocios y ha solicitado a los ministros que elaboren una lista de 10 decisiones principales y 10 esferas prioritarias en las que centrarse una vez se levante el confinamiento. Esto sugiere que el gobierno es consciente de que la contención por sí sola no es una estrategia a largo plazo y que se debe encontrar un difícil término medio entre la necesidad de salvar vidas y limitar el daño económico.

En lo que respecta a la inversión, la forma en la que se desarrollen las cosas dependerá realmente del momento en que se recupere la normalidad. Si podemos contener el virus y no se produce una segunda oleada de infecciones de COVID-19 con mayor intensidad, la actitud debería ser más positiva. En lo que respecta a las empresas, creemos que la resistencia de los balances es crucial, ya que la repercusión en los negocios dependerá en gran medida de cuándo se volverá a abrir la economía.


Kerala: Un estudio de caso sobre el aplanamiento de la curva

El 30 de enero, Kerala se convirtió en el primer estado indio en informar de un caso positivo del nuevo coronavirus, correspondiente a un estudiante que había vuelto de Wuhan. A lo largo de los dos meses siguientes, se registraron más de 350 casos de coronavirus, a medida que otros ciudadanos regresaron del extranjero. Los dirigentes de Kerala entraron en acción para combatir su propagación. Además de realizar controles de pasajeros en sus cuatro aeropuertos principales, los líderes del gobierno local cerraron las escuelas y prohibieron las reuniones de gran tamaño antes de que otros países desarrollados comenzasen sus confinamientos. También ofrecieron recursos para ayudar a prestar asistencia, no solo en la esfera sanitaria, sino también ofreciendo alimentos a las personas que los necesitaban, construyendo centros de acogida para los trabajadores migrantes y aumentando el ancho de banda de Internet para aquellas personas que trabajaban desde casa. En Kerala, no se han registrado casos de transmisión comunitaria, ya que el estado revisó a las personas que venían del extranjero y aisló a las personas infectadas, incluso de sus familias, durante un largo período, además de realizar un seguimiento de los infectados para determinar puntos de contacto con otras personas. La dura respuesta del estado ha comenzado a aplanar la curva en ese lugar y la India en conjunto está tratando de reproducir esa situación en todos los demás estados. Sin embargo, existen algunas dificultades a la hora de intentar imitar el éxito logrado en Kerala en algunos de los demás estados. Entre ellos se incluyen los diferentes estilos de liderazgo, la falta de confianza de los ciudadanos en su gobierno, las bajas tasas de alfabetización en ciertos estados, la capacidad de los sistemas de salud locales para gestionar la crisis y la burocracia local.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton directamente en su bandeja de correo, suscríbase al blog Aventuras de inversión en mercados emergentes.

Para acceder a novedades de inversión puntuales, síganos en Twitter @FTI_emerging y en LinkedIn.

Información legal importante

La finalidad de este material es satisfacer el interés general, por lo que no deberá interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación o invitación para comprar, vender o mantener valor alguno o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituye asesoramiento jurídico ni tributario.

Las opiniones expresadas son las del gestor de inversiones y los comentarios, opiniones y análisis se emiten a partir de la fecha de publicación (o de una fecha específica en algunos casos) y pueden cambiar sin previo aviso. La información facilitada en este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región o mercado.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments («FTI») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo.

Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos fuera de Estados Unidos por las filiales de FTI o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional o su contacto institucional de Franklin Templeton para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Emitido en EE. UU. por Franklin Templeton Distributors, Inc., One Franklin Parkway, San Mateo, California 94403-1906, (800) DIAL BEN/342-5236, franklintempleton.com. Franklin Templeton Distributors, Inc. es el distribuidor principal de los productos registrados en EE. UU. de Franklin Templeton Investments, que no están asegurados por FDIC, podrían perder valor, no cuentan con garantía bancaria y solo están disponibles en las jurisdicciones en las que esté permitida la oferta o solicitud de oferta de dichos productos en virtud de la legislación y la normativa aplicables.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales. Las inversiones en valores de títulos extranjeros conllevan riesgos especiales, como las fluctuaciones cambiarias, la inestabilidad económica y los acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos constituyen un subgrupo, implican riesgos más altos relacionados con los mismos factores, aparte de los asociados a su tamaño relativamente más pequeño, su menor liquidez y la falta de estructuras jurídicas, políticas, empresariales y sociales consolidadas para respaldar los mercados de valores. Debido a que estas estructuras suelen estar aún menos desarrolladas en mercados fronterizos, así como a otros factores, entre ellos el mayor potencial de sufrir una volatilidad de precios extrema, la falta de liquidez, barreras al comercio y controles de cambio, los riesgos asociados a mercados emergentes se ven acentuados en mercados fronterizos. La inversión en sectores de rápido crecimiento, entre los que se encuentra el tecnológico (que históricamente ha sido volátil), podría dar lugar a un aumento en la fluctuación de los precios, especialmente a corto plazo, debido al rápido ritmo de los cambios y al desarrollo de productos, así como a los cambios en la normativa estatal que se aplica a las empresas que hacen hincapié en el progreso científico o tecnológico.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *