Aventuras de inversión en mercados emergentes

América Latina

Las expectativas de normalización económica para 2021 impulsaron la confianza en los mercados emergentes en el último trimestre de 2020

Los mercados emergentes han conseguido superar el complicado año 2020 durante la pandemia de COVID-19 (en algunos casos, mejor que los mercados desarrollados). Nuestro equipo de Emerging Markets Equity explica qué aspectos han impulsado el optimismo durante el cuarto trimestre de 2020 y por qué se centra en Asia Oriental en particular mientras las economías siguen recuperándose durante el próximo año.

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Alemán, Italiano

Tres cuestiones sobre las que reflexionamos hoy

  1. Aunque en el último trimestre de 2020 el mercado chino quedó a la zaga de sus homólogos de los mercados emergentes, la renta variable china obtuvo uno de los mejores resultados de 2020. La tensión geopolítica entre China y Estados Unidos sigue siendo un obstáculo importante que probablemente persistirá durante la administración del presidente electo Joe Biden, aunque podría producirse un cambio hacia un tono más constructivo. No obstante, el Departamento de Defensa de EE. UU. añadió recientemente una serie de empresas chinas a una lista de empresas que se considera que tienen algún vínculo militar. El decreto impide que los inversores estadounidenses inviertan en las empresas de la lista a partir de finales de 2021. Aunque las operaciones comerciales no deberían verse directamente afectadas por esta prohibición, es probable que los precios de las acciones sufran cierta volatilidad
    a corto plazo como consecuencia de la venta forzada. Parece que China es la única economía principal que ha experimentado un crecimiento de su producto interior bruto (PIB) en 2020, respaldado por una economía nacional diversificada impulsada por la innovación y la digitalización. Si bien el endurecimiento normativo en el sector de internet ha planteado algunos problemas a corto plazo, podría reducir el riesgo del sector a largo plazo. Seguimos observando la aparición de empresas de alta calidad que están se encuentran en una buena posición para beneficiarse del auge del consumo interno y de la consolidación del mercado actual.
  2. En la India las infecciones por COVID-19 han ido aumentado, pero dado que la mortalidad se ha ido conteniendo, la reapertura de la economía se ha mantenido. Aunque la alteración de los modelos de negocio tradicionales ha afectado a algunas empresas, esperamos que se produzca una repercusión positiva en los proveedores de servicios tecnológicos de la India. Durante los últimos años, se ha ignorado al sector de los servicios de la tecnología de la información (TI) debido a la ralentización del crecimiento y las presiones sobre los márgenes, pero tanto el aumento de la tracción de los clientes como las iniciativas de ahorro de costes estructurales han ofrecido apoyo. A medida que la India se embarca en la indigenización de sus empresas y la sustitución de importaciones, el resurgimiento de la actividad manufacturera, así como las medidas globales para diversificar las cadenas de suministro, podrían impulsar la demanda de una variedad de categorías de productos, incluidos los componentes electrónicos y de defensa, las piezas de automóviles y los productos farmacéuticos. La normalización de la tensión crediticia como consecuencia de la caída de los tipos de interés y la mejora de la liquidez deberían tener una repercusión positiva en los bancos, un ámbito con respecto al que mantenemos una perspectiva positiva. Mientras tanto, los tipos reales negativos de la India proporcionarán un apoyo muy significativo a la economía y a los mercados en el futuro.
  3. A pesar del estruendo político, Brasil ha seguido centrándose en importantes reformas económicas que están generando un cambio estructural a la baja alejado de su tipo de interés real, que tradicionalmente ha sido alto. Su banco central también ha bajado su tipo de interés oficial a un mínimo histórico, lo que reduce el coste de la renegociación o reestructuración de los préstamos y podría ser un catalizador para el crecimiento del crédito a más largo plazo. La penetración del crédito en Brasil está muy por debajo de la de otros mercados, lo que apunta hacia un margen de subida en los próximos años. Creemos que esto respalda las perspectivas con respecto al sector financiero. En términos más generales, los tipos reales negativos brindarán apoyo estructural a las perspectivas de crecimiento de Brasil. También estamos siendo testigos de una tendencia a largo plazo de inversión en renta variable que beneficia
    a los participantes del sector de los servicios financieros. Sin embargo, en Brasil siguen existiendo ciertos desafíos, incluido el aumento de los niveles de deuda como consecuencia de las medidas de estímulo, junto con la incertidumbre en torno a las continuas reformas económicas en un entorno políticamente fragmentado. Esto, a su vez, puede ejercer una presión al alza en los tipos de interés a más largo plazo. El final previsto de la ayuda de emergencia en vigor para apoyar a los afectados por las medidas de cuarentena ligadas a la COVID-19 también podría repercutir en la recuperación económica.

Perspectivas

Durante el año 2020, los mercados emergentes clave, en particular los de Asia Oriental, han obtenido resultados considerablemente mejores que otros países en materia de salud, repercusión económica y mercados de renta variable. Durante la pandemia, muchas empresas han obtenido un buen desempeño y deberían salir de la crisis en una posición competitiva más sólida. Continuamos vigilando de cerca el ritmo de recuperación de lo que consideramos empresas de buena calidad que han experimentado una corrección significativa más allá de la repercusión limitada a corto plazo a su valor intrínseco.

Los desafíos de 2020 han puesto de manifiesto las ventajas estructurales y otras tendencias seculares beneficiosas en los mercados emergentes que creemos que serán favorables en 2021. La resiliencia de los mercados clave de Asia Oriental durante la crisis, junto con su capacidad para aprovechar los cambios seculares hacia la nueva economía, debería impulsar la fortaleza continua en 2021. Los rezagados (entre los que se incluyen la India y Brasil) se beneficiarán de un entorno excepcionalmente flexible de tipos reales negativos (y una moneda subvalorada, en el caso de Brasil), junto con las iniciativas de reforma actuales y el exceso de capacidad en la economía, lo cual impulsará el crecimiento.

Esta ampliación de la recuperación económica en los mercados emergentes debería continuar impulsando una mejor visibilidad de las ganancias en 2021 y representa una oportunidad convincente en los mercados emergentes en su conjunto, tanto desde una perspectiva táctica a corto plazo como desde un punto de vista estructural. En nuestra opinión, el hecho de que tantos mercados diferentes en este contexto ofrezcan al mismo tiempo un atractivo potencial de inversión, individualmente y en conjunto, plantea una perspectiva de inversión excepcional.

No obstante, creemos que la COVID-19 seguirá siendo una cuestión predominante en 2021. Aunque algunos países ya han iniciado la inoculación, la producción y la distribución de la vacuna a una escala suficiente suponen desafíos, al igual que su desarrollo. Por tanto, creemos que en muchos países seguirá habiendo brotes esporádicos del virus, lo que añadirá volatilidad a la tendencia subyacente de recuperación de la economía y del mercado.

Principales tendencias y novedades en los mercados emergentes

La reciente propensión al riesgo del cuarto trimestre de 2020 hizo que aumentase la renta variable de los mercados emergentes, que superó a las acciones de los mercados desarrollados. Los descubrimientos relativos a la vacuna contra la COVID-19 alentaron la esperanza de que se produjesen reaperturas económicas completas y eclipsaron las preocupaciones en torno al resurgimiento de los brotes, la propagación de la nueva cepa de coronavirus y las tensiones entre EE. UU. y China. Los estímulos económicos adicionales de EE. UU. y la mayor claridad en cuanto a los resultados de las elecciones de este país también impulsaron la actitud del mercado. Gracias al repunte del cuarto trimestre, la renta variable de los mercados emergentes erradicó las pérdidas causadas por la pandemia a principios de año y terminó el año 2020 con una drástica subida, por delante de las acciones de los mercados desarrollados. El MSCI Emerging Markets Index aumentó un 19,8 % durante este trimestre, mientras que el MSCI World Index rindió un 14,1 %, ambos en dólares estadounidenses1.

Movimientos más importantes en los mercados emergentes durante el Cuarto trimestre de 2020

En el cuarto trimestre, los mercados asiáticos en conjunto crecieron. Los índices con un gran peso de la tecnología de Corea del Sur y Taiwán se dispararon, dado que ambas economías experimentaron una fuerte demanda de sus exportaciones de tecnología. Las acciones de Indonesia y Tailandia subieron a medida que las expectativas con respecto a la normalización económica hicieron que los inversores se centrasen en mercados que habían quedado a la zaga del repunte de la región. El mercado de China fue el rezagado de la región, incluso a pesar de que su economía continuó recuperándose. El creciente escrutinio de su sector de internet por parte de China, junto con un decreto de EE. UU. que restringía las inversiones estadounidenses en algunas empresas chinas, provocó el malestar del mercado.

Las divisas y la renta variable de Latinoamérica se recuperaron gracias a la creciente confianza de los inversores y a la solidez de los precios de las materias primas. Las acciones de Colombia experimentaron un crecimiento gracias a la subida de los precios del petróleo, la principal exportación del país. El mercado brasileño fue otro elemento positivo, ya que el optimismo con respecto a su repunte económico compensó las preocupaciones en torno a su déficit fiscal tras la aplicación de un estímulo de gran envergadura para hacer frente a la pandemia. Las acciones mexicanas subieron gracias a la mejora de la actividad económica y las previsiones de una mayor estabilidad en las relaciones entre EE. UU. y México durante la administración de Biden.

Las acciones de los mercados emergentes europeos se inclinaron al alza. Las señales optimistas a nivel mundial y la distribución de la vacuna contra el coronavirus en diferentes partes de Europa contribuyeron a que los inversores pasaran por alto las crecientes infecciones por COVID-19 y las nuevas restricciones a la movilidad en la región. Además, los mercados acogieron con satisfacción el acuerdo comercial entre la Unión Europea y Reino Unido después de que este último abandonase el mercado único. La renta variable de Rusia aumentó debido a la subida de los precios del petróleo, gracias a la mejora de las perspectivas con respecto a la demanda de petróleo a nivel mundial. En la región de Oriente Medio y el Norte de África, el ánimo de tolerancia al riesgo impulsó la renta variable y la divisa de Sudáfrica. Durante el tercer trimestre, la economía registró un repunte más sólido de lo esperado.

Perspectivas regionales

Consulte el mapa haciendo clic en cada país para leer la actualización del mercado y nuestro sentimiento.
Verde = positivo, Rojo = negativo, Azul = neutral
La gráfica muestra las perspectivas de Franklin Templeton Emerging Markets Equity sobre cada región y se actualiza cada trimestre. Los puntos de vista en ella expuestos reflejan únicamente las perspectivas y opiniones de Franklin Templeton Emerging Markets Equity. No representa a ninguna cuenta o cartera real.

Perspectivas regionales Trimestre cerrado el 31 de diciembre de 2020
ISO Code Nazione Sentiment Score Opinion
CN China 0.5 Se espera que las condiciones económicas sigan siendo débiles e irregulares aunque la COVID-19 se estabilice, pues sigue siendo un problema mundial. Sin embargo, la respuesta del gobierno en materia de políticas probablemente suavice las consecuencias. Es posible que China sea el primer país en recuperarse, a menos que haya nuevas olas. En general, consideramos que es muy probable que China salga de esta crisis siendo más fuerte.
IN India 0.5 Los fundamentos a largo plazo, como la escasa penetración, la formalización y la digitalización de la economía y un gobierno estable, permanecen intactos. No obstante, las perspectivas con respecto a una sólida recuperación de las ganancias se ven contrarrestadas por las valoraciones del mercado, las cuales están a punto de alcanzar su nivel máximo.
ID Indonesia 0 La perspectiva a 12 meses sigue siendo incierta. El gobierno se ha apresurado a reabrir la economía a pesar del aumento de casos
y fallecimientos por COVID-19. En Indonesia, las medidas de contención de la COVID-19 son de las más débiles de la región de la ASEAN,
y la implantación del programa de estímulo del gobierno también ha sido lenta e ineficaz.
KR Corea del Sur 0.5 Los indicadores macroeconómicos se han deteriorado debido a la pandemia de COVID-19, pero esperamos que la situación se normalice cuando esta desaparezca. No obstante, las preocupaciones acerca de las reglamentaciones gubernamentales son cada vez mayores y la tensión geopolítica con Corea del Norte está aumentando, algo que creemos que merece una especial atención.
TH Tailandia 0 Aunque las perspectivas a nivel nacional a corto plazo parecen más positivas que las de sus homólogos de la ASEAN a medida que la economía se reabre, la perspectiva general es negativa por las siguientes razones: i) una perspectiva débil del comercio mundial; ii) un descenso de las llegadas de turistas; iii) la falta de inversiones privadas para fomentar el consumo nacional; iv) las incertidumbres políticas.
TW Taiwán 1 Las consecuencias negativas de la COVID-19 han ido disminuyendo y hemos observado indicios de recuperación en algunos productos relacionados con la tecnología, lo cual debería ser positivo para la economía taiwanesa, que está orientada hacia la exportación y la tecnología. Aunque la disputa comercial entre EE. UU. y China continúa, no se espera que las relaciones vayan a empeorar durante la administración de Biden, aunque la normalización que nos devuelva a la época previa al gobierno de Trump sigue siendo algo remoto. Sin embargo, la situación puede generar mayor confianza para las empresas y menos incertidumbre en la que trabajar. Creemos que es probable que las restricciones impuestas a Huawei hayan alcanzado su peor momento, lo que supondrá un riesgo al alza más que a la baja para las cadenas de suministro. En general, las valoraciones estiradas de los mercados pueden derivar en una corrección a corto plazo, pero la perspectiva a medio a largo plazo sigue siendo positiva, gracias a la implantación de la tecnología inalámbrica de quinta generación (5G) y la aceleración del traslado de la producción de China
PL Polonia 0.5 Al igual que sus homólogos de Europa del Este, la actitud mejoró en diciembre tras la contracción de noviembre, pero se mantuvo por debajo de los niveles registrados durante el verano. Todos los sectores, especialmente el de los servicios y la venta minorista, registraron un crecimiento. En el mercado laboral, la propensión a la contratación volvió a acercarse a los niveles máximos de septiembre, y los temores en torno al desempleo se suavizaron, aunque siguieron siendo superiores a los del tercer trimestre. La confianza de los consumidores podría empezar a mejorar a finales de marzo, con la llegada de la primavera, especialmente si se reducen las preocupaciones con respecto a la COVID-19.
CZ República Checa 0.5 El indicador de sentimiento económico de la Comisión Europea experimentó una mejora intermensual en diciembre. El sector industrial, como la mayoría de sus homólogos, siguió expandiéndose. No obstante, la confianza de los consumidores siguió siendo baja, aunque aumentó en diciembre. Puede que la confianza empiece a mejorar a finales de marzo, con la llegada de la primavera, especialmente si se reducen las preocupaciones con respecto a la COVID-19.
HU Hungría 0.5 En diciembre, la confianza económica volvió a alcanzar los niveles registrados durante el verano, gracias al crecimiento experimentado en la mayoría de los ámbitos. En general, la propensión a la contratación regresó a niveles expansivos en todos los sectores, especialmente el sector de los servicios, en el que registró un aumento de la confianza. En cambio, los temores de los hogares en torno al desempleo empeoraron ligeramente y, al contrario que en la zona euro, el sector industrial sigue estando muy por debajo de los niveles anteriores a la COVID-19. La confianza de los consumidores podría empezar a mejorar a finales de marzo, con la llegada de la primavera, especialmente si se reducen las preocupaciones con respecto a la COVID-19.
RU Rusia 1 En un contexto caracterizado por la estabilidad del rublo y las materias primas, las empresas deberían beneficiarse de las revisiones de las ganancias y la mejora de la rentabilidad de los dividendos. Las sanciones de EE. UU. y la UE siguen siendo un riesgo fundamental.
PE Perú 0.5 La volatilidad política ha dificultado la recuperación económica de Perú, que prestó menos atención al gasto público y a la inversión en infraestructura. Creemos que habrá un estruendo político continuo antes de las próximas elecciones de 2021. El impulso de los flujos de entrada de financiación favorables en los mercados emergentes y las materias primas podría ayudar a compensar la incertidumbre política.
BR Brasil 1 Se espera que la pandemia de COVID-19 tenga una repercusión duradera en la economía brasileña. La velocidad y la fuerza de recuperación dependerán de la reanudación por parte del gobierno de sus ambiciosas reformas económicas, las cuales deberían sentar las bases de un crecimiento económico a largo plazo más alto y una mejora del entorno empresarial para los negocios. El hecho de que los tipos de interés se encuentren en mínimos históricos debería continuar impulsando los flujos internos hacia la renta variable.
MX México 1 México tiene una economía de mercado abierta (más de una tercera parte del PIB) que está muy expuesta a Estados Unidos (más del 70 % de sus exportaciones se dirigen a este país). La sólida recuperación prevista en EE. UU. está impulsando la recuperación de la actividad económica en México. La duración de los trastornos causados por las restricciones de movimiento para contener la propagación del COVID-19 determinará la escala de la recuperación. Dado que la comunidad empresarial se ha dado cuenta de que la victoria por parte de la oposición es poco probable, han decidido comprometerse con la administración actual.
QA Catar 0.5 Las actividades ligadas a los preparativos de la FIFA 2022 y la expansión de la producción de gas natural licuado sientan las bases para un crecimiento y un repunte de las ganancias en los próximos tres o cuatro años. Las altas reservas soberanas y el bajo punto de equilibrio presupuestario del petróleo le confieren estabilidad a Catar durante las recesiones.
KW Kuwait 0.5 Kuwait presenta una situación fiscal sólida, pero el retraso en las reformas y la promulgación de la ley relativa a la deuda podría deteriorar las finanzas públicas. El PIB que no procede del petróleo está relativamente protegido, dado que el gobierno ofrece empleo
a la mayoría de los kuwaitíes. La inclusión en el MSCI EM Index experimentó una volatilidad del mercado mínima.
SA Arabia Saudi 0 La perspectiva es complicada y sigue estando condicionada por la recuperación de los precios del petróleo y el gasto del Fondo de Inversión Pública (PIF). Las abundantes reservas de divisas y los activos del PIF generan cierta tranquilidad.
AE EAU 0.5 El mercado de renta variable es más barato que el de sus homólogos de la región MENA, pero las perspectivas macroeconómicas son deficientes. Además, el mercado de renta variable ya se encuentra en gran medida en manos extranjeras, de modo que es complicado que se produzca una recalificación a corto plazo. El fin del ciclo de mejora de Kuwait puede significar que los EAU podrían recuperar determinados fondos nuevos de la región.
EG Egipto 0.5 Creemos que el crecimiento seguirá siendo positivo y se irá recuperando de forma progresiva, mientras que el gasto discrecional podría seguir sometido a presión. Creemos que habrá un retroceso de la inflación con la posibilidad de que se reduzcan aún más los tipos de interés, además de que esperamos que la divisa se mantenga fundamentalmente estable. La interrupción más prolongada del turismo es uno de los mayores riesgos, ya que es una importante fuente de divisas extranjeras.
KE Kenia 0.5 Las perspectivas están empezando a mejorar con lo que parece ser una recuperación más rápida de la actividad económica.
NG Nigeria 0 El riesgo de que la divisa se debilite sigue siendo alto, mientras que la debilidad del contexto político y macroeconómico genera un panorama difícil para las acciones.
ZA Sudáfrica 0.5 Parece que la perspectiva general está mejorando gracias a la recuperación posterior a la COVID-19 y algunas novedades positivas con respecto a las reformas. No obstante, la recuperación a largo plazo sigue dependiendo de la capacidad del gobierno para llevar a cabo otras reformas y comprometerse con ellas.

Información legal importante

La finalidad de este material es satisfacer el interés general, por lo que no deberá interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación o invitación para comprar, vender o mantener valor alguno o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituye asesoramiento jurídico ni tributario.

Las opiniones expresadas son las del gestor de inversiones y los comentarios, las opiniones y los análisis son válidos en el momento de su fecha de publicación y pueden cambiar sin previo aviso. La información facilitada en este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región o mercado. Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital.

Las empresas y los estudios de casos a los que se hace referencia en este artículo se utilizan únicamente con fines ilustrativos; cualquier inversión podría formar parte o no de una cartera que cuente con el asesoramiento de Franklin Templeton. La información facilitada en este artículo no constituye una recomendación ni un asesoramiento individual de inversión para un valor, estrategia o producto de inversión determinado, ni una evidencia de intención de negociación de ninguna cartera gestionada por Franklin Templeton.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton (FT) no haya verificado, validado ni auditado dicha información de forma independiente. FT no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments («FTI») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo.

Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos fuera de Estados Unidos por las filiales de FTI o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional o su contacto institucional de Franklin Templeton para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Emitido en EE. UU. por Franklin Templeton Distributors, Inc., One Franklin Parkway, San Mateo, California 94403-1906, (800) DIAL BEN/342-5236, franklintempleton.com. Franklin Templeton Distributors, Inc. es el distribuidor principal de los productos registrados en EE. UU. de Franklin Templeton Investments, que no están asegurados por FDIC, podrían perder valor, no cuentan con garantía bancaria y solo están disponibles en las jurisdicciones en las que esté permitida la oferta o solicitud de oferta de dichos productos en virtud de la legislación y la normativa aplicables.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones generales de mercado. La inversión en el extranjero entraña riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes entrañan riesgos más altos relacionados con esos mismos factores. En la medida en que una estrategia se concentre en países, regiones, industrias, sectores o tipos de inversión específicos en cada momento, puede estar expuesta a riesgos mayores por sucesos adversos acaecidos en esas áreas concretas en comparación con otra estrategia que invierta en una variedad más amplia de países, regiones, industrias, sectores o inversiones. Las empresas más nuevas y de menor envergadura pueden ser especialmente sensibles a los cambios en las condiciones económicas. Sus perspectivas de crecimiento son menos seguras que las asociadas a empresas más grandes y consolidadas, y pueden ser volátiles.

______________________________________________

1. Fuente: MSCI. El MSCI Emerging Markets Index recoge una muestra de valores de mediana y alta capitalización en 24 países de mercados emergentes. El MSCI World Index recoge una muestra de valores de mediana y alta capitalización en 23 países de mercados desarrollados. Los índices no están gestionados y no puede invertirse directamente en ellos. No incluyen comisiones, gastos ni costes de suscripción. La rentabilidad pasada no es un indicador ni garantía de la rentabilidad futura. MSCI no ofrece garantías ni asumirá responsabilidad alguna con respecto a ningún dato de MSCI reproducido aquí. Queda prohibida la redistribución o uso ulterior de este documento. Este informe no ha sido preparado ni está avalado por MSCI. La página www.franklintempletondatasources.com contiene avisos y condiciones importantes de los proveedores de datos.

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *